Saltar al contenido
Imagen representativa de la sección de A Fondo

A fondo

Queremos conocer tu opinión. Entrevista a América Pérez Invernón.

Hablamos con América Pérez Invernón

Planificar la lectura, es decir, graduarla por niveles según el grado de dificultad lectora, seleccionar textos de calidad, los intereses,¿ puede ser la clave de todo.

Queremos conocer tu opinión. Entrevista a América Pérez Invernón.

 

Mª Esperanza Mirabet Medina. Redacción Libro Abierto
 

 

América siente pasión por las lenguas. Lo demuestran su amplia formación en francés, inglés y alemán que la habilita como examinadora DELF, o la elección del título de la tesis con la que superó su Doctorado: “Evaluación de programas bilingües: análisis de resultados de las secciones experimentales de francés en el marco del Plan de Fomento de Plurilingüismo de Andalucía”.

Pero a América también le apasiona enseñar, enseñar en un amplio sentido del término: “formar”, y de esta manera compagina su labor como maestra en el CEIP Reyes Católicos de Cádiz con la Coordinación del Proyecto Lingüístico en esta provincia, o la Formación de Formadores junto al CEP, entre otras actividades relacionadas con estas dos pasiones que alimentan su vida profesional.

La lectura es una actividad imprescindible en el desarrollo de la Comunicación Lingüística,  que ha llevado a la puesta en marcha de diferentes programas y proyectos. En este sentido aprovechamos la oportunidad que nos brinda América para iniciar la entrevista con su opinión al respecto como docente y asesora de PLC.

¿Cómo cree que contribuye la implementación de un Proyecto Lingüístico al desarrollo de la lectura?

Un PLC (Proyecto Lingüístico de Centro) bien organizado es la clave de una mejora en la competencia en comunicación lingüística en general y, por lo tanto, un instrumento que bien definido e implementado por el claustro lleva a trabajar de forma más eficaz cualquier destreza de las lenguas. Como bien dices, la lectura es un pilar básico del aprendizaje porque a través de ella se accede al saber escrito pero no solo eso. También es un punto de partida importante para interactuar con el medio y generar una producción oral y escrita de calidad.

Partiendo del hecho de que la lectura es tener en cuenta las necesidades e intereses de la comunidad lectora, ¿resulta fundamental la incorporación de dinámicas motivadoras?

En efecto, promover buenas prácticas lectoras en un centro cobra especial relevancia. Y en este punto es donde un PLC puede hacer su aportación. Su función sería consensuar acuerdos para hacer un trabajo sistemático por parte del profesorado, pero también la de pilotar nuevas experiencias, estrategias, actividades en definitiva, que teniendo en cuenta el nivel de partida del alumnado permitan mejorar su eficacia lectora y el placer por la lectura.

En este sentido, ¿qué importancia tiene la creación de itinerarios lectores como estrategia de fomento del hábito lector?

Planificar la lectura, es decir, graduarla por niveles según el grado de dificultad lectora, seleccionar textos de calidad, los intereses,… puede ser la clave de todo. Un itinerario lector pretende facilitar el paso de un libro a otro sin que se diluya la motivación. El éxito debe estar en su flexibilidad porque a todos no nos gusta leer lo mismo ni al mismo tiempo y en las edades tempranas hay que diseñarlo con mimo para no perder la oportunidad de enganchar a esas historias maravillosas para todos los gustos que están ahí mismo para ser descubiertas y disfrutadas.

Al hilo de la pregunta anterior, ¿cómo puede un itinerario lector despertar el interés del alumnado?

Sin duda atendiendo a la heterogeneidad de los lectores, a los diferentes gustos de nuestro alumnado como comentaba. Se pueden diseñar itinerarios lectores para todo un grupo pero cuando realmente este recurso puede ofrecer todo su valor es cuando se atiende a las motivaciones personales. Esto puede implicar en un principio cierto trabajo de parte del profesorado y más concretamente de la coordinación de biblioteca pero también es cierto que existen muchos recursos que pueden facilitar la tarea como páginas especializadas en línea, las comunidades de aprendizaje relacionadas con el tema de la lectura escolar, actividades cooperativas donde unos lectores asesoran a otros,… Teniendo el objetivo claro, hay muchas formas de hacerlo.

Si la Biblioteca de un Centro escolar es el lugar en el que la Comunidad educativa encuentra recursos, ¿qué influencia debe ejercer la BECREA en el diseño de los citados itinerarios lectores?

La Red Profesional de Biblioteca Escolar es ambiciosa en sus objetivos. Pretende informar, promocionar el intercambio de recursos y buenas prácticas entre centros y formar al profesorado entre otros. Es fácil suponer que la BECREA pueda ser de gran ayuda en la misión de promover la lectura entre nuestro alumnado. Personalmente pienso que ofrece nuevas ideas para facilitar la tarea por lo que hay que tenerla muy presente. La gran comunidad que esta representa puede aportarnos respuestas a cada una de las necesidades de nuestros lectores.

En muchas ocasiones le he escuchado alentar y promover el trabajo de las Bibliotecas escolares en los centros educativos, ¿qué siente al entrar en centros que hacen de la Biblioteca su eje vertebrador?

Cuando entramos en contacto con centros que están generando buenas prácticas en una variedad de contextos considerable no puedo dejar de pensar en la gran riqueza que esto supone para nuestra comunidad educativa. A veces no hace falta crear nada nuevo, solo mirar lo que ya se está haciendo y que funciona. La BECREA es acceso a todo ello y por tanto, la oportunidad que ofrece de calidad, variedad y contacto con la realidad, no debe ser olvidada en la toma de decisiones de una biblioteca.

Desde su experiencia, ¿quiénes deben llevar a cabo la estrategia de establecer y diseñar los caminos lectores?

A veces es difícil designar ciertas tareas en un solo responsable. Este es uno de esos casos. Entiendo que es tarea de todo el profesorado de un centro. Es necesario que su experiencia y el conocimiento del alumnado se tengan en cuenta en cualquier toma de decisiones que implique la lectura en un centro. Sin embargo, como ante cualquier tarea, se necesitan dinamizadores para que el estudio de la situación, el diagnóstico, la toma de decisiones y el diseño de medidas de mejora se haga realidad, se haga correctamente y finalmente sea de utilidad para el objetivo que persigue. En este punto, los equipos directivos son los que más energía pueden aportar a la iniciativa e inmediatamente después la coordinación PLC (a través de los ciclos) y la coordinación de biblioteca. En cualquier caso, nunca solos. El trabajo de reflexión y diseño en equipo es lo único que puede tener garantías de éxito.

Se dice que una lectura nos lleva a otra, es por eso que entendemos que los itinerarios se pueden construir atendiendo a géneros, temáticas o intereses. ¿Hay itinerarios modelo?

Respondiendo rigurosamente a esta pregunta, lo cierto es que los hay. Cada responsable de lectura puede ofrecerte algunas opciones de graduación de textos y la mayoría de las editoriales también hacen propuestas. Las consideradas como lecturas por niveles con sus temáticas por edades, la dificultad de las palabras del texto, su extensión… pueden ser consideradas propuestas modelo de itinerarios lectores. Pero en realidad, pueden servir para comenzar a andar y poco más porque muy posiblemente, si realmente no queremos perder la posibilidad de influir sobre nuestro alumnado, debemos considerar estos modelos como recursos que te aportan información sobre las lecturas pero que luego el equipo docente debe reorganizar para satisfacer las demandas de nuestros lectores en el centro.

Según esto, ¿qué características debe reunir un itinerario lector?

Un itinerario lector debe, sobre todo, adaptarse a las necesidades concretas del alumnado del centro. Debe ser también flexible para atender a los intereses del alumnado. Si se opta por las mismas lecturas para clases completas y cursos concretos, estas deben alternarse con lecturas libres que permitan atender a la diversidad de motivaciones entre los lectores.

Vayamos más allá, ¿cuáles son sus objetivos?

Frecuentemente un itinerario lector viene acompañado de unas rutinas de lectura programadas a nivel horario y asignaturas. También suele acompañarse de rutinas pre y post lectura. Con ello se persigue la adquisición paulatina de cierta riqueza de vocabulario, la mejora de la comprensión lectora que irá creciendo paulatinamente en dificultad, el desarrollo de la sensibilidad, creatividad y el pensamiento crítico entre otros. Se pueden diseñar itinerarios lectores diversos que persigan objetivos más concretos dependiendo de los contextos, de ahí la importancia de un PLC en los centros. Mediante él se generan los espacios de reflexión para atender las demandas concretas del alumnado y por tanto se generan dinámicas educativas de alta calidad que frecuentemente implican a toda la comunidad educativa.

Para terminar, imagine al docente que quiere iniciar esta actividad por primera vez, ¿qué consejos le daría?


Que crea en ella. Que esté convencido de que la actividad va a ser un éxito. Cuando un docente cree en algo de verdad, genera una fuerza imposible de ignorar y de la que el alumnado se beneficia enormemente. Esa pasión, sumada a un buen asesoramiento (BECREA, comunidad educativa,…) sin olvidar la diversidad de alumnado y de sensibilidades para los que trabajamos, es una apuesta ganadora. Eso, y la persistencia. Cuando algo no sale como queríamos, hay que seguir buscando maneras de conseguir nuestro objetivo. Nuestro alumnado lo merece.

Buscador Destacado

También te puede interesar

Mostrando 1 a 4 de 28 enlaces 1 2 3 4 5
Nodo: sv0205.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio