Violencia doméstica

La violencia doméstica o violencia intrafamiliar se refiere a la violencia ejercida en el ámbito doméstico por parte de una de las personas integrantes contra otra, contra algunas de las demás o contra todas ellas. Así, el concepto incluye una amplia variedad de fenómenos, entre los que se encuentran la violencia contra las mujeres, violencia contra el hombre, maltrato y abuso infantil, violencia filio-parental y maltrato a mayores.

En la vida cotidiana surgen situaciones de riesgo y de violencia que afectan especialmente a los colectivos más débiles. Para ellos hay dispuestos múltiples servicios de prevención y atención, así como procedimientos de actuación que buscan, en la medida de lo posible, poner fin a la situación rápidamente, asistir a las víctimas y paliar el daño producido.

Violencia de género

Se considera violencia de género a toda conducta que atenta contra la dignidad e integridad física y moral de las mujeres por el hecho de serlo, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres.

Violencia doméstica.

Puede ser de carácter físico, psicológico, económico o sexual. Consulta más información sobre la violencia de género y los servicios de atención:

Guías y recursos sobre violencia de género

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) cuenta con una serie de guías y recursos en materia de violencia de género:

Violencia intrafamiliar

El teléfono 900 300 003 de atención e información sobre violencia intrafamiliar facilita la comunicación de posibles casos de violencia en el ámbito familiar de modo que, desde los Servicios Sociales competentes, se pongan en marcha las actuaciones precisas que garanticen su seguridad.

Este servicio, público y gratuito, presta una atención integral, coordinada y especializada en diferentes ámbitos psicológicos, jurídicos y sociales.

Maltrato y abuso infantil

El maltrato y el abuso infantil se refieren a las situaciones imputables a progenitores o personas encargadas del cuidado de menores, ya sea en el ámbito familiar o institucional, tanto por acción como por desatención.

Existen dos líneas principales de intervención: la detección y prevención del maltrato, y los procedimientos de actuación una vez detectada la situación de maltrato o abuso.

Maltrato a mayores

La violencia ejercida sobre las personas mayores puede tener un carácter físico o verbal, pero con mayor frecuencia consiste en la desatención hacia los cuidados que necesita una persona, cuando esta se encuentra en situación de dependencia. A este tipo de violencia se le denomina “negligencia”.

Para informarse y denunciar sobre situaciones de riesgo o maltrato ejercidas sobre personas mayores, consulta los servicios de atención:

Violencia juvenil

Los programas de convivencia en los espacios educativos tienen como objetivo prevenir situaciones de violencia entre iguales y de violencia de género entre jóvenes, y propiciar espacios de negociación de conflictos. Consulta más información:

Más información