Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

p. ej. ofertas de empleo, ayudas, escolarización...

Boletín Oficial de la Junta de Andalucía - Histórico del BOJA Boletín número 225 de 16/11/2011

1. Disposiciones generales

Consejería de Cultura

Acuerdo de 15 de noviembre de 2011, del Consejo de Gobierno, por el que se declara el día 16 de noviembre como Día del Flamenco en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Atención: La información contenida en estas páginas no tiene validez legal. Ver más

El artículo 10.3.3.º del Estatuto de Autonomía para Andalucía, aprobado por la Ley Orgánica 2/2007, de 19 de marzo, dispone que la Comunidad Autónoma, en defensa del interés general, ejercerá sus poderes con el objetivo básico del afianzamiento de la conciencia de identidad y de la cultura andaluza a través del conocimiento, investigación y difusión del patrimonio histórico, antropológico y lingüístico.

A su vez, el artículo 37.1 del Estatuto de Autonomía para Andalucía establece que los poderes de la Comunidad Autónoma orientarán sus políticas públicas a garantizar y asegurar los derechos reconocidos en el capítulo II del título primero, y alcanzar los objetivos establecidos en el artículo 10, mediante la aplicación efectiva de determinados principios rectores y, entre ellos, en su apartado 1.18.º, contempla el de la conservación y puesta en valor del patrimonio cultural, histórico y artístico de Andalucía, especialmente del flamenco.

Asimismo según el artículo 68.1 del Estatuto, corresponde a la Comunidad Autónoma la competencia exclusiva en materia de conocimiento, conservación, investigación, formación, promoción y difusión del flamenco como elemento singular del patrimonio cultural andaluz.

Conforme al artículo 1.1 del Decreto 138/2010, de 13 de abril, por el que se establece la estructura orgánica de la Consejería de Cultura, corresponde a esta Consejería la preparación y ejecución de la política del Gobierno andaluz en materia de cultura, y de acuerdo con el apartado 2, letra e), del mismo precepto, la investigación, fomento y divulgación de las artes plásticas, de las artes combinadas, del teatro, la música, la danza, el folclore, el flamenco y la cinematografía y las artes audiovisuales.

Una de las prioridades de la Consejería de Cultura para la presente Legislatura ha sido la inclusión por parte de la UNESCO del flamenco en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, conciliando su carácter de arte universal formado en Andalucía.

El 16 de noviembre de 2010, en Nairobi se reunía la Comisión del Patrimonio Inmaterial de la UNESCO para evaluar las diferentes candidaturas presentadas durante el año 2009. El expediente propuesto por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, consensuado con sus homólogas en Murcia y Extremadura y respaldado por el Ministerio de Cultura, había cumplido con las directrices marcadas por la UNESCO y el flamenco pasaba a engrosar la Lista de las manifestaciones culturales internacionales declaradas Patrimonio de la Humanidad.

La declaración del flamenco como Patrimonio de la Humanidad es la mayor aspiración y reconocimiento desde el punto de vista patrimonial que supone una mejora cualitativa en la consideración del arte jondo tanto a nivel nacional como internacional pues estamos ante una manifestación cultural que no tiene fronteras pero sí cuna: Andalucía.

Nuestra tierra puede presumir de una cultura musical propia, puede vindicar ser la cuna de un arte de alcance universal, algo que pocas regiones en el mundo tienen opción de hacer. El flamenco es una creación popular, desarrollada y pulida por artistas excepcionales, con una extraordinaria conjunción de valores de comunicación y encuentro. Pero igualmente es una actividad profesional, una disciplina exigente, abierta y compleja. Aúna ceremonia íntima y espectáculo público. Es una poderosa conexión de sentimientos al límite, espoleados en la creación, mimetizados en la interpretación y expresados en mensajes breves pero intensos.

Nacido en Andalucía a principios del siglo XIX, pero con raíces en otras regiones de España (Murcia y Extremadura, así como Madrid o Cataluña), el arte jondo ha creado una estética y un lenguaje musical propios y ha acumulado un legado artístico enorme. Es una estética que tiene sus técnicas, un ritual que tiene sus usos, unas expresiones que tienen sus formas y un caudal de conocimiento.

El flamenco ha acumulado un conjunto de expresiones musicales y literarias, de representaciones, de técnicas de ejecución y de usos que necesita ser salvaguardado en los campos de su conocimiento, protección y difusión. Es un arte muy presente en la sociedad actual, en la que se muestra tanto en el ámbito público como en el privado; está cada vez más presente en las principales programaciones de artes escénicas nacionales e internacionales y, a la vez, sigue manteniendo su esencia, formando parte de la esfera privada en celebraciones y rituales de paso en los que se estima tuvo su origen en el siglo XVIII, aunque conociéndose referencias anteriores.

La columna vertebral del flamenco está constituida por distintas sagas y generaciones de hombres y mujeres que se expresan a través del cante, del baile y del toque, y que son depositarios y transmisores de una cultura musical que excede su mera codificación sonora.

Es aquí donde germina el flamenco como un elemento cultural singular hasta alcanzar su dimensión actual para elevarse a la consideración de patrimonio inmaterial. En consecuencia, ha requerido del compromiso de las distintas instituciones implicadas para su oportuna conservación, conocimiento y promoción. La Consejería de Cultura ha desarrollado varias líneas de actuación para la protección y difusión del flamenco como elemento singular del patrimonio cultural.

Por esto, hace más de dos décadas la Junta de Andalucía creó el Centro Andaluz de Flamenco, con sede en Jerez de la Frontera (Cádiz). Es, en la actualidad, el mayor centro de documentación del flamenco en el mundo con sus más de 320.000 archivos en distintos soportes y sistemas de grabación.

Un paso más allá ha supuesto la existencia del Instituto Andaluz del Flamenco, que aglutina todas las políticas públicas andaluzas relacionadas con el estudio, investigación, conservación, formación y promoción del mismo. Es la única institución pública con la exclusiva finalidad de velar por la preservación y difusión del flamenco, dentro y fuera de España.

La declaración de la UNESCO ha venido a respaldar un sentimiento compartido por aficionados que llegan de todas las partes del mundo y que, además, supone el compromiso de todas las instituciones públicas que han participado, para continuar con la labor iniciada por la Junta de Andalucía hace más de veinte años.

Por todo ello, para reforzar las líneas de actuación ya establecidas en materia de flamenco por la Junta de Andalucía e implicar a toda la sociedad en el crecimiento de este activo cultural y consolidarlo como motor de la industria cultural en nuestra tierra, se considera de interés la aprobación de un acuerdo que declare el día 16 de noviembre Día del Flamenco en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

En su virtud, a propuesta del Consejero de Cultura, y en el ejercicio de la competencia atribuida por el artículo 27.23 de la Ley 6/2006, de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, el Consejo de Gobierno, en su reunión del día 15 de noviembre de 2011, adopta el siguiente

ACUERDO

Primero. Declarar el día 16 de noviembre como Día del Flamenco en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Segundo. La Consejería de Cultura promoverá la participación de las instituciones públicas y privadas, corporaciones locales y ciudadanía en general, para la celebración del Día del Flamenco mediante la difusión pública de cuantas actividades culturales vinculadas al flamenco deseen realizar.

Tercero. Atribuir al Consejero de Cultura la coordinación y desarrollo de las actividades que se enmarquen en esta efeméride, sin perjuicio de cuantas actuaciones desarrollen otras instituciones públicas y privadas que se sumen a esta iniciativa.

Sevilla, 15 de noviembre de 2011

José Antonio Griñán Martínez

Presidente de la Junta de Andalucía

Paulino Plata Cánovas

Consejero de Cultura

Descargar PDF