Estrategia

Estrategia para una Minería Sostenible en Andalucía 2030 (EMSA 2030)

La Administración de la Junta de Andalucía es plenamente consciente de que la industria extractiva se ha configurado hoy en día como un aliado estratégico en la lucha contra el cambio climático y la descarbonización de la economía, que se aspira a liderar desde Andalucía. Asimismo, coincide con la visión europea de la oportunidad y necesidad de dar una respuesta interna a la demanda creciente de materias primas, en especial en lo referente a los metales, para asegurar un desarrollo más seguro de la doble transición digital y ecológica que se aborda, como pilares para la recuperación en Europa tras la crisis que se ha derivado de la pandemia COVID-19. Igualmente, coincide en que esa respuesta se debe realizar de manera eficaz y sostenible, promoviendo la mayor eficiencia en el aprovechamiento minero, la recuperación de las materias primas, la simbiosis industrial y la continua digitalización del sector. Es evidente que los metales y las rocas industriales resultan hoy día imprescindibles para sectores como el sanitario, el farmacéutico o el transporte, siendo también esenciales para afrontar los grandes retos de nuestro siglo, como la transición energética, el crecimiento demográfico o la urbanización.

Mediante el Acuerdo de 1 de junio de 2021, del Consejo de Gobierno, se aprueba la formulación de la Estrategia para una Minería Sostenible en Andalucía 2030 (EMSA 2030) la cual se sustentará en los siguientes principios básicos:

  1. Participación y transparencia. En base a estos principios se incorporan mecanismos que garanticen la participación en el proceso de elaboración de la Estrategia de la sociedad civil, de los agentes económicos y sociales, colegios profesionales, así como de las Administraciones Públicas interpeladas por razón de sus competencias, y particularmente a la Administración local.
  2. Adaptación y resiliencia. De acuerdo con estos principios, la Estrategia se dotará de una estructura flexible que permitirá adaptar las actuaciones puestas en marcha para lograr el alcance de sus objetivos conforme evolucione el contexto legislativo, económico y social relacionado con el ámbito de la minería.
  3. Evaluabilidad. Este principio se incorpora mediante un sistema de seguimiento que permita una evaluación continuada de los resultados obtenidos con objeto de realizar los ajustes necesarios para la consecución de los objetivos previstos.

Estrategia Minera de Andalucía 2020

La Junta de Andalucía, como administración competente en la gestión del dominio público minero, tiene un interés manifiesto en la investigación y explotación de los recursos minerales y en que estas actividades se realicen de forma eficiente, sostenible y segura dada su repercusión en el agua, el suelo, la atmósfera, la fauna, la flora, el paisaje y los ecosistemas en general, reforzando la cualificación y seguridad del sector minero y poniendo este gran recurso al servicio de la generación de la actividad y empleo en Andalucía.

Mediante el Decreto 369/2010, de 7 de septiembre, se aprobó el Plan de Ordenación de los Recursos Minerales de Andalucía 2010-2013 (PORMIAN) que se erigió como instrumento planificador que ha orientado estratégicamente las actividades de investigación y explotación de los recursos minerales en el territorio de Andalucía en ese horizonte temporal.

Para dar continuidad a la línea establecida por el PORMIAN en su horizonte temporal, mediante Acuerdo del Consejo de Gobierno de 21 de mayo de 2013, se aprueba la formulación de la Estrategia Minera de Andalucía 2020.

Y en el Acuerdo de 28 de junio de 2016 se aprueba la Estrategia Minera de Andalucía 2020 cuyos objetivos fundamentales son el aprovechamiento de la potencialidad minera del territorio andaluz, la creación de empleo y mejora de la competitividad del sector minero; la mejora de los servicios públicos vinculados al sector minero, adecuando la gestión administrativa a las necesidades del sector; la integración ambiental de la actividad minera y puesta en valor del patrimonio minero andaluz, como recurso turístico, cultural, social y económico que ayude al desarrollo sostenible del territorio; y el impulso y desarrollo del adecuado marco de relaciones laborales, con especial atención a la seguridad y salud laboral en el sector, aumentando la capacitación y adecuación del personal a su puesto de trabajo.

Índice