Consejería de Salud / Información General - Comunicados de la Consejería de Salud

Comunicados de la Consejería de Salud

Comunicado Fecha de Publicación
Ante las manifestaciones registradas hoy en Granada, Huelva y Málaga y Sevilla, la Consejería de Salud desea manifestar que: 15/01/2017
Comunicado de la Consejería de Salud ante las declaraciones del secretario Político de Podemos, Iñigo Errejón, sobre las reivindicaciones sanitarias en Andalucía, 14/01/2017
Ante las declaraciones realizadas por la portavoz parlamentaria de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, sobre la sanidad pública andaluza, la Consejería de Salud desea manifestar que: 12/01/2017
Ante las declaraciones de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, sobre el aumento del copago farmacéutico para personas pensionistas, la Consejería de Salud desea manifestar lo siguiente: 09/01/2017
Ante las declaraciones del vicesecretario de Coordinación Política del PP andaluz, Toni Martín, la Consejería de Salud quiere manifestar que: 09/01/2017






Ante las manifestaciones registradas hoy en Granada, Huelva y Málaga y Sevilla, la Consejería de Salud desea manifestar que:

Compartir esta noticia:

Comunicado ante las protestas sanitarias en Granada, Huelva, Málaga y Sevilla

Ante todo, reiterar que la Junta de Andalucía muestra su absoluto respeto a las reivindicaciones ciudadanas y de profesionales. La Consejería de Salud seguirá abierta al diálogo, que está dando sus frutos, y seguirá trabajando intensamente, como ha venido haciendo hasta ahora, para mejorar la calidad de la sanidad pública andaluza, manteniendo contactos y reuniones en todas las provincias andaluzas.

La Consejería de Salud seguirá escuchando las peticiones de los colectivos ciudadanos y está trabajando en todas las provincias para dar respuesta a estas peticiones y explicar los pasos que se dan de la mano de los profesionales para la mejora del sistema sanitario público.

Hay que reiterar que la fusión hospitalaria está paralizada en las dos provincias donde ha existido: Granada y Huelva; y que a pesar de denunciarse recortes en los últimos años, el  Gobierno andaluz ha incrementado su presupuesto sanitario en los últimos tres años  un 13,4%. Concretamente, para 2017 la partida de sanidad crece un 5,5%, casi 500 millones más que en 2016, hasta alcanzar la cifra de 9.304,7 millones de euros. Así, la Junta destina 1 de cada 3 euros del presupuesto autonómico a la sanidad pública, realizando un gran esfuerzo inversor, con un punto del PIB más que la media española, situándose éste en el 6,3%, frente al 5,5% de la media del conjunto de comunidades autónomas. Todo ello, a pesar de un sistema de financiación injusto que priva a Andalucía de más de 1.000 millones de euros cada año.

El Gobierno andaluz seguirá apostando por una sanidad pública, universal, gratuita, digna y de calidad, y ha realizado un esfuerzo por defenderla, como se ha demostrado en los años de crisis económica. Frente a los ataques y los recortes del Gobierno del PP, que ha roto el principio de universalidad del Sistema Nacional de Salud, la Junta ha seguido defendiendo la calidad y la sostenibilidad de sus servicios sanitarios públicos, generando derechos sanitarios para los más de 8 millones de andaluces y andaluzas, con una de las cartera de servicios más amplias del Estado, apostando por el empleo público y con el mantenimiento de una red de centros sanitarios que es la más extensa del país.

Andalucía ha hecho un esfuerzo ímprobo por mantener la plantilla de 95.600 empleados del Servicio Andaluz de Salud, una empresa sanitaria, la mayor del país, que genera el 18,3% del empleo sanitario. De este modo, se ha trabajado y se sigue trabajando por la recuperación de los derechos de los profesionales de la salud, por la mejora de su situación laboral y por la consolidación del empleo (jornada laboral completa, recuperación de pagas extras, vuelta a las 35 horas a partir del lunes, inicio de interinización de más de 15.000 eventuales estructurales, consecutivas ofertas de empleo que permitirán estabilizar a más de 10.100 trabajadores e incremento de plantillas que se producirán). Todo ello, mientras en otras comunidades gobernadas por el PP se ha despedido a interinos y mientras el PP ha mantenido una restrictiva tasa de reposición que no permitía sustituir a la totalidad del personal jubilado.

En Andalucía, la Junta seguirá también invirtiendo en infraestructuras sanitaria. En los años de mayor dificultad económica, esta inversión ha alcanzando la cifra de más de 586,41 millones de euros durante el periodo 2012-2015. Los andaluces han podido estrenar 21 nuevos equipamientos sanitarios en 2016 y en los próximos meses se pondrán en marcha más infraestructuras sanitarias. La primera de ellas, este martes, el nuevo Hospital de Ronda, en Málaga, y en los próximos meses el Hospital de la Línea y los centros de salud de Bornos, Jerez Este, Trebujena, en Cádiz, y los centros de salud de Expansión Norte y Bailén, en Jaén.

El Gobierno andaluz seguirá rechazando con rotundidad la politización que se está haciendo de estas reivindicaciones y protestas ciudadanas, con partidos políticos, como el PP, Podemos-IU, que lanzan mensajes catastrofistas. Sorprende que partidos de ideologías tan opuestas y que salen a la calle hoy defendiendo la calidad, la universalidad y los sistemas públicos de salud, ignoren esta realidad en Andalucía y se alineen en un intento de desprestigiar la sanidad pública, haciendo el juego al PP, que favorece todo lo contrario y defiende el negocio de la sanidad privada, a la vez que destruye la universalidad y penaliza a los colectivos más vulnerables.

Las reivindicaciones ciudadanas son diferentes en cada provincia, como también lo es la organización hospitalaria, por lo que seguiremos analizando en cada una de ellas los escenarios posibles para satisfacer las expectativas de profesionales y las necesidades de la población.

En el caso de Granada, tras la reciente apertura de un hospital que ha supuesto para la Junta una inversión superior a los 260 millones de euros, se seguirán manteniendo encuentros y reuniones para alcanzar el consenso mayoritario necesario y el mejor modelo organizativo posible para cumplir con lo acordado y con lo que fue la petición inicial de los colectivos que se manifiestan: dos hospitales completos con urgencias finalistas.

El objetivo de todos debe ser lograr la mejor asistencia sanitaria, desde criterios científicos que garanticen la seguridad y la calidad, y desde los principios de equidad, accesibilidad y eficiencia.

La Consejería ha apostado por un diálogo constante para dar respuesta a las cuestiones que se plantean y mantiene continuas reuniones tanto representantes sindicales, como colectivos ciudadanos y profesionales. Se ha avanzado en acuerdos a nivel sindical y la gerente del Complejo se está reuniendo con todos los profesionales de los diferentes servicios de dicho centro, además de que se ha acordado un incremento de recursos allí donde eran necesarios y se está trabajando por los dos hospitales completos con urgencias finalistas.

Por tanto, están identificados los problemas, relacionados principalmente con la distribución de la cartera de servicios, pero también con áreas como las urgencias, pruebas diagnósticas y consultas. En todos ellos se sigue trabajando, defendiendo que deben ser los profesionales quienes identifiquen los elementos de mejora y propongan las soluciones organizativas y estructurales.

El próximo paso se dará el martes, en una reunión en la que acudirá la gerente y la directora general de personal y en la que, en lo que debe ser la etapa final de este proceso de negociación, se comenzará a cerrar la cartera de servicios de cara a dos hospitales completos con urgencias finalistas. La Administración sanitaria ha tomado nota de la reivindicación inicial y se está trabajando para conseguirlo con reuniones con los profesionales, que han tenido la oportunidad de plantear lo que querían. Las reuniones han sido fructíferas y muchas de las cosas que se han acordado llevan su tiempo para su implantación, pero de este este proceso, sin duda, mejorará la atención sanitaria.

En Huelva, se han mantenido varias reuniones con la plataforma y con los sindicatos y se sigue trabajando porque el objetivo claro que tiene la Junta es incrementar la cartera de servicios que se presta en los hospitales onubenses de Huelva para evitar que los pacientes se tengan que desplazar a otros centros de de Andalucía en la medida de lo posible, una reivindicación histórica de esta provincia. En esa línea, desde Salud se espera que se siga avanzando en esta línea y se pueda alcanzar un acuerdo.

Se han establecido una serie de medidas inmediatas y futuras. Entre las primeras medidas están las del área de Pediatría. El proyecto de mejora de la asistencia pediátrica se iniciará en breve e incluye la ampliación/reordenación de las urgencias pediátricas, la creación de una UCI pediátrica y la incorporación de nuevas pruebas diagnósticas y terapéuticas e intervenciones quirúrgicas que puedan realizarse en el Complejo Hospitalario y que hasta el momento exigen desplazamientos a otras provincias. Dichas medidas evitarán la derivación a Sevilla de más 600 menores al año a Sevilla y puedan así ser atendidos en Huelva.

Entre las principales novedades se encuentra también la creación de un Hospital de Día Médico orientado a la administración de tratamientos ambulatorios en determinadas patologías, los cuales han experimentado un notable crecimiento en los últimos años ligado fundamentalmente al desarrollo de las terapias biológicas en enfermedades como el Crohn, artritis reumatoide, soriasis, colitis ulcerosa, etc. Asimismo, contribuirá a disminuir los ingresos en determinados grupos de pacientes.

Con esta nueva estructura se diferenciarán el Hospital de Día monográfico Oncohematológico del Hospital de Día Médico, que actualmente se encuentran en un dispositivo común, ofreciéndose una mejor atención a ambos grupos de pacientes con entornos más adaptados a sus peculiaridades, en instalaciones más amplias y confortables.

La Unidad de Cuidados Intermedios, que se ubicará junto a la UCI del Hospital Juan Ramón Jiménez, constituye otro dispositivo de nueva creación que tiene como finalidad atender de manera específica a pacientes de diferentes especialidades (Cardiología, Medicina Interna, Neumología,…) que requieren una monitorización y una estrecha vigilancia superiores a las que se realizan en una planta de hospitalización.

La implantación del cribado obstétrico-ginecológico o la ampliación del transporte sanitario intercentros asistido las 24 horas del día con ubicación en Huelva son otras medidas previstas.

La propuesta de nuevos servicios se hará de forma consensuada con los profesionales y sus órganos de representación y se basará en la incidencia y prevalencia de las patologías que se traten para garantizar la seguridad del paciente y unos resultados clínicos dentro de los estándares de calidad establecidos. De igual modo, hay que insistir en el compromiso de que las mejoras van a ir acompañadas de los recursos necesarios para su puesta en funcionamiento.

Igualmente, la administración andaluza ha reafirmado su apuesta de poner en marcha el Hospital de Alta Resolución de Lepe en cuanto el Ayuntamiento de la localidad realice las obras de urbanización (accesos, agua, luz y saneamiento); reactivar las obras del Hospital de Alta Resolución de Aracena, y agilizar las acciones necesarias para la construcción del Hospital de Alta Resolución de Bollulos del Condado, para lo que ya se cuenta con un convenio de colaboración suscrito con el consistorio condal. Asimismo, destacan los proyectos de construcción de los nuevos centros de salud de Isla Chica, en la capital, o Gibraleón.

También se ha impulsado en paralelo un plan estructural para mejorar las listas de esperas quirúrgicas, en consultas y en pruebas diagnósticas mediante la adopción de medidas de organización y gestión y la incorporación de nuevos profesionales.

Todas estas medidas se acompañarán con otras destinadas específicamente a la red de atención primaria, con especial incidencia en reforzar la cobertura a los habitantes de la Sierra de Huelva. Así, el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva ha iniciado un plan para mejorar tanto la atención programada como la urgente de las localidades ubicadas en esta comarca, promoviendo la permanencia de los profesionales en dicha zona a través del proceso de interinización que ha puesto en marcha el SAS e incrementando los efectivos que componen los denominados dispositivos de apoyo.

Otra de las actuaciones más inminentes va a posibilitar que el centro de salud de Aracena disponga nuevamente de una consulta de Obstetricia para el seguimiento y control de las mujeres embarazadas de la zona norte de la Sierra, de manera que no tengan que desplazarse al Hospital de Riotinto para acceder a esta clase de pruebas. Para ello se ha adquirido un ecógrafo digital de alta resolución.

También en el ámbito de la atención primaria, pero ya a nivel provincial, se están consensuado protocolos para incrementar el acceso a las pruebas diagnósticas por parte de los profesionales de este nivel asistencial, se agilizará la coordinación con la atención especializada y se revisará el tamaño de los cupos de los profesionales de los centros de salud, incluyendo la complejidad de los pacientes que los componen, para adecuar su tamaño a los estándares establecidos. Todo ello se enmarca en el desarrollo del plan de renovación de la atención primaria impulsado por esta Consejería.

Por último, en lo referente al Hospital de Riotinto, se analizará igualmente la incorporación de nuevos servicios con el objetivo de aumentar su capacidad de resolución y evitar la derivación de los pacientes hasta los hospitales de Huelva, para lo que se contará con la colaboración de los servicios clínicos de dichos hospitales y de los recursos necesarios, garantizando en todo momento la seguridad del paciente y los resultados clínicos de dichos servicios. Prueba de ello ha sido la reciente ampliación de los tratamientos oncológicos en el centro comarcal, que ya permite ofrecer una atención integral en esta especialidad a los usuarios de su área de influencia, evitando así el traslado de gran parte de los pacientes hacia la capital.

En 2016 la administración andaluza ha puesto en marcha en Huelva dos nuevos centros de salud -en Escacena y Cumbres Mayores- que han requerido una inversión de 2,8 millones de euros (y ha reformado el de Jabugo -50.000 euros-). Dicho esfuerzo inversor en nuevas construcciones y equipamientos se eleva a más de 33 millones en el cómputo de los últimos cuatro años, a los que hay que añadir los 21,7 millones del Hospital de Alta Resolución de la Costa, en Lepe.

En Málaga, la Consejería de Salud, son varias las reuniones mantenidas en esta provincia para atender las demandas de los diferentes colectivos ciudadanos (PLACASAMA) y el propio Colegio de Médicos, así como el colectivo de médicos jubilados.

En todas se han expuesto las diferentes actuaciones emprendidas en materia sanitaria en la provincia y las líneas inmediatas y futuras que contribuirán a mejorarla, para lo que el Gobierno andaluz seguirá avanzando de la mano de todos los agentes profesionales y sociales, en la vía de diálogo y escucha activa que mantiene la Junta.

Es necesario analizar el futuro de la asistencia hospitalaria de la ciudad de Málaga y elegir la mejor alternativa posible. Para ello, se ha invitado a los médicos jubilados a participar en los grupos de trabajo que se constituirán para este fin y lograr el consenso mayoritario.

Los compromisos asumidos por la Consejería de Salud con Málaga son evidentes, destinado en los últimos años a la provincia de Málaga en obras de mejoras y adquisición de nueva tecnología más de 90 millones de euros, inversiones que repercuten directamente en el beneficio de los malagueños, con una asistencia de mayor calidad, seguridad y cercanía. En los últimos siete meses han entrado en funcionamiento el hospital del Guadalhorce y, el próximo martes 17 de enero, el Hospital de Ronda. Infraestructuras que beneficiarán a más de 200.000 malagueños y en las que la Junta de Andalucía ha invertido más de 70 millones de euros. Pocas provincias españolas, pueden decir que han inaugurado dos centros hospitalarios en menos de un año.

Son 8 centros hospitalarios los que garantizan la asistencia sanitaria en toda la provincia. Además, el pasado mes de diciembre se firmó un convenio con el Ayuntamiento de Estepona para la construcción del Hospital, que construirá el Ayuntamiento y equipará la Junta, y se está trabajando intensamente para el desbloqueo de la ampliación del Hospital Costa del Sol.

En Málaga capital, los hospitales de referencia de miles de malagueños, el Regional y el Virgen de la Victoria, que realizan al año más de 2 millones y medio de actos médicos, han invertido en estos dos último años (2015-16) más de 8,5 millones de euros.

Esos centros hospitalarios garantizan la asistencia en la capital malagueña y la Administración mantiene una revisión constante junto a los profesionales para, en función de las necesidades, ajustarlas a la realidad en la que estamos, y a las necesidades futuras de asistencia sanitaria. Prueba de esta adaptación es el reciente nombramiento del gerente del Hospital Clínico para hacer más ágil la gestión de ambos hospitales porque el volumen de actividad y la población así lo aconsejan.

Para 2017 está prevista la inversión de más de 3,5 millones de euros en actuaciones de obra y mejora de equipamiento en Urgencias del Hospital General y nuevo equipos para la sala de Resonancia Magnética del Materno Infantil, la instalación y del PET-TAC, y sala de Hemodinámica del Hospital General.  

Así como también se invertirán otros 3,5 millones de euros en obras de las cubiertas y estructura del Hospital Marítimo, dos resonancias para el Hospital Virgen de la Victoria y el Hospital Valle del Guadalhorce, y la construcción de dos búnker para los nuevos equipos de oncología radioterápica.

En cuanto a Atención Primaria, la Junta de Andalucía ha puesto en marcha un total de 23 nuevos centros de Atención Primaria en la provincia de Málaga desde 2008 hasta la actualidad, tras una inversión de unos 30 millones de euros, lo que ha permitido beneficiar aproximadamente a 170.000 personas. Los más recientes puestos en marcha han sido los de Benamocarra y Alameda en Antequera. Y se trabaja con el Ayuntamiento de Marbella para formalizar un convenio de colaboración para la construcción del futuro centro de salud de San Pedro de Alcántara.

En Sevilla, la Junta sigue trabajando en la mejora de la calidad de los servicios sanitarios y en la ampliación de recursos cuando se detecta una necesidad, adaptada a la disponibilidad presupuestaria. La provincia de Sevilla cuenta con 191 centros de atención primaria y 10 hospitales con alto nivel de calidad asistencial y, a pesar de las dificultades presupuestarias, cabe destacar que entre 2012 y 2015 el SAS ha destinado 104,5 millones de euros a obras y equipamientos en la provincia de Sevilla.

Además, durante 2016 se han producido la apertura del nuevo Hospital de Alta Resolución de Écija, tras una inversión de 18 millones de euros que ha permitido duplicar los espacios asistenciales del antiguo centro. También se ha iniciado la apertura progresiva del Hospital de Alta Resolución de Lebrija tras una inversión de 16,3 millones de euros y en el primer semestre de 2017 se finalizará su puesta en marcha con el funcionamiento de las urgencias.

Asimismo se ha ampliado el centro de salud de la Algaba, se ha puesto en marcha el de Fuentes de Andalucía, y se ha firmado el protocolo general de actuación con el Ayuntamiento de Morón para realizar conjuntamente las actuaciones necesarias para la construcción del nuevo Hospital de Alta Resolución de este municipio, que dará respuesta a los más de 40.000 habitantes de esta comarca.

Las previsiones incluidas dentro del presupuesto de 2017 incluyen las ampliaciones de los centros de salud de San Juan y Pino Montano, la reforma del servicio de urgencias y rehabilitación del centro de salud de las Cabezas de San Juan, la finalización de las obras del centro de salud de Coria del Río y del CARE de los Alcores y la construcción del centro de salud de Pruna, además de la puesta en marcha nuevos centros de salud en Guadalcanal, Almadén de la Plata, Santiponce, El Cuervo, con la colaboración de la Diputación de Sevilla.

Por todo ello, la población andaluza debe tener la tranquilidad de que sigue contando con uno de los mejores sistemas sanitarios públicos que garantiza indicadores de salud muy favorables y equiparables a los mejores sistemas sanitarios a nivel mundial. El Gobierno andaluz seguirá trabajando para que así sea, seguirá escuchando y dialogando y seguirá demostrando que se avanza para dar respuesta a todo lo que se reivindica.

Subir




Comunicado de la Consejería de Salud ante las declaraciones del secretario Político de Podemos, Iñigo Errejón, sobre las reivindicaciones sanitarias en Andalucía

Compartir esta noticia:
  • El señor Errejón demuestra, con sus declaraciones y su asistencia a la manifestación de mañana en Granada, junto a representantes de partidos políticos de ideología supuestamente opuesta a Podemos, como son el PP y VOX, la politización que se está haciendo de estas manifestaciones.
  • Cuando el representante de Podemos habla de recortes sanitarios en Andalucía, desconoce que el Gobierno andaluz es uno de los pocos que durante los años de mayor crisis económica y de dura asfixia impuesta por el Gobierno del PP, ha apostado por una sanidad pública, universal, digna y de calidad en Andalucía.
  • Olvida el señor Errejón que Andalucía percibe 1.000 millones menos cada año por un injusto sistema de financiación que se niega a modificar el PP, un partido al que se alía sorprendentemente para atacar la sanidad pública andaluza. Quizás es que su partido busque un modelo de sanidad diferente, como el que el PP aplica desde que gobierna: con copagos, con privatizaciones, con la exclusión de colectivos vulnerables, con el recorte de prestaciones, con limitaciones en el acceso, dinamitando la equidad. Quizás esté defendiendo Podemos y sus líderes el Real Decreto 16/2012 con el que el Gobierno de Rajoy quebró la universalidad del Sistema Nacional de Salud.
  • Defender la sanidad pública es apostar por ella aumentando su presupuesto, como Andalucía lleva haciendo tres años. En 2017, se destinarán 500 millones más y el esfuerzo inversor será mayor que en comunidades gobernadas por el PP, con un 6,3% del PIB que supera en más de un punto la media en España.
  • Tal vez no sabe o no recuerda el secretario Político de Podemos  que Andalucía destina 1 de cada 3 euros de su presupuesto autonómico a su sanidad pública. Para este año 2017 alcanza la cifra de 9.304,7 millones de euros.
  • Tampoco parece conocer el señor Errejón que la sanidad pública andaluza es universal y gratuita para los más de 8 millones de andaluces y andaluzas y que el Gobierno andaluz prepara una ley que la blindará frente a los ataques de partidos con los que ahora se suma en movilizaciones en Andalucía.
  • Olvida el Sr. Errejón que Andalucía, a pesar de las restricciones y los recortes del Gobierno nacional del PP bajo la excusa de la austeridad, y del contexto de dificultad económica que se ha vivido en los últimos años, ha seguido defendiendo la calidad de sus servicios sanitarios públicos, generando derechos sanitarios para los usuarios, con una de las cartera de servicios más amplias del Estado, apostando por el empleo público y con el mantenimiento de una red de centros sanitarios que es la más extensa del país.
  • Ignora, asimismo, que Andalucía ha hecho un esfuerzo ímprobo por mantener la plantilla de 95.600 empleados del Servicio Andaluz de Salud, una empresa sanitaria, la mayor del país, que genera el 18,3% del empleo sanitario. Y obvia lo que todos los profesionales de la sanidad pública andaluza ya conocen: que se ha trabajado y se sigue trabajando por la recuperación de sus derechos, por la mejora de su situación laboral y por la consolidación del empleo (jornada laboral completa, recuperación de pagas extras, vuelta a las 35 horas, inicio de interinización de más de 15.000 eventuales estructurales o consecutivas ofertas de empleo que permitirán estabilizar a más de 10.100 trabajadores). Todo ello, mientras en otras comunidades gobernadas por el PP se ha despedido a interinos y mientras el PP ha mantenido una restrictiva tasa de reposición que no permitía sustituir a la totalidad del personal jubilado.
  • Es lamentable que mientras la Consejería de Salud sigue trabajando intensamente con sus profesionales, representantes de los trabajadores y colectivos ciudadanos para mejorar la sanidad pública, algunos partidos políticos se alíen sin escrúpulos, y a pesar de supuestas ideologías enfrentadas, al mensaje catastrofista en un intento de desprestigiar la sanidad pública andaluza.
  • Es evidente que en estos momentos se está dando una "pinza sanitaria" entre PP-A y Podemos, que no puede tener otro objetivo que poner en jaque la sanidad pública andaluza y, por tanto, a los servicios públicos que el señor Errejón o el dirigente del Partido Popular en Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, dicen defender.
  • Por eso, instamos a Podemos y al señor Errejón a que aclare si el modelo sanitario que defiende es el mismo que preconiza el PP, tendente a la privatización y al beneficio de intereses empresariales; y, si ese es el modelo al que se quiere sumar, que lo haga legítimamente, pero expresándolo claramente al conjunto de la ciudadanía andaluza.
  • Por último, en relación a las manifestaciones de mañana, la Junta de Andalucía quiere recordar que la Administración sanitaria sigue trabajando y escuchando las reivindicaciones ciudadanas en varias provincias, con el fin de dar respuesta a las demandas y explicar los pasos que se vayan a dar, siempre de la mano de los profesionales, para mejorar el sistema sanitario público y hacerlo de más calidad para el conjunto de la sociedad andaluza.

Subir




Ante las declaraciones realizadas por la portavoz parlamentaria de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, sobre la sanidad pública andaluza, la Consejería de Salud desea manifestar que:

Compartir esta noticia:

El Gobierno andaluz muestra su absoluto respeto a las reivindicaciones ciudadanas y profesionales, pero rechazando con rotundidad el mensaje catastrofista que algunos colectivos y partidos políticos como Podemos están lanzando, en un intento de desprestigiar la sanidad pública.

Parece ser que la señora Rodríguez ignora que la Junta destina 1 de cada 3 euros del presupuesto autonómico a la sanidad pública y que viene incrementando este presupuesto desde hace tres años. Concretamente, para este año 2017 contempla un incremento de la partida de sanidad de un 5,5 por ciento, 479,3 millones más que en 2016 hasta alcanzar la cifra de 9.304,7 millones de euros. De esta forma, la comunidad autónoma destina a la sanidad pública casi un punto del PIB más que la media española, situándose éste en el 6,3%, frente al 5,5% de la media de las regiones.

La dirigente de Podemos se refiere a un informe del Ministerio que dibuja una imagen sesgada de la sanidad en Andalucía porque sólo selecciona datos que no reflejan la calidad y la eficiencia del sistema sanitario público andaluz. En este sentido, habría que decirle que el número de camas ya es un indicador obsoleto cuando se habla de planificación sanitaria, ya que en la actualidad cada vez se hacen más intervenciones de Cirugía Mayor Ambulatoria, con menos trastornos para los pacientes. En Andalucía se hacen más de 185.000 de estas intervenciones al año, que suponen más del 60% del total.

Por tanto, Andalucía cuenta con una planificación más innovadora que ha aportado más eficiencia y calidad comparativamente a otras regiones de España. Esto, lejos de ser un problema, siempre se ha destacado, como una ventaja y un ejercicio de responsabilidad en el uso de los recursos públicos.

Es falso que se hayan eliminado puestos de trabajo ya el Servicio Andaluz de Salud ha mantenido en los últimos años una plantilla de 95.600 empleados. Y hay que recordar que el Servicio Andaluz de Salud es la mayor empresa sanitaria del país, generando el 18,3% del empleo sanitario

Además, el Gobierno andaluz sigue trabajando por la recuperación de los derechos de los trabajadores tomando medidas que afectan a los profesionales sanitarios para mejorar su situación laboral y que promueven la consolidación del empleo. Medidas que se iniciaron en 2014 con los contratos de mayor duración del personal eventual y que han continuado con la recuperación de las pagas extras y con la recuperación de la jornada de 35 horas para todos los trabajadores de la Administración este año. A esto hay que sumar el principio del proceso de interinización de 15.000 profesionales sanitarios eventuales estructurales que se realizará en este 2017 y o la reciente aprobación del proyecto de decreto para la oferta de empleo del SAS para 2017 en la que se convocarán 3.553 plazas, que se suman a las 6.600 plazas convocadas desde 2013, por lo que se estabilizarán a más de 10.100 trabajadores.

Este partido olvida que el Gobierno andaluz apuesta por el mantenimiento del empleo público pese a las restricciones que se han impuesto desde 2012 por el Gobierno central bajo la excusa de la austeridad. Por un lado, la ampliación de la jornada la-boral a 37,5 horas y por otro, una tasa de reposición para susti-tuir a los profesionales jubilados muy restrictiva, con límites iniciales del 10% y que habría supuesto una pérdida de 10.000 profesionales que Andalucía ha evitado con contrataciones eventuales. Por tanto, estos profesionales se han mantenido en el sistema.

Demuestra también Teresa Rodríguez su desconocimiento absoluto sobre la gestión de la sanidad pública cuando habla de privatización, ya que la sanidad pública andaluza es universal y gratuita para los más de 8 millones de andaluces y andaluzas y el 96% de los servicios sanitarios que se prestan en Andalucía se llevan a cabo con recursos propios, en los más de 1.500 cen-tros de salud y 49 hospitales públicos andaluces, constituyendo la red de infraestructuras más extensa del país.

En los últimos años, la actividad concertada en Andalucía se ha mantenido en torno al 4%. Asimismo, la apertura de nuevos ser-vicios y centros y la adquisición de nuevas tecnologías está permitiendo hacer frente a servicios que antes se concertaban. Por tanto, los datos que aporta sobre privatización son absolutamente falsos, como ella bien sabe.

La Consejería de Salud quiere recordar que sigue trabajando, manteniendo contactos y reuniones en las provincias en las que la ciudadanía ha manifestado sus reivindicaciones sobre el funcionamiento de la sanidad pública. La Administración sanitaria está escuchando estas peticiones reivindicaciones ciudadanas y está trabajando en varias provincias para dar respuesta a estas peticiones y explicar los pasos que se dan de la mano de los profesionales para la mejora del sistema sanitario público.

Subir




Ante las declaraciones de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, sobre el aumento del copago farmacéutico para personas pensionistas, la Consejería de Salud desea manifestar lo siguiente:

Compartir esta noticia:

Es inadmisible que una de las primeras medidas que proponga la nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, sea el aumento del copago farmacéutico para las personas pensionistas, concretamente, de aquellas con una renta más alta, tal cual se ha recogido hoy en algunos medios de comunicación.

Al igual que es intolerable que la señora Montserrat defienda que el Gobierno del Partido Popular impuso esta medida, que penaliza económicamente a este colectivo indiscriminadamente desde 2012, para que el copago fuera más justo y equilibrado, enfrentando a dos colectivos en situación de vulnerabilidad, como son las personas pensionistas y las personas paradas.

Ni unos ni otros deberían ser penalizados cuando el Gobierno andaluz ha demostrado que existen otras alternativas posibles de sostenibilidad y de eficiencia del sistema sanitario público que, lejos de obligar a estos pacientes a sufragar parte de sus fármacos, sólo reduce los ingresos económicos de la industria farmacéutica, como es la selección pública de medicamentos en oficinas de farmacia, que ha permitido a la Administración sanitaria andaluza a ahorrar más de 413 millones de euros desde su implantación.

Sin embargo, escasas horas tardó la ministra en cuestionar esta medida, al igual que sus antecesores en el cargo y sus compañeros de filas en Andalucía. No les vale el aval legal recibido por el Tribunal Constitucional, que defendió la igualdad en el acceso a los medicamentos que tienen garantizados los andaluces y andaluzas con esta medida, que de aplicarse en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, supondría más de 1.500 millones de ahorro.

Frente a más penalizaciones a los pacientes, a los que ya nos tiene acostumbrados el Partido Popular a nivel estatal y allá donde gobierna, desde la Consejería de Salud se continuarán llevando a cabo las políticas sanitarias necesarias para paliar los efectos de estas medidas que se imponen bajo la excusa de la “austeridad”. Así, desde la aplicación del copago farmacéutico en España, más de 1,5 millones de pensionistas en Andalucía no han tenido que adelantar el dinero del copago farmacéutico impuesto por el Gobierno central, cifrado en 152,2 millones de euros.

Ahora quizás se entienda por qué el Partido Popular en Andalucía se negara a apoyar la derogación del copago farmacéutico para pensionistas, un punto incluido en una Proposición No de Ley llevada al Pleno del Parlamento de Andalucía por el PSOE-A. Así se impedía que la Cámara autonómica instara al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía a que demandase al Gobierno central la modificación del texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios para suprimir dicho copago para este colectivo.

Para el Gobierno andaluz es incomprensible e inaceptable que el Gobierno del PP siga defendiendo una medida que ha supuesto un castigo a uno de los sectores más vulnerables de la población y que la intente maquillar con términos como “justicia” y “equilibrio”, por lo que seguiremos rechazándola desde la exigencia de su derogación y minimizando su impacto en la población andaluza.

Subir




Ante las declaraciones del vicesecretario de Coordinación Política del PP andaluz, Toni Martín, la Consejería de Salud quiere manifestar que:

Compartir esta noticia:

De nuevo, el PP vuelve a usar la sanidad sin escrúpulos políticos, faltando a la verdad y creando alarma entre la ciudadanía. En esta ocasión con afirmaciones que rozan lo absurdo y demagógico. Debería saber el señor Martín que no solo es que no se cierre por Navidad, sino que existe un plan especial de alta frecuentación que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) activa a principios de diciembre, como todos los años, y que aborda de manera coordinada los incrementos de la demanda asistencial urgente durante los meses de invierno. Como dato, desde que se activara el 1 de diciembre -y hasta el pasado 3 de enero- se han atendido 405,760 urgencias hospitalarias, 7,988 menos que el mismo periodo del año anterior.

Y se hace desde la experiencia y la previsión de los propios profesionales sanitarios. Así, cabe recordar al PP que el Plan contempla la monitorización de tres parámetros: el aumento del número de urgencias, el incremento de pacientes pendiente de ingreso en las áreas de Observación hospitalarias y el número de pacientes que solicitan atención domiciliaria a los centros de atención primaria. Teniendo en cuenta el porcentaje de incremento de la demanda, se establecen tres niveles de actuación tanto para los centros de atención primaria como para los hospitales.

El Plan incluye la creación de comisiones de seguimiento y coordinación de todos los servicios implicados en la atención a los pacientes urgentes, por lo que hablar como hace el señor Martín de falta de previsión es faltar a la verdad de forma descarada y menospreciar el trabajo de los profesionales sanitarios que están al pie del cañón los 365 días del año y que participan en el análisis de la situación que se da en cada uno de los centros y hospitales andaluces.

En cuanto a las situaciones de "colapso" de las que habla el dirigente popular, es totalmente inicerto que se hayan producido tal y como las describe. Así, lo que se está registrando es un incremento de la demanda, inevitable en esta época del año en la que bajan las temperaturas. Por ello, los centros sanitarios andaluces con una mayor demanda han activado la tercera fase del Plan de Alta Frecuentación y han iniciado la contratación de profesionales para poder prestar una asistencia lo más ágil posible y que satisfaga las expectativas de los pacientes. La contratación de personal nuevo se mantendrá, como todos los años, hasta que sea necesario para garantizar la atención sanitaria.

Para anticiparse a esta situación de mayor demanda, la Consejería de Salud realiza un seguimiento de la incidencia de la gripe a través del Sistema de Vigilancia de Gripe de Andalucía y monitoriza, cada día, la afluencia de pacientes a las urgencias de atención primaria y hospitalaria de modo que puedan tomarse las medidas necesarias para atender al incremento de la demanda. Por tanto, no se deja espacio a la improvisación todas las acciones que se toman responden a las necesidades que presentan los pacientes que acuden a los servicios de urgencias.

Por otra parte, no deja de ser llamativo y un ejemplo de cinismo, que aproveche el PP cualquier ocasión para acusar al Gobierno andaluz de recortes sanitarios, cuando fue el Ejecutivo central de su propio partido el protagonista del mayor tijeretazo no solo económico sino en derechos de los profesionales y del conjunto de los ciudadano. La Junta de Andalucía no solo ha apostado por el mantenimiento del empleo, sino que también ha emprendido un camino en pro de la estabilidad y la recuperación de derechos perdidos. Ya ha comenzado el proceso de interinización de 15,000 eventuales del SAS y la última Oferta Pública de Empleo aprobada en 2016 contempla un total de 3.391 plazas, alcanzando por primera vez en tres años el 100% de la tasa de reposición, que ha estado sometida en estos últimos años a mayores restricciones marcadas por el Gobierno de la Nación. Además, con las plazas convocadas en las últimas ofertas de empleo público (2013, 2014, 2015 y 2016) van a suponer la incorporación a una plaza en propiedad de un total de 6.673 profesionales, que representa el mayor volumen de plazas ofertadas en el ámbito de la salud en el conjunto del Estado y contribuirá a lograr el máximo nivel de estabilización de la plantilla del Servicio Andaluz de Salud.

Con respecto a lo que afirma sobre las reclamaciones de las farmacias sobre dispensación hospitalaria, la Consejería de Salud reitera que, como no puede ser de otra manera, la decisión de iniciar este tipo de dispensación fue de índole sanitaria y de mejora de la accesibilidad, al tratarse de fármacos que requieren una particular vigilancia, supervisión y control por parte del equipo médico del hospital en el que es atendido, al disponerse de una mayor capacidad de respuesta ante posibles complicaciones e interacciones de gravedad. Conviene recordar al PP que la vuelta a las oficinas de farmacia de este reducido grupo de medicamentos conlleva nuevos costes para la población andaluza en su factura de farmacia, ya que dejan de ser gratuitos.

Que no olvide el señor Martín que el mayor castigo en la factura farmacéutica es el impuesto por el PP con el copago a los pensionistas. No deja tampoco de resultar llamativo que, en un ejercicio de cinismo, el Partido Popular se erija como defensor de los pacientes cuando desde que gobierna a nivel nacional, penaliza, restringe, recorta y privatiza.

Subir




Última revisión:  16/01/2017

Avenida de la Innovación, Edificio Arena 1, 41020- Sevilla (España)
Telf: +34 95 5006300 FAX: +34 95 5006328
Suscribir a RSS Nivel Doble-A de Conformidad con las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 (WCAG 1.0)