Flora y fauna

Andalucía es una de las regiones de mayor biodiversidad del continente europeo, tanto por el número de especies distintas presentes en su territorio como por la existencia de numerosas especies exclusivas, de manera que sus áreas de distribución mundial se restringen a determinados enclaves de nuestra geografía.

Por otro lado, en el territorio andaluz se localizan especies que han desaparecido de otras partes de la Península Ibérica o han sufrido una drástica disminución, como el lince ibérico, el águila imperial ibérica o el fartet.

A continuación puedes conocer con más detalle la acción de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en relación con las distintas especies, con el objeto de preservar el patrimonio natural de Andalucía:

Red de centros de conservación, recuperación y reintroducción

Los centros de conservación, recuperación y reintroducción de especies silvestres son un elemento clave para la conservación de la biodiversidad andaluza. Su finalidad principal es la de servir de apoyo a las actuaciones de recuperación, conservación, protección y manejo de las especies incluidas en alguna de las categorías de amenaza.

Planes de conservación y recuperación de especies amenazadas

Más de un centenar de especies de flora y fauna silvestre están incluidas en los planes de recuperación y conservación aprobados hasta el momento. Entre las especies afectadas se encuentran:

  • Aves necrófagas, esteparias y de humedales
  • Peces e invertebrados de medios acuáticos epicontinentales
  • Invertebrados y fanerográmas del medio marino
  • Lince ibérico
  • Águila imperial ibérica
  • Pinsapo
  • Bosques isla
  • Flora de altas cumbres

Puedes obtener más información a través de los siguientes enlaces:

Lucha contra el veneno

El uso de cebos envenenados es una práctica extendida que por ser no selectiva supone una mortal amenaza para muchas especies emblemáticas y amenazadas en Andalucía, como el águila imperial ibérica, quebrantahuesos, buitre negro, alimoche o lince ibérico. A pesar de que su erradicación es compleja, las medidas implantadas con la Estrategia Andaluza contra el Veneno han supuesto una reducción del 50% en el empleo de estas sustancias en la región, colocando a Andalucía a la cabeza de la lucha contra estas prácticas en Europa.

Índice

Te puede interesar