Presentación Consejera de Educación

Adelaida de la Calle (adelaida.jpg)

La consolidación de un sistema educativo inclusivo es uno de los objetivos irrenunciables en la educación andaluza. Todo el alumnado, con independencia de sus circunstancias personales, sociales o de otra índole, debe acceder y mantenerse en una educación de calidad que potencie el máximo desarrollo de sus capacidades y permita alcanzar la mayor cualificación posible, en el marco de una formación integral que atienda a todos los ámbitos del desarrollo. En este camino hacia la inclusión, merece una especial atención el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, por ser el que requerirá a lo largo de su escolarización (de forma permanente o puntual) una atención educativa diferente a la ordinaria para alcanzar las finalidades que el sistema educativo se plantea. La atención a este alumnado es la que centra el contenido de este portal.

Los centros docentes, el profesorado, las familias… deben poner en práctica medidas que favorezcan la máxima participación posible de todo el alumnado y que permitan la interacción y el aprendizaje en un contexto abierto y flexible. Pero, en ese contexto pueden detectarse  en determinados alumnos y alumnas algunos indicios de necesidades distintas a las del resto del alumnado. En las diferentes secciones de este portal se incluyen mecanismos para esa detección temprana de posibles necesidades, así como herramientas útiles para abordarlas de manera inmediata. Posteriormente, una vez aplicadas medidas educativas generales, podría proceder la elaboración de una evaluación psicopedagógica y, en su caso, de un dictamen de escolarización (en el caso de que el alumno o alumna presente necesidades educativas especiales).

Todo ello forma parte de un camino, de un proceso. Un proceso que queda unificado y homologado en las Instrucciones de 22 de junio de 2015, de la Dirección General de Participación y Equidad, por las que se establece el protocolo de detección, identificación del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo y organización de la respuesta educativa. Un protocolo que avanza en la rigurosidad de los procedimientos, en las garantías de participación de los diferentes sectores implicados y en la potenciación de la respuesta educativa más inclusiva posible en el marco de los centros y aulas ordinarias.

Del mismo modo, este protocolo supone un  paso en la unificación de los criterios para determinar las modalidades de escolarización del alumnado, estableciendo orientaciones claras para decidir acerca de la mejor ubicación y respuesta educativa al alumnado objeto de un dictamen de escolarización.

Este portal se concibe como un apoyo, como una fuente de información en constante actualización. Es nuestra intención hacer de él una herramienta viva que se convierta en una fuente de consulta habitual para el profesorado, las y los profesionales de la orientación educativa y las familias.

Pero este portal y el propio protocolo, no son más que instrumentos para ayudar al desempeño profesional de los que realmente tienen el protagonismo en este proceso: tanto el profesorado como las y los profesionales de la orientación educativa.

Confiamos en que os sirva para avanzar en la calidad y rigor de vuestro excelente trabajo.

 

Adelaida de la Calle Martín
Consejera de Educación