Ruptura de la convivencia

La ruptura de una pareja de hecho y la crisis matrimonial implica la toma de decisiones con respecto al reparto de los bienes comunes y la guardia y custodia de los hijos. Estas pueden realizarse de mutuo acuerdo, o acarrear consigo conflictos de intereses, por lo que existen muchas formas de regularlo para que, por encima de todo, se garanticen los derechos y el bienestar de los menores.

Separación de la familia

La patria potestad es el conjunto de deberes y derechos que tienen los padres y las madres con respecto a sus hijas e hijos menores no emancipados.

Se ejerce siempre en beneficio de la prole, de forma conjunta entre los dos, debiendo acudirse a la autoridad judicial en caso de desacuerdo.

Es posible compartir la guarda y custodia de los hijos entre los dos cónyuges aún cuando no exista acuerdo entre ellos, a menos que uno de los dos esté acusado en un proceso penal por atentar contra el otro o contra los hijos de ambos.

Si no hay acuerdo entre los progenitores, la autoridad judicial determinará la persona a cuyo cuidado han de quedar las hijas e hijos sujetos a patria potestad, velando siempre por el interés de los mismos.

Más información

Índice