Dic
03
|
04
|
05
20:00

SALA

B

Teatro

OLIGOR Y MICROSCOPÍA

La máquina de la soledad

Creación, realización e interpretación: SHADAY LARIOS y JOMI OLIGOR. Una coproducción de Oligor y Microscopía, Iberescena y TNT 2014. Terrassa Noves Tendencies. Con la colaboración de La Máquina de Teatro.

 

 

LA POSIBLIDAD DE UTILIZAR LAS PEQUEÑAS COSAS COMO UN MEDIO. OLIGOR Y MICROSCOPÍA NOS MUESTRAN MACROHISTORIAS DENTRO DE UN MICROMUNDO UTIZANDO LOS OBJETOS COMO MEDIO EXPRESIVO. UN VIAJE ÍNTIMO PARA 46 ESPECTADORES

 

La historia de amor entre Virginia y Valentín, dos muñecos autómatas que se movían animados por poleas y pedales bajo una carpa de circo, consagró a los Hermanos Oligor en el mundo de la escena Sevilla tuvo oportunidad de asistir a Las tribulaciones de Virginia en noviembre 2003, hace doce años. Después de ese espectáculo, las expectativas que se levantaron para un posible segundo montaje hicieron inviable su producción y creación. Y los Hermanos Oligor alargaron su descanso durante doce años.

 

Pero por fortuna para todos, Jomi, uno de los hermanos, encontró en México a Shaday Larios/ Microscopía y lo despertó del letargo. Mundos paralelos que se encuentran, idéntico amor por los objetos, las miniaturas, los micropaisajes, el documental y una sensibilidad fuera de lo común para contar historias, tenía que dar como resultado esta joya en miniatura -la más valiosa- llena de ternura y originalidad.

 

La máquina de la soledad es una obra intimista para unas cincuenta personas, sentadas en las mismas gradas de madera que los Oligor utilizaran en su anterior espectáculo. Una obra creada en México y que reúne de un modo magistral los mundos de estos dos artistas que han sabido combinar tanto sus obsesiones como sus habilidades y registros escénicos.

 

La historia del espectáculo surge a partir del descubrimiento en México de una maleta llena de cartas de amor de 1900, a partir de aquí se desarrolla la historia de una pareja, dos personajes a caballo entre la ficción y la realidad, dos personajes desconocidos pero contundentes.

 

A partir de esa correspondencia Shaday Larios y Jomi Oligor crean un artilugio que crea “pequeñas porciones de mundos”.