RatingsModule

Publicada en BOJA la emergencia cinegética por cerdos asilvestrados y jabalíes (2020-2021)

| Media: 0.0 | Votos: 0

Publicador de contenidos

27 de mayo de 2020

Resolución de emergencia por riesgos sanitarios y daños producidos por los cerdos asilvestrados y jabalíes para la temporada de caza 2020-2021

Se establecen los periodos y modalidades mediante los cuales los cazadores colaboran con el control de densidades poblacionales de estos animales para así reducir las posibilidades de contagio de enfermedades a la cabaña ganadera y los daños ocasionados en los ecosistemas por su sobrepoblación local.

Se ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía Resolución conjunta de las Direcciones Generales de la Producción Agrícola y Ganadera y de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos, por la que se declara el área de emergencia cinegética temporal por daños y riesgos sanitarios de jabalí y cerdo asilvestrado, en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Conscientes de la problemática debido al aumento de las poblaciones de jabalí y cerdo asilvestrado, desde el 2014 las Consejerías competentes en materia de caza y ganadera, conjuntamente vienen adoptando medidas de carácter excepcional por daños en términos municipales de varias provincias andaluzas, con el fin de evitar en la medida de lo posible los riesgos sanitarios y el deterioro de los ecosistemas, la ganadería, la agricultura y el propio medio urbano.

Actuaciones propuestas en el área de emergencia 

Las actuaciones propuestas en el área de emergencia en materia de caza y de sanidad animal, están encaminadas a controlar las poblaciones de jabalí y la erradicación de una población genéticamente alterada, caso de una especie exótica invasora como el cerdo vietnamita, o como es el cerdo asilvestrado, que se encuentran en libertad en el medio natural, que constituyen un riesgo real en el ecosistema, la ganadería, la agricultura y a las personas, además de reducir el peligro de accidentes de tráfico.

Esta Resolución permite a los cazadores colaborar con los trabajos emprendidos por la administración para el control de estos animales en varias provincias mediante sendos expedientes con empresas públicas por valor de un millón de euros en 24 meses, lo que supone además una reducción en la inversión pública en este capítulo.

Así se potenciará la presión cinegética en terrenos de interfaz agricola-forestal y en los entornos agrarios, tradicionalmente de caza menor, mientras que en los montes y cotos de caza mayor se ejercerá el esfuerzo cinegético adecuado y mayormente concentrado en el periodo hábil de la especie.

Como se recoge en dicha Resolución, debatida y aprobada en el comité de caza que se celebró por medios electrónicos, las medidas a adoptar para el control de los ejemplares de jabalí y cerdo asilvestrado se resumen en la práctica del empleo de capturas en vivo y el uso de armas, pudiendo realizarse mediante las modalidades de batida, batida de gestión, caza en mano, rececho y aguardos. Además, en terrenos no cinegéticos y durante toda la temporada, se permiten con autorización la captura en vivo, el rececho y los aguardos.

Situación en Andalucía

Dadas las especiales condiciones epidemiológicas que se dan en el sudoeste peninsular, y concretamente en la Comunidad Autónoma de Andalucía, se considera prioritario la adopción de medidas de control de la fauna silvestre, conducentes a reducir las densidades y poblaciones, y por consiguiente las posibilidades de contacto entre ejemplares de la fauna silvestre y los del ganado extensivo, para prevenir el contagio y expansión de diversas epizootias en el territorio, muchas de las cuales son zoonosis que pueden afectar igualmente a las personas y que suponen un riesgo de salud pública.

Por su comportamiento etológico, la extensa ocupación de territorios y hábitats y por su gran densidad de población en numerosas áreas de Andalucía, el jabalí y cerdo asilvestrado están considerados el principal reservorio de tuberculosis bovina en España.

La situación general no solo en Andalucía, sino en toda Europa, lejos de mejorar en estos últimos dos años hace que aún sea necesario mantener una situación de emergencia que permita reducir la probabilidad de transmisión de enfermedades y de los riesgos sanitarios y ambientales asociados a las altas densidades. El análisis de la aplicación de las resoluciones de emergencia previas permite introducir unas pequeñas modificaciones que permitan ejercer la adecuada presión cinegética en los diferentes ambientes de acuerdo con las densidades y problemáticas asociadas a cada una de ellas.

Cerdo salvaje

Contenidos web relacionados