Tierra y Mar

La Junta confirma la mejora de la calidad del aire en Andalucía durante el estado de alarma

Un estudio muestra un descenso medio del 60% en el dióxido de nitrógeno, utilizado para valorar la incidencia del tráfico

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado al Consejo de Gobierno del estudio realizado durante el estado de alarma por Covid-19, con el fin de evaluar el impacto que tiene en la calidad del aire el descenso de la actividad de la población y, en concreto, la disminución del tráfico. Las principales conclusiones de este análisis apuntan que, aunque los datos oscilan en gran parte en función de la ubicación concreta de las estaciones de medida, el período se inició con un descenso brusco de los niveles de contaminación que, en algunos casos, alcanzaron incluso el 90%. En esos primeros días, la reducción media del dióxido de nitrógeno, utilizado en el estudio para valorar la incidencia del tráfico en la contaminación, ronda el 60% en la región.

Para ello, se ha realizado un análisis comparativo de los datos de contaminantes obtenidos del 16 de marzo al 14 de junio con los promedios del mismo período entre los años 2015 y 2019. El objetivo es obtener conclusiones que permitan proyectar modelos alternativos que hagan más sostenibles las ciudades.

Destaca en sentido contrario la semana del 18 al 24 de mayo, en la que se observa un incremento significativo coincidiendo con una mayor relajación de las medidas del estado de alarma y un aumento de la actividad de los distintos sectores económicos. En este momento, la disminución del dióxido de nitrógeno ronda el 18%.

En el caso concreto del territorio granadino, los resultados del estudio permiten afirmar que la calidad del aire ha mejorado ostensiblemente en la aglomeración urbana de Granada durante el estado de alarma en comparación con períodos similares de años anteriores. En los últimos tres meses, esta provincia ha registrado un descenso medio del dióxido de nitrógeno del 50%, destacando las dos primeras semanas (16-29 de marzo) con reducciones que superaban el 80%.

Durante la última semana de estudio (8-14 de junio) todas las estaciones de la provincia reflejan niveles de dióxido de nitrógeno menores a la media establecida en períodos anteriores a 2020, elevando el promedio a una reducción del 60%.

Actuaciones de la Junta

La Revolución Verde que está impulsando el Gobierno andaluz incluye la puesta en marcha de diversas actuaciones dirigidas a mejorar la calidad del aire de Granada y su área metropolitana, dentro del ámbito de competencias de la consejería con competencias en desarrollo sostenible.

Entre ellas se encuentra la Estrategia Andaluza de Calidad del Aire, finalizando actualmente la tramitación previa a su aprobación administrativa y que constituirá el marco de referencia de los futuros planes de mejora. Este documento contendrá un análisis exhaustivo del estado actual de la calidad del aire en la región y los sectores responsables, así como propuestas de objetivos de reducción de emisiones en función de la situación de cada zona.

Por otro lado, la Consejería trabaja también en 13 Planes de Mejora de Calidad del Aire, entre los que se encuentra uno centrado en la capital granadina y su área metropolitana. Estas herramientas de planificación, cuyos trabajos de apoyo a la elaboración se encuentran en licitación, definirán las medidas necesarias para disminuir la concentración de contaminantes y mejorar la calidad del aire que respiran los vecinos.

Dado el riesgo que existe de superar los valores límite establecidos, la zona de Granada contará también con un plan de acción a corto plazo dirigido a paliar los problemas de exceso de contaminantes en cooperación con otras administraciones implicadas.

En este mismo sentido, desde el Gobierno andaluz se apuesta también por la creación de una mesa de trabajo con el Ayuntamiento de Granada y otras administraciones afectadas por la definición y puesta en marcha de las actuaciones que se acometerán para mejorar la calidad del aire en esta capital andaluza y su área metropolitana.

El objetivo es colaborar tanto en la elaboración de los instrumentos de planificación como en el desarrollo de las medidas y el seguimiento de la información que se obtenga.

Mejoras en el control

En el marco de la Revolución Verde que está impulsando la Junta de Andalucía, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible contempla, entre otras inversiones, destinar cuatro millones de euros a modernizar la Red de Vigilancia y Control de la Calidad del Aire, algo más de 2,2 millones a la elaboración de los planes de mejora de la calidad del aire y 500.000 euros a la digitalización de los tramitadores de emisiones a la atmósfera.

Además, a estos montantes específicos se suma el coste anual de las actuaciones de mantenimiento y operación de la Red de Vigilancia y Control, a las que se destinan cada año en torno a 1,5 millones de euros.

La apuesta del Gobierno andaluz por la vigilancia de la calidad del aire en el territorio andaluz queda patente en la declaración de este servicio como actividad esencial durante el estado de alarma decretado para luchar contra la propagación del Covid-19. Gracias a esta definición y al esfuerzo de los profesionales implicados en estas tareas, la evaluación, el seguimiento y el control de estos niveles han continuado desarrollándose sin interrupción.

La Red de Vigilancia de calidad del aire de Andalucía está compuesta por 99 estaciones y 988 analizadores de contaminación atmosférica ubicados a lo largo de toda la geografía andaluza. A estos medios se suman tres unidades móviles. Entre los elementos que miden estos sistemas de control se encuentran hasta 15 contaminantes atmosféricos, tanto gases como partículas, a los que se añaden, en algunos casos, determinados parámetros relacionados con la meteorología.

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad