enlace a la web de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales (nueva ventana) Junta de Andalucía - En ventana nueva Agencia Andaluza de Instituciones Culturales - En ventana nueva Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico - En ventana nueva

Recomendaciones para asistir al teatro

La intención de este texto es ofreceros la posibilidad de consulta, para apoyaros en la preparación para la asistencia a vuestros espacios escénicos municipales o incluso para la recepción de las compañías en vuestros centros educativos. Os ayudará a captar el punto de vista de los artistas en su aproximación al teatro para la infancia y la juventud y a los niños en esta experiencia de comunicación diferente de otras a las que están habituados. Es nuestra pretensión maximizar lo satisfactorio de la experiencia, ya que podría suponen un punto de inflexión en el encuentro de los niños con las obras y el espacio que las albergan, y todo ello gracias a vosotros. No olvidamos que el arte no existe sin el encuentro de los creadores y los espectadores y que cada arte tiene sus códigos, debe ser vuestra labor ayudar a los chavales a descubrirlos.

Desde sus inicios en Abecedaria hemos abogado por una fuerte relación entre Arte y Educación y por ello hemos establecido muchas sinergias con áreas educativas y por eso nuestro programa está soportado por las dos consejerías del ramo, Consejería de Educación y Deporte y Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico. No se puede pensar en la formación general de nuestra infancia y juventud sin ponerles en contacto con el arte, lo cual favorece la apertura al mundo y a sí mismo. Al mismo tiempo parece evidente que no se puede abordar la creación artística como se aborda una materia académica, ya que el arte no debe responder a los mismos objetivos que la formación. Se aprende con el intelecto, pero también por la intuición, la sensibilidad y la imaginación.

Sería peligroso esperar del encuentro con el arte resultados inmediatos y cuantificables porque se corre el riesgo de apartarle de su verdadero rol que es el de provocar el imaginario, despertar la sensibilidad, estimular el espíritu crítico y desarrollar el juicio. Arte y educación serán complementarios a condición de aceptar que el arte no sirve de manera prioritaria a los fines pedagógicos o académicos pero si a desarrollar otro modo de aprehensión del mundo.

Se sabe que los niños/as nacen con un poder de imaginación increíble, que pierden lentamente en beneficio de la razón. Por lo tanto, el fomento de la imaginación es esencial para la organización y la mejora de nuestras vidas, ella desarrolla la autonomía y permite perseguir los sueños.

Dentro de todas las Artes las Escénicas ocupan un lugar privilegiado en los objetivos que perseguimos. Primero, porque después de más de veinte años, es en ellas donde los artistas trabajan específicamente para este público

Son artes vivas, es decir, están realizadas por otros seres humanos para hablar en escena sobre otros seres humanos. Esto las convierte en encuentro único, en un lugar preciso, entre una obra y un público, incluso aunque tenga lugar cada día, no es siempre el mismo instante. De ahí su poder de seducción con el público.

La elección del espectáculo al que acudir con vuestro alumnado puede resultar vital para la consecución de los objetivos señalados y hacer que la experiencia sea realmente única y emocionalmente satisfactoria. Algunas claves importantes serán:

  • La edad de vuestros niños/as y, por tanto, el ciclo educativo al que pertenecen. Nosotros procuramos hacer una guía clasificadora en nuestra programación, basada en nuestros propios conocimientos artísticos, de nuestros asesores en educación y en la edad señalada y comprobada por las compañías. Evidentemente, esto no es siempre un indicativo absoluto pero, en general, las aproximaciones son lo más fiables posibles y siempre recomendamos seguirlas para hacer lo más homogéneos posible el grupo que al final asiste al teatro.

  • Es importante también el lugar, es verdad que en ocasiones realizamos las funciones en el centro educativo, sobre todo en lo que se refiere a los más pequeños, el programa de 0 a 5 se realiza en la escuela infantil porque el entorno para esas edades debe ser lo más familiar posible. Ello contrasta con el resto de alumnado el objetivo de la formación de los jóvenes es que conozcan los espacios culturales que ellos podrán frecuentar cuando sean adultos, además la representación en una sala permite más magia y la acogida y confortabilidad de los grupos y el aumento de la calidad de la escucha. A pesar de todo y como en arte no ciencia exacta parece evidente pensar que puede haber espectáculos que se adapten perfectamente a su realización en el centro educativo y es por ello que seguimos realizando el programa “Solistas en el Aula”. Entre otros criterios debéis tener en cuenta, la entrada. No olvidemos que la calidad artística tiene unos costes y debe ser un criterio que inculcarles para formarles como espectadores críticos y exigentes.

  • Hay tres objetivos que priman a la hora de elegir un espectáculo: de orden artístico, educativo y de diversión. Para nosotros el artístico condiciona los demás ya que en el encuentro con una obra debe tener el espíritu de descubrimiento y de aventura emotiva. Por tanto lo educativo debe entenderse en el sentido de la sensibilización al arte y no en el sentido de un soporte pedagógico. Mientras la diversión se ve no en la formo o la ligereza de un espectáculo, sino en el placer que se tiene delante de un espectáculo y este placer, puede ser de cualquier orden: emotivo, intelectual o imaginativo.

  • b>La fiabilidad de la programación a la que se acude. En nuestro caso la mayoría de las compañías que programamos tienen una experiencia dilatada y se consagran, en general, exclusivamente a la creación teatral en dirección al publico infantil y juvenil. Es decir, que al cabo de los años, estos artistas se han hecho expertos, han verificado su gestión y su búsqueda acercándose a su público, rechazando las fronteras de lo que se determina como aceptable para ellos. Y eso, los artistas lo hacen desde el respeto y la escucha, conscientes de que los chavales han partido del mismo mundo que ellos. De esta manera, cuando programamos un espectáculo, si quiere ser de gran calidad artística, propone a los jóvenes una visión del mundo que les estimule, les provoque, e incluso les alegre el corazón y la cabeza.

Recomendamos que el ir al teatro no se comunique como un deber, sino que lo importante es reconocerlo con la perspectiva de descubrimiento, de aventura y de placer. El alumnado no deben sentir que tendrán que dar cuenta de lo que han visto bajo la forma de un deber porque les limita entonces su apertura y su disponibilidad, y precisamente sobre estos dos aspectos es donde importa poner el acento antes de ir a ver el espectáculo. Para ello es importante planificar una sesión en el aula donde poder hablar de la obra sin contar toda la historia y usando las guías didácticas que os facilitamos realizados por nuestros expertos asesores en Educación. Se les puede hablar del género escénico que van a ver: teatro, circo, danza, música; de lo escénico como arte vivo, lo que acarrea la presencia de los actores delante de ellos y la dinámica, de la sugestión que supone sus características en cuanto que no reproduce la realidad y que el espectador interpreta lo que ve según sus propias experiencias y su personalidad. Para los más pequeños, que pueden tener con vosotros su primera experiencia escénica, se les puede hablar de lo que va a pasar, de la sala, de la oscuridad, de las luces, de la escucha.

En el Teatro os encontraréis con una persona en la sala para ayudaros a acomodar a los chicos y chicas según los grupos comunicados, nosotros tenemos ya planificado vuestra plaza en la sala, que tiene en cuenta la edad de vuestros niños/as y el número de adultos que les acompañan. Siempre vamos a intentar favorecer la mejor visibilidad y una presencia adulta dentro de los grupos. Cuando todos los grupos estén en la sala, alguien se dirigirá a ellos antes de la representación para permitir la transición entre el bullicio de la llegada y el comienzo del espectáculo, esta pequeña charla de introducción lleva a los niños al silencio y orienta su atención hacia la escena. Puede ocurrir que haya elementos perturbadores en la sala durante la representación y por ello siempre habrá un responsable del centro cultural entre los espectadores, pero corresponde primero a vosotros los acompañantes, reaccionar si es necesario. En general, es el espectáculo el que opera sobre la atención de los jóvenes, pero si ciertos niños perturban la atmósfera, para el bien estar de los otros, es necesario reaccionar. Intentaremos, a no ser que sea urgente, no realizar demasiado movimiento en la sala ya que puede perturbar la atención general y tener un efecto contagioso perjudicial. Por tanto, de vuestro acomodamiento, de la llegada, preparación de la sala y todas las medidas de seguridad nos encargaremos nosotros, queremos hacer que vuestra estancia en nuestra “casa” sea lo más placentera y segura posible. Lo tenemos todo previsto y somos de fiar.

En el camino de vuelta, después del espectáculo, en el propio bus o bien en clase, es importante terminar convirtiendo la experiencia en un momento vital satisfactorio y rico. Para ello el adulto acompañante debe intentar crear el clima apropiado para un intercambio de opiniones entre el alumnado en total libertad. El adulto puede orientar pero, como los niños carecen a menudo de confianza en su opinión, es posible que el punto de vista del adulto condicione sus reacciones. Depende de la visión del docente acerca de su grupo será más conveniente el intercambio entre toda la clase o bien entre grupos afines, es un momento excepcional para fomentar la oratoria y la puesta en común. Para los más pequeños, y con el fin de facilitar la expresión de sus emociones, se puede utilizar el dibujo y a medida que avanzamos en edad se puede fomentar la realización de redacciones escritas. Todo ello irá encaminado al fomento y afinación de su sentido crítico.

Desde el equipo de la Red Andaluza de Teatros Públicos y en particular desde el Programa Abecedaria esperamos que este documento os sea útil para facilitar vuestro trabajo de acompañantes y mediadores entre Arte y Educación, un papel esencial para el fortalecimiento de nuestra Cultura y Patrimonio y su democratización. Si tenéis necesidad de información o de ayuda suplementaria, no vaciléis en comunicaros con nosotros, nuestro rol es el de ayudaros a hacer amar el teatro a la infancia y juventud andaluza.

Edificio Estadio Olímpico, Puerta M. 41092 Sevilla. Teléfono: 955 929 000 Fax: 955 929 214, informacion.redandaluzadeteatros.aaiicc@juntadeandalucia.es
©2019, JUNTA DE ANDALUCÍA, CONSEJERÍA DE CULTURA Y PATRIMONIO HISTÓRICO, Agencia Andaluza de Instituciones Culturales. Aviso Legal.