Abr
05
|
06
21:00

SALA

A

Teatro

LA TRISTURA

Future Lovers

 

ESPECTÁCULO EN CHÁCENA. ENTRADAS SIN NUMERAR.

 

Creación: CELSO GIMÉNEZ, con asesoría escénica y dramatúrgica de ITSASO ARANA y VIOLETA GIL Asesoría artística: MARCOS MORAU Diseño de iluminación: CARLOS MARQUERIE

 

FUTURE LOVERS ES QUIZÁ LA PROPUESTA MÁS EMOCIONANTE Y RADICAL -POR IR A LA RAÍZ DE NUESTRO COTIDIANO- DE TODAS LAS QUE SE HAN PRODUCIDO DURANTE LOS DOS ÚLTIMOS AÑOS EN EL PANORAMA ESCÉNICO ESPAÑOL.

 

RODEADOS DE PANTALLAS, REDUCIENDO NUESTRAS CONVERSACIONES A TEXTOS DE 140 CARACTERES, ESCONDIDOS TRAS DISPOSITIVOS DE TODO TIPO, FROTAR NUESTRAS PALABRAS CON LA PIEL DEL OTRO SE CONVIERTE EN “INSOPORTABLE DEBILIDAD”… SOLITARIOS DIGITALES… CONSTRUIMOS UN FUTURO CADA DÍA MÁS INCIERTO.

 

DE TODO ESTO Y MUCHO MÁS NOS HABLA EL HERMOSÍSIMO Y POÉTICO ESPECTÁCULO QUE TRIUFÓ LA PASADA TEMPORADA EN LOS TEATROS DEL CANAL (MADRID) Y LLEGA AHORA AL CENTRAL.

 

UN EQUIPO DE LUJO -AL TEAM DE LA TRISTURA SE UNEN ESTA VEZ MARCOS MORAU / LA VERONAL, LAS LUCES DE CARLOS MARQUERIE Y SEIS ADOLESCENTES MÁS QUE CURTIDOS EN LOS ESCENARIOS- PARA INTENTAR ABRIR VÍAS DE COMUNICACIÓN ENTRE LAS GENERACIONES QUE DETENTAN EL PODER Y AQUELLAS QUE TIENEN LA FUERZA PARA INVENTAR ALGO NUEVO.

 

SI VES UN FUTURO EN NUESTRA RELACIÓN, BÚSCAME DENTRO DE UNOS DÍAS O UNAS SEMANAS… (DEL TEXTO DE FUTURE LOVERS).

 

Van lentos porque van lejos. Se forjan con técnicas antiguas. Y ahora con diálogos. Eso sí, situándose en lugares desde los que no habla nadie. Los componentes de La tristura, con Celso Giménez e Itsaso Arana a la cabeza, traen su escena poco convencional al Central.

 

Celso Giménez (Valencia, 1983), alma máter de La tristura junto a Itsaso Arana (Tafalla, 1985), define con ironía la buena situación por la que atraviesa una de las formaciones más innovadoras y arriesgadas de nuestra escena. Rodrigo García y Angélica Liddell -“papá y mamá”, según Giménez-, las compañías La Veronal, Rimini Protokoll y El Conde de Torrefiel, y los trabajos de Castellucci o Heiner Goebbels han marcado, y marcan, propuestas como Future Lovers y Cine. Javier López. El Cultural.es.

 

Deseados por las programaciones internacionales más exigentes, las giras internacionales han dado a La tristura confianza y un motivo más para relativizar sus éxitos y sus fracasos. Una semana estás en un festival mostrando tu trabajo con las entradas agotadas y a la siguiente no tienes ni un lugar para ensayar. Un día estás en Brasil como si fueras un grande por venir de Europa y al otro estás en Francia como un hermano menor, eso sí respondón... Hay que asumir esa bipolaridad y que no te vuelva loco, señala el director sin atisbo de queja.

 

La Tristura, a través de sus propuestas, se ha ganado el beneplácito del público a nivel internacional; así ha sucedido con Cine (abril 2017, Teatro Central), su anterior montaje, con el que han participado en el Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid, el Festival Grec de Barcelona, el Festival Reims Scènes d'Europe, Chantiers d’Europe de la mano del Théâtre de la ville de París o el Teatro Nacional de Finlandia, etc.

FUTURE LOVERS ES UN ESPECTÁCULO QUE RETRATA LA SIMPLE VULNERABILIDAD QUE NOS HACE HUMANOS, INDEPENDIENTEMENTE DE LA EDAD.

Future Lovers transcurre en una noche al aire libre, junto a una carretera, en un parque. Sucesión de situaciones íntimas y en grupo. Mucho sentimiento con ráfagas de buen humor. No hay gritos, ninguna estridencia, salvo bailes eufóricos con sus músicas preferidas; abundan los abrazos, algunos besos, pero sobre todo hay palabras, confesiones, una gran ternura abierta, sin otro conflicto que el preguntarse, como lo hace una de las chicas, cantando con hermosa voz: “¿Cuándo me hice tan cobarde? ¿Por qué tan cobarde?”, para después, empujarse a la reconstrucción: “No lo eres, tienes fuerza, energía”. El mundo da vueltas alrededor, y de pronto alguien lanza la verdad más auténtica: “Si ves futuro en nuestra relación, búscame dentro de unos días o unas semanas…”.

 

Un espectáculo emotivo y distante: unión de extremos para que el desborde emocional característico de la adolescencia no se produzca, pues ellos mismos son partícipes de una aventura artística singular. Una aventura que maneja coordenadas precisas en busca de una teatralidad poética que encuentre nuevas preguntas indagando en muchas respuestas. Horacio Otheguy Riveira. Culturamas.es.

 

UN ESPECTÁCULO SUBRAYADO POR LA MÚSICA ENTRE EL RAP DE FAUVE Y VIOLETA PARRA.

 

MÚSICA ENTRE LA QUE DESTACA EL TEMA BLIZZARD DEL GRUPO O COLECTIVO FRANCÉS FAUVE, QUIENES CON SU FURIOSA VENTISCA DE PALABRAS NOS SITUAN EN EL ESCENARIO Y EN NUESTRAS INCERTEZAS MÁS CERCANAS.

 

UNA PIEZA QUE ACABA CON LOS VERSOS DE VIOLETA PARRA: VOLVER A LOS DIECISIETE / DESPUES DE VIVIR UN SIGLO / ES COMO DESCIFRAR SIGNOS / SIN SER SABIO COMPETENTE.

 

En una de las primeras escenas -sugerentemente iluminada por las pantallas de sus teléfonos móviles- las palabras de la canción del grupo Fauve utilizan la vía intravenosa para inocularse en nuestro cuerpo; palabras/objetivos que hemos olvidado… ¿Nos escuchas universo? ¿Nos escuchas? / si nos escuchas, espéranos, vamos llegando / nos gustaría entenderlo todo, saberlo todo, verlo todo, vivir todo / buscamos la puerta a un mundo nuevo y ser capaces de fundirnos en un gran momento.

 

A partir de ahí el espectáculo no decae hasta llegar a las palabras de Violeta Parra.

 

De lo que trata Future lovers, lo que pone ante el espectador este poema escénico, es a un grupo de seres de carne y hueso. Seres que desean, como todos, amar y ser amados. La simple vulnerabilidad que nos hace humanos, independientemente de la edad. Y hablando declinan amar: amar, amarse, amarnos. No hay posibilidad de otra cosa y el miedo que da. Antonio Hernández Nieto. huffingtonpost.es.

 

Future Lovers es un intento de abrir los canales de comunicación entre generaciones y aprender a escuchar las nuevas líneas de pensamiento, sin temerlas ni subestimarlas, según explica Violeta Gil.

 

UN ESPECTÁCULO A DISFRUTAR EN COMPAÑÍA.

COMPARTIR:
VENTA DE ENTRADAS
General
20 €
VENTA

A partir del 20 de marzo

FOTOGRAFÍAS
VIDEO