Social

Rocío Ruiz aboga por romper el "techo de cristal" en la ciencia y reconocer el papel de la mujer

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación inaugura en la Olavide salas con nombres de científicas

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha inaugurado en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, y junto a su rector, Vicente Guzmán, varias salas que se han rotulado con nombres de científicas representativas en el área de la investigación y de la ciencia. Además, Ruiz ha participado en las jornadas 'Las Mujeres que nos trajeron hasta aquí', organizadas por la propia Universidad y el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD).

Así, la consejera ha destacado "la necesidad de contar con referentes femeninos en la ciencia para dar una mayor visibilidad al papel de la mujer en este ámbito y potenciar su presencia para romper la brecha de género existente y avanzar en la igualdad real".

En esa línea, Ruiz ha subrayado "la existencia de un 'techo de cristal' en el ámbito científico que hace que las mujeres que se deciden por este tipo de estudios no lleguen a cotas altas en la investigación ni reciban tantas becas". Por ello, ha afirmado que "desde esta consejería se va a apostar por evitar esta situación y por promocionar a las chicas y las mujeres en la ciencia y en la tecnología".

Según Ruiz, "se trata de una cuestión cultural y educativa que hay que promover en las familias desde las primeras etapas para que se creen este tipo de expectativas y haya más mujeres en las carreras tecnológicas y de ciencias".

"Dentro del desempleo y de la situación laboral precaria que registra Andalucía, las mujeres sufren mucho más estos problemas porque falla la formación inicial y sabemos que las carreras universitarias de tipo científico y tecnológico tienen muchas más salidas que otras, por lo que algo falla si tenemos en cuenta que más de la mitad de las mujeres son universitarias y, sin embargo, después no eligen este tipo de carreras", ha explicado la consejera.

Las doce salas y seminarios ubicados en el edificio del CABD (centro mixto de investigación que está participado por la Junta de Andalucía, el CSIC y la UPO) del campus de la UPO cuentan desde hoy con una placa acompañada de una imagen y la biografía de cada una de las científicas homenajeadas: la bióloga estadounidense Lynn Margulis, en la Biblioteca; la química británica Rosalind Franklin, en el Salón de Actos; la entomóloga alemana Maria Sibylla Merian, en el Insectarium; la campesina afroamericana Henrietta Lacks, en la Sala del Bienestar; la embrióloga alemana Hilde Mangold, en el Seminario 1ª planta; la embrióloga estadounidense Julia Platt, en el Seminario 2ª planta; la citogenetista americana Bárbara McClintock, en la Plataforma Genómica; la química británica Dorothy Hodgkin, en la Plataforma Proteómica; la embrióloga alemana Salome Gluecksohn-Waelsch, en Microscopía; la neurofisióloga italiana Rita Levi-Montalcini, en Cultivos Stem Cells; la embrióloga británica Rosa Beddington, en el Animalario; y la matemática estadounidense Margaret Oakley Dayhoff, en Bioinformática.

Las jornadas 'Las Mujeres que nos trajeron hasta aquí' son una actividad organizada por el CABD que se celebra con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, y que pretende homenajear a todas aquellas mujeres que han contribuido al desarrollo de la ciencia.

Al acto también han asistido el viceconsejero de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Francisco José Martínez; la delegada del CSIC en Andalucía, Margarita Paneque; la presidenta del Consejo Social de la UPO, Amparo Rubiales; el director del CABD, James Castelli-Gair; y la vicerrectora de Cultura y Compromiso Social de la UPO, Elodia Hernández. Posteriormente, la consejera Rocío Ruiz se ha reunido con el equipo de la Comisión de Igualdad del CABD y de la UPO.

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad