Infraestructuras

Naciones Unidas reconoce al Metro de Sevilla como "agente neutro" en la huella de carbono

El suburbano hispalense reduce cada año el consumo eléctrico (acumula un 30% de ahorro energético desde 2015) y compensa las emisiones directas con medidas ambientales

Metro de Sevilla, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, ha sido declarado por las Naciones Unidas como agente neutro en la huella de carbono, gracias a las medidas compensatorias puestas en marcha para minimizar las emisiones directas de CO2 (dióxido de carbono) a la atmósfera.

El Metro ha neutralizado 200 toneladas de CO2 de sus emisiones directas en 2020, gracias a su participación en el programa de compensación de carbono promovido por Naciones Unidas, en el Marco de Desarrollo Limpio Climático. Esta participación se ha realizado a través de Globalvia, accionista mayoritario de Metro de Sevilla, en el que también participa la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía con un 11,76% del capital, y junto a otras sociedades del grupo.

La compensación de la huella de carbono que el Metro de Sevilla genera debido a la emisión de CO2 a la atmósfera se lleva a cabo gracias a que la concesionaria tiene un contrato de suministro de energía procedente al cien por cien de fuentes renovables, y también a dos proyectos de cooperación internacional que se están desarrollando en Chile por parte de Globalvia.

Desde 2015, Metro de Sevilla contrata el suministro eléctrico a empresas comercializadoras de energía de origen plenamente renovable, con certificado de garantía de origen. De esta manera, evita anualmente 5.000 toneladas de emisiones indirectas, originadas fundamentalmente en el proceso de producción de la energía eléctrica, necesaria para su actividad.

Por otra parte, la compensación de CO2 que no se cubre exclusivamente con el contrato de suministro eléctrico se ha materializado mediante el saldo obtenido en dos proyectos de plantas de biomasa en Arauco (Chile) durante el año 2020, obteniendo así el Certificado de Cancelación Voluntaria de la ONU.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, que gestiona el Metro de Sevilla a través de la Agencia de Obra Pública, destaca el compromiso climático del Metro de Sevilla, que lleva años trabajando y poniendo en marcha una serie de medidas que optimizan el consumo eléctrico, reduciéndolo en el último ejercicio en un 9%, ya que ha pasado de 13,9 GWh en 2019 a 12,7 GWh en 2020.

Desde el año 2013, la reducción acumulada en consumo energético ha sido de un 30%. Entre estas medidas destacan las que se han implementado en los sistemas de alimentación eléctrica a los trenes para maximizar la recuperación de energía que se produce durante su frenado, las mejoras en el software para que la conducción de los trenes sea más suave, evitando cambios bruscos de velocidad, y la utilización de tecnologías eficientes, como los variadores de frecuencia para mejorar la eficiencia de todas las máquinas rotativas o el empleo de luminarias LED en todas las estaciones.

Todos estos datos, sumados a la adhesión en 2020 a la iniciativa Science Based (SBTi), que busca la transición hacia una economía baja en carbono promoviendo el establecimiento de objetivos de reducción de emisiones de efecto invernadero, consolidan a Metro de Sevilla como referente de movilidad sostenible en la ciudad, concepto que va más allá de los beneficios ambientales y que tiene como fin último, la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad