Educación

Los Premios Joaquín Guichot reconocen un proyecto docente con Murillo como hilo conductor

Javier Imbroda preside en Málaga la entrega de la XXX edición de los Premios Joaquín Guichot y Antonio Domínguez Ortiz, que valoran la innovación del profesorado

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha presidido la entrega de los galardones del XXX concurso para el Fomento de la Investigación y la Innovación Educativa, en sus dos modalidades, Premio Joaquín Guichot a investigaciones, experiencias y materiales sobre Andalucía y su cultura y Premio Antonio Domínguez Ortiz sobre innovación y mejora de la práctica educativa.

Durante su intervención, el consejero ha felicitado a los premiados por la iniciativa, vocación y la excelencia que han demostrado en cada uno de los proyectos. En este sentido, ha afirmado que estos trabajos transmiten inspiración a la comunidad educativa y demuestran el talento que hay en Andalucía. Además, ha añadido que estos premios representan "el monumento a la vocación del maestro, que es tan fundamental en la educación".

Igualmente, Javier Imbroda ha mostrado su reconocimiento y respeto por el trabajo desarrollado por los galardonados y se ha comprometido a divulgar y compartir los proyectos "para que este talento contagie a nuestro sistema educativo".

El certamen, dirigido al profesorado andaluz de todos los niveles educativos a excepción del universitario, tiene como finalidad promover y distinguir aquellas investigaciones, experiencias y materiales que contribuyan al tratamiento educativo de los valores propios de la identidad andaluza, así como a mejorar la práctica docente en los centros y en las aulas. En la presente convocatoria han sido premiados nueve trabajos realizados por docentes de centros educativos de las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla.

En esta edición abarcan temáticas que inciden en aspectos que favorezcan el éxito educativo como el plurilingüismo, la educación para el emprendimiento, el desarrollo sostenible o la robótica, entre otros. También se han abordado temas que se acerquen a personalidades destacadas de la investigación, innovación o cultura andaluza.

Desde su instauración en 1986, se han presentado más de 1.500 trabajos en las sucesivas convocatorias de los Premios Joaquín Guichot, inicialmente, a la que más adelante se sumaría la modalidad Antonio Domínguez Ortiz. Hasta el momento, se han concedido 211 distinciones que demuestran el interés, la dedicación y el compromiso del profesorado andaluz por la mejora permanente de la calidad de la enseñanza.

Durante todo este tiempo, los premios se han consolidado como una importante referencia y un instrumento eficaz de fomento y de reconocimiento de la formación y actualización permanentes del profesorado, así como de su labor investigadora e innovadora en el ámbito del sistema educativo andaluz.

Los trabajos premiados

Los primeros Premios Joaquín Guichot han reconocido el trabajo de Juan Carlos Bohórquez Márquez, del CEPER Riberal del Guadalquivir de Coria del Río, titulado "Pinceladas de Murillo colorean la Educación Permanente", con el que ha acercado a sus alumnos del centro de Educación Permanente la cultura andaluza con la celebración del cuarto centenario del nacimiento del pintor sevillano, y el de Lourdes Giraldo Vargas, del CEIP Enrique Barrios de Córdoba, titulado "Gamifica Andalucía en Infantiil", con el que fomenta el aprendizaje mediante el juego, el trabajo en equipo y el uso de herramientas digilates innovadoras.

El segundo premio ha sido para María Dolores Martínez López, del IES Guadalmedina de Málaga, que, con el título "Flamenco, matemáticas, geometría y modelado", ha promovido la creación de un taller de patronaje en horario extraescolar para confección de faldas flamencas utilizando las matemáticas como herramienta principal. El tercer premio ha sido para "Lo mejor de cada casa. Viaje por el patrimonio andaluz", un proyecto colectivo de profesores de los IES Mar Serena de Pulpí, Santo Domingo de El Ejido y Rio Andarax de Almería, y el José de Mora de Baza, en Granada, con el que se han decorado los centros poniendo en valor el patrimonio cultural andaluz.

Con respecto a los Premios Antonio Domínguez Ortiz, el primero ha sido para Marina Doña Pozo y Manuel Álvarez Cuesta, del CEIP García del Olmo de La Cala de Mijas (Málaga). Su proyecto, "El reto de educar en una sociedad globalizada: conectados y conectadas por un noticiero internacional bilingüe", aborda la integración multicultural y la competencia lingüística por medio de la elaboración de una informativo televisivo.

El segundo premio ha sido para Samuel Ruiz Gutiérrez, del CEIP Los Morales de Málaga, cuya propuesta "Un amigo llamado Sol. Educar en y para la creatividad" recoge la labor realizada por alumnos de 5 años en torno al interrogante ¿Qué podemos hacer para salvar el planeta?.

Los terceros premios se han repartido entre los proyectos "Trotamundos europeos", de Benito Moreno Peña y Rafael Pérez Pérez, del IES Américo Castro de Huétor Tájar (Granada); el proyecto "La inclusión educativa. Experiencia práctica", de Claudia García Ruiz, del colegio Serranía de Atajate (Málaga) y el "Tolowarts", desarrollado por una decena de profesores del IES Tolosa de La Línea de la Concepción (Cádiz).

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad