12
13
21:00
Ene
Teatro

DARÍO FACAL / METATARSO

Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín

ESCRITA ENTRE 1922 Y 1926 Y ESTRENADA EN 1933, AMOR DE DON PERLIMPLÍN CON BELISA EN SU JARDÍN ES UNA OBRA MAESTRA DE LA FARSA QUE CULMINA EN TRAGEDIA, MEZCLA DE LO LÍRICO Y LO GROTESCO

 

El director madrileño Darío Facal llega a la programación del Teatro Alhambra abordando, junto a su compañía Metatarso, todo un clásico de nuestras letras, Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín, de Federico García Lorca. Y su socio para tal empeño no es otro que Alberto Conejero, responsable de versionar la obra y uno de los dramaturgos más aplaudidos de nuestra escena, gracias a textos como La piedra oscura, Cliff (acantilado) o Todas las noches de un día. El montaje, coproducido por el Festival de Otoño de Madrid y cuyo estreno absoluto pudo verse en el Teatro de La Abadía, aborda, bajo un prisma contemporáneo, temas tan universales como el amor y la traición.

 

Escrita entre 1922 y 1926 y estrenada en el año 1933, Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín es una obra maestra de la farsa que culmina en tragedia, mezclando sobre las tablas lo lírico y lo grotesco. En ella, Don Perlimplín (aquí interpretado por el actor Emilio Gavira), un hombre de avanzada edad orgulloso de haber permanecido soltero toda su vida, es convencido por su criada Marcolfa (en la piel de Berta Ojea) para que contraiga matrimonio con su vecina Belisa (Olivia Delcán), una joven adolescente a quien su madre (Cristina Otero) entrega casi a la fuerza y sin el menor reparo. Pero la tragedia estalla cuando, en la noche de bodas, Perlimplín se confiesa enamorado de Belisa y, sin embargo, ella se enamora de otro hombre, con quien vive una tórrida historia de amor. Perlimplín, conocedor del engaño, deberá decidir cómo actuar ante tal traición.

Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín. Aleluya erótica acompañada del Retablillo y otros poemas de Federico García Lorca.

En esta nueva versión del libreto que la compañía Metatarso saca a escena, se interviene el texto original incluyendo fragmentos de El Retablillo de don Cristóbal, además de poemas y otros escritos de Lorca, introducidos por un personaje especial, “el Poeta” (interpretado por Peru Saizprez) que generan paralelismos y resonancias sorprendentes enriqueciendo el texto dramático y convirtiendolo en una pieza llena de contrastes, humor y violencia.