Ayudas al alquiler

Personas en situación de especial vulnerabilidad, con ingresos limitados y a jóvenes

Estas ayudas se componen de dos programas diferenciados:

  • Ayuda general a personas con ingresos limitados y a mayores de 65 años, que podrá complementarse cuando se trate de personas en situación de especial vulnerabilidad
  • Ayuda a jóvenes menores de 35 años

Para los colectivos con mayores dificultades para acceder a una vivienda y cuyo alquiler mensual no supere los 600 euros, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio subvenciona el 40% de la renta de alquiler de tu vivienda. Esta ayuda puede complementarse, hasta alcanzar un máximo del 75% a las personas que acrediten estar en situación de especial vulnerabilidad y hasta el 50% si eres menor de 35 años o mayor de 65 años. En cada caso es necesario acreditar el cumplimiento de una serie de requisitos en cuanto a edad, circunstancias personales, nivel de ingresos, etc.

Personas víctimas de violencia de género, personas objeto de desahucio de su vivienda habitual y otras personas especialmente vulnerables

Estas ayudas se conceden a personas especialmente vulnerables como consecuencia de ser víctimas de violencia de género, personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, o con otras circunstancias de vulnerabilidad, que tengan dificultades para hacer frente al pago del alquiler de su vivienda habitual, y cuya condición se acredite por los servicios sociales comunitarios correspondientes.

Personas con pensión no contributiva que residen en vivienda alquilada

Las personas pensionistas de jubilación e invalidez de la Seguridad Social pueden solicitar un complemento de pensión, en su modalidad no contributiva, siempre que cumplan estos requisitos en la fecha de solicitud:

  • Percibir una pensión no contributiva de jubilación o invalidez.
  • Tener como residencia habitual una vivienda alquilada.
  • No poseer vivienda en propiedad.
  • No mantener con la persona arrendadora relación conyugal o de parentesco hasta tercer grado.

Más información en:

Desgravaciones fiscales para personas inquilinas y propietarias

Para personas inquilinas

Si eres menor de 35 años, mayor de 65 o tienes la consideración de víctima de violencia doméstica, víctima del terrorismo o de personas afectadas, puedes deducir hasta un 15% del dinero que destinas al alquiler, con un límite máximo de 600 euros anuales.

Para ello, debes reunir una serie de requisitos. Consúltalos en la web de la Consejería de Hacienda y Financiación Europea.

Para personas propietarias

Las personas propietarias están exentas de pagar el IVA, pero sí están obligadas a declarar los beneficios obtenidos por el alquiler (gastos deducibles menos ingresos obtenidos). Recuerda que tanto los pagos por siniestros ocurridos dentro de la casa como el importe de las mejoras realizadas en la vivienda son gastos no deducibles.

Ten en cuenta que la deducción por alquiler es incompatible con otras deducciones por vivienda habitual.