Publicador de contenidos

Andalucía, 29 de marzo de 2021

El 29 de marzo de 2021, se publicó en BOJA la Orden por la que se regula la práctica de la cetrería en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

La cetrería es una modalidad de caza consistente en la utilización de aves rapaces adiestradas para la captura de especies cinegéticas. En Andalucía contamos con una arraigada tradición de la práctica de la cetrería, actividad que debido a sus valores amparados en la ética, ha supuesto que haya sido reconocida por la UNESCO el 16 de noviembre de 2010 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por ser uno de los métodos de caza tradicionales más antiguos y respetuosos con el medio ambiente.

La Orden moderniza y actualiza los requisitos y los lugares para el adiestramiento y entrenamiento de las aves, destacando la apertura de los lugares de adiestramiento, al poderse realizar en terrenos no cinegéticos, con la autorización expresa de la persona propietaria de los terrenos, durante todo el año, en aras del bienestar de las aves de cetrería que precisan volar y mantenerse en forma durante todo el año . Así mismo, el adiestramiento conocido como placeo, de socialización del ave con el entorno humano, se podrá realizar en cualquier lugar público o privado, siempre que el ave esté sujeta en todo momento por la persona cetrera. Esto permitirá además que los cetreros de otras regiones o países puedan practicar la cetrería en Andalucía, sujetos a obtener, sin trabas administrativas, las correspondientes licencias o permisos temporales.

También se simplifican los trámites de acceso a la modalidad eliminando el examen práctico y el requisito existente del periodo de aprendiz de cetrero durante un año. Sin embargo y dado que el manejo de estas aves de presa requiere un alto nivel de exigencia y el desarrollo de unos conocimientos y habilidades, se recomienda a quienes quieran convertirse en personas practicantes de la cetrería tomar contacto con la actividad a través de las diversas asociaciones de cetrería existentes, donde podrán ser aconsejados, y aprender las dificultades y las obligaciones que estos ejemplares imponen a las personas que los cuidan.

Los avances en las técnicas de cría en cautividad de especies de aves de cetrería han posibilitado que se incorporen numerosas especies al plantel de aves de cetrería autorizados. La presente Orden modifica el Anexo II del Reglamento de Ordenación de la Caza, de relación de especies con las que se autoriza la práctica de la cetrería en Andalucía, incorporando al Águila real, varios búhos de gran tamaño y todas las especies alóctonas con tamaño suficiente para capturar las especies cinegéticas presentes en Andalucía.

Se crea la Subsección de Aves de Cetrería, como parte de la Sección de Aprovechamientos Cinegéticos del Registro Andaluz de Aprovechamientos de Flora y Fauna Silvestre, que contendrá los datos básicos de identificación del ave y de la persona propietaria, asegurando su trazabilidad desde el nacimiento, permitiendo conocer su estatus sanitario, estado de bienestar y el origen legal de las aves.

Tanto para la práctica de la cetrería como para el adiestramiento o entrenamiento, se requiere que todas las aves de cetrería vayan equipadas con un sistema de localización siempre que realicen vuelos libres, de manera que se minimicen los casos de extravío, siendo los primeros interesados las personas cetreras responsables del ave.

La cetrería se está demostrando como una de las herramientas más eficaces en la gestión de sobrepoblaciones de roedores y conejos y en la gestión de los riesgos sanitarios, molestias y desperfectos causados por palomas, gaviotas y otras especies en los terrenos urbanos, cazando o simplemente ahuyentando, como ya se venía haciendo en los aeropuertos desde mediados del siglo pasado.

Además , las técnicas desarrolladas por las personas cetreras a lo largo de los años son habitualmente utilizadas tanto en la cría en cautividad de especies en peligro de extinción ocon programas de reintroducción , como el Quebrantahuesos o el Aguila imperial, como en la rehabilitación y reintroducción de avesde presarecuperadas en los Centros de Recuperación deespecies silvestres que posee la Junta de Andalucía.

En Andalucía hay actualmente algo más de 3.700 cetreros y diferentes asociaciones en todas las provincias, que junto con la sección de cetrería de la Federación Andaluza de Caza , pueden ayudar , asesorar e introducir al exigente mundo de la cetrería a las personas interesadas.

La presente Orden no regula las exposiciones, exhibiciones, ferias o muestras o la mera tenencia de un ave de presa, sin tener la intención de utilizar el ejemplar para la caza, ni la cría en cautividad de ejemplares de aves de presa autóctonos o alóctonos, que son objeto de otras normas.

/medioambiente/portal/documents/20151/404192/cetreria_3.jpg/c8aae70e-e800-7630-9cb9-9b43038af4d7?t=1621929989987

Archivo avium

Contenidos web relacionados