Emisiones a la atmósfera

La calidad del aire depende de forma directa de las emisiones contaminantes que se producen a la atmósfera. Para entender este efecto hay que diferenciar entre dos factores: los tipos de contaminantes y sus fuentes emisoras.

Tipos de emisiones

Gases como el óxido de nitrógeno o el ozono troposférico tienen una incidencia importante en el deterioro atmosférico, contribuyendo al efecto invernadero. El problema es más grave en entornos urbanos y zonas de elevada concentración industrial, en los que las actividades contaminantes son más intensas.

Para controlar estas emisiones la Junta de Andalucía realiza, de forma periódica, inventarios que aportan los datos necesarios para valorar la calidad del aire o establecer las zonas en mayor peligro.

Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones

Está disponible para aquellas empresas que deseen tomar parte de forma activa en la lucha contra la contaminación atmosférica.

A través del programa las empresas aceptan voluntariamente someterse a auditorías medioambientales para conocer sus emisiones y tomar medidas para reducirlas. La novedad consiste en la posibilidad de compensar estas emisiones a través de proyectos de forestación, reforestación y conservación de masas forestales.

Más información