Infraestructuras

La seguridad vial no entiende de coronavirus

Los centros de conservación de carreteras se han mantienido activos desde el inicio del estado de alarma, aunque extremando las medidas de seguridad

Ignacio Ortiz es director del Centro de Conservación de Carreteras situado en Cádiar, en la zona sur de la provincia de Granada. Frente a los sanitarios y transportistas, a las ocho de la tarde dice que no se da por aplaudido. Sin embargo, su trabajo y el de sus compañeros en el mantenimiento de la red viaria de carreteras se considera esencial y se ha mantenido durante todo el periodo de confinamiento.

Se trata de un trabajo a la sombra. Invisible para la sociedad. E indispensable para mantener las carreteras en perfecto uso y en condiciones de seguridad vial también en tiempos de confinamiento. En plena emergencia sanitaria y con las carreteras semivacías "apenas se aprecia nuestro trabajo", cuenta Ignacio Ortiz. Sin embargo, en circunstancias normales se siente muy reconocido "ya que solucionamos muchos problemas y nos aprecian bastante en todos los pueblos de la Alpujarra".

Este funcionario de la Junta de Andalucía ha tenido que organizar su casa y su trabajo en circunstancias muy especiales, debido a la crisis sanitaria. La logística en casa se complica con cuatro hijos, cada uno con sus obligaciones y deberes educativos.

El Centro de Conservación se ha organizado en dos vertientes: se han adoptado medidas de seguridad para los trabajadores, que salen equipados con mascarillas, guantes y geles desinfectantes; y medidas de prevención ante la posible llegada de los contagios a la plantilla. "Hay que nadar y guardar la ropa", explica el director del centro: "Antes salíamos equipos de 5 personas y ahora procuramos salir solos y nunca pasamos de tres en caso necesario".

Trabajadores realizando obras de mantenimiento de carreteras.
Trabajadores realizando obras de mantenimiento de carreteras.

La actividad cotidiana que se lleva a cabo en un centro de conservación tiene que ver con el mantenimiento y reposición de algunos elementos que conforman las infraestructuras viales, así como la supervisión de la seguridad vial en las carreteras andaluzas. "Todos los días salimos para algo", dice Ignacio Ortiz, a pesar del descenso del tráfico. El usuario avisa de la incidencia al 112 que llama al centro de conservación y acuden a retirar una rama de un árbol de la calzada o a reparar alguna señal de tráfico.

La crisis sanitaria del coronavirus ha supuesto, entre otras muchas cosas, la reducción radical de los desplazamientos en España y en la comunidad autónoma andaluza. Sin embargo, los movimientos que se realizan son de extrema urgencia y necesidad en la red de carreteras de Andalucía. Es por esto que los 35 centros de conservación existentes se mantienen en pleno rendimiento y han sido considerados como servicio esencial por las autoridades administrativas.

Ya durante la primera semana del estado de alarma, el tráfico en las carreteras de titularidad autonómica descendió un 70%, sobre todo en carreteras alejadas de las aglomeraciones urbanas. Ignacio Ortiz es director del Centro de Conservación de Granada Sur en Cádiar y ha notado en primera línea este descenso del tráfico: "Se ven sobre todo furgonetas de reparto y la gente va más comedida, hay mucha vigilancia". En consecuencia también han bajado los accidentes de tráfico.

Además, los operarios de este centro de conservación están llevando a cabo una obra de emergencia en la carretera A-4131 de Órgiva a Albuñol. Una actuación que no puede esperar. Por motivo de las lluvias se vino abajo un talud de la carretera y están reparando el muro de mampostería. En este caso, es necesario acudir con un equipo de más personas, manteniendo las medidas de seguridad entre ellos.

En la zona de la Alpujarra granadina, este invierno de abril mantiene a los servicios de mantenimiento de carreteras en estado de alerta, por las previsiones de precipitaciones en forma de nieve. El 29 de marzo, en pleno confinamiento, tuvieron que salir con las máquinas quitanieves a la zona de Sierra Nevada. Y en esta semana de finales de abril, con el descenso de las temperaturas, se esperaban fuertes precipitaciones en la carretera A-337 del puerto de La Ragua.

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad