Salud

Jesús Aguirre: "Andalucía ha afrontado esta pandemia con previsión, antelación y coordinación"

El consejero ha comparecido en una subcomisión sanitaria de la Comisión de Estudio sobre la recuperación económica y social de Andalucía tras la pandemia del Covid-19

"Con toda la prudencia y siendo conscientes que nos queda camino por recorrer para superar la pandemia, podemos afirmar que Andalucía ha afrontado esta pandemia con previsión, antelación y coordinación". Así ha dado comienzo la comparecencia del consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ante la Subcomisión de Sanidad y Salud Pública de la Comisión de Estudio sobre la Recuperación Económica y Social de Andalucía a causa de la pandemia del Covid-19 que se ha celebrado en el Parlamento andaluz.

En su décimosegunda alocución en comisión parlamentaria para tratar la situación de la pandemia y las actuaciones emprendidas por el Gobierno andaluz estos meses, Aguirre ha señalado que "la actuación de la Junta se ha basado en tres pilares fundamentales: prevención, detección y contención de la infección". En este sentido, el objetivo primordial del Ejecutivo autonómico se ha basado en la protección de los mayores y de los trabajadores sanitarios, garantizar la mejor asistencia posible a la población así como localizar y evitar la propagación del contagio. Según el consejero, "durante toda la emergencia hemos actuado con lealtad al Gobierno de España y con absoluta transparencia".

Entre las actuaciones más destacadas, el titular de Salud y Familias ha enumerado la creación, a finales de enero, del Grupo Asesor de Seguimiento del Coronavirus y la presentación ante la Mesa Sectorial de Sanidad del Plan Específico de Vigilancia Activa del Coronavirus.

Como ejemplo de previsión, Aguirre ha resaltado la rápida toma de decisiones como la suspensión de seminarios y congresos, la eliminación de prácticas de profesionales sanitarios o la restricción de visitas en centros sanitarios, "decisiones tomadas desde comienzos del mes de marzo y cuando solo se registraban 13 contagios en Andalucía". La adopción de esas medidas culminó con la Orden de 13 de marzo de la Consejería de Salud y Familias.

Entre las medias pioneras adoptadas por el Gobierno de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre ha señalado el Sistema de Vigilancia Epidemiológico de Andalucía, los análisis ejecutados por el Servicio de Medicina Preventiva, la activación de protocolos de prevención para contactos directos y la puesta en marcha de un grupo de monitorización.

En cuanto a actuaciones sociosanitarias, ha enumerado el abordaje sanitario en residencias y la puesta en funcionamiento de hoteles medicalizados para el aislamiento de usuarios de residencias. En el caso de profesionales, la disposición de alojamiento gratuito y la realización de test serológicos con segunda vuelta.

En materia de innovación, los proyectos de 'Andalucía Respira' o la capacidad de realizar PCR propios, entre otros. A lo que ha añadido los proyectos de humanización como el "derecho al último adiós", la atención psicológica y las televisión gratuita en centros hospitalarios.

En otro orden de cosas, el consejero ha reconocido que "la gestión en Andalucía ha supuesto un cambio de paradigma en la sanidad andaluza". Ejemplo de ello ha sido la gestión para evitar colapsos, como son los planes de contingencia preparados para cada centro o la previsión de estocaje para 6 meses, el establecimiento de circuitos Covid o las medidas de Atención Primaria "que vienen para quedarse" como son la telemedicina, el "acto único" o la reserva en agenda para atención primaria.

Actuaciones tras el estado de alarma

El consejero de Salud y Familias también ha visualizado en sede parlamentaria el escenario al que se enfrenta Andalucía una vez culminado el estado de alarma el pasado fin de semana. En este sentido, Jesús Aguirre ha expuesto que, en el marco de las decisiones que adopte el Comité Ejecutivo para el Control, Evaluación y Seguimiento de Situaciones Especiales, "todas las actuaciones se fundamentarán en el Plan Andaluz de Vigilancia y Prevención de Rebrotes, el Plan Verano 2020 del Servicio Andaluz de Salud y en el Plan de Alta Frecuentación Otoño-Invierno 2020-2021".

De igual manera ha recordado que la nueva Orden por la que se adoptan medidas preventivas de Salud Pública aprobada el pasado viernes en Consejo de Gobierno extraordinario da respuesta "a un equilibrio entre la necesaria protección de la salud pública y el incremento de las actividades que favorezca la recuperación de la vida social y económica".

"Se trata de un documento vivo, en constante revisión, tanto para avanzar en medidas de desescalada y total normalidad como para invertir otras, si la situación así lo demanda" a lo que ha añadido que "la Orden recoge un conjunto de medidas consensuadas, planificadas y muy estudiadas desde hace semanas, pero que no dudaremos en restringir si los datos sanitarios no son favorables o si se produce algún rebrote en las próximas semanas". Las más de 400 medidas aprobadas tienen como base sanitaria el mantenimiento de las distancia de 1,5 metros interpersonal, la higiene frecuente de manos y el uso de mascarillas.

Entre esas medidas, se incluye la actuación en residencias con el objetivo de velar por el cumplimiento de la normativa y la prevención de la salud de los residentes. De esta manera, tal y como se recoge en la normativa, los centros quedarán sujetos a la inspección de los servicios sanitarios que, en su caso, pueda proceder.

"Tal y como hemos hecho desde que comenzó esta situación en Andalucía, primamos en todo momento la salud de los andaluces para evitar la proliferación de contagios. Estamos en un escenario en el que hemos superado los puntos más álgidos de la pandemia pero no hemos vencido al coronavirus, por ello debemos ser muy prudentes: por nuestros seres queridos, por nosotros y por nuestra economía y bienestar social", ha concluido.

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad