“Toda mujer, sin excepción, puede sufrir violencia de género, en cualquiera de sus manifestaciones y en cualquier nivel de gravedad, a lo largo de su vida, y por eso debemos ser conscientes de que la violencia machista es un gravísimo problema estructural de toda la sociedad, que precisa de una vez por todas una respuesta global y contundente”. La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Silvia Oñate, ha señalado hoy que el fuerte incremento de asesinatos por violencia de género registrado en lo que va de año, así como las diversas manifestaciones “machistas que de un modo u otro generan confusión, distanciamiento o frivolidad ante la violencia”, reflejan la necesidad “de la implicación de toda la ciudadanía para avanzar hacia una sociedad propia del siglo XXI, basada en valores igualitarios y en relaciones libres de toda violencia”. Oñate ha subrayado que “Andalucía no ha recortado en servicios y recursos para  la prevención, detección y actuación ante la violencia machista, que se han mantenido y reforzado durante el último año”, y que precisan ahora “del máximo respaldo de todos y todas para crear una conciencia social desde la responsabilidad coordinada de todas las instituciones, agentes sociales, medios de comunicación y ciudadanía en general.La directora del IAM ha incidido en que la erradicación de la violencia hacia las mujeres es “un asunto de máxima prioridad” para el Gobierno andaluz, que en el último año ha aumentado un 1,9% la partida presupuestaria destinada a esta materia. En este sentido, Oñate ha detallado todas las nuevas iniciativas llevadas a cabo durante el último año, que han reforzado “aún más la ya amplísima y consolidada red de recursos y programas con los que cuenta Andalucía, que es referente en Europa en la lucha contra la violencia machista” -servicios a los que se puede acceder a través del Teléfono de la Mujer:900 200 999-. Así, Oñate ha subrayado medidas impulsadas en respuesta a las nuevas necesidades detectadas, como el repunte de la violencia en la juventud, ante el que se ha puesto en marcha un programa de atención psicológica para víctimas adolescentes. El programa lanzará próximamente una guía de actuación dirigida a madres y padres para fomentar en las adolescentes relaciones afectivas positivas y libres de violencia, además de ayudar a prevenir y detectar cualquier síntoma de violencia.

“Toda mujer, sin excepción, puede sufrir violencia de género, en cualquiera de sus manifestaciones y en cualquier nivel de gravedad, a lo largo de su vida, y por eso debemos ser conscientes de que la violencia machista es un gravísimo problema estructural de toda la sociedad, que precisa de una vez por todas una respuesta global y contundente”. La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Silvia Oñate, ha señalado hoy que el fuerte incremento de asesinatos por violencia de género registrado en lo que va de año, así como las diversas manifestaciones “machistas que de un modo u otro generan confusión, distanciamiento o frivolidad ante la violencia”, reflejan la necesidad “de la implicación de toda la ciudadanía para avanzar hacia una sociedad propia del siglo XXI, basada en valores igualitarios y en relaciones libres de toda violencia”. Oñate ha subrayado que “Andalucía no ha recortado en servicios y recursos para  la prevención, detección y actuación ante la violencia machista, que se han mantenido y reforzado durante el último año”, y que precisan ahora “del máximo respaldo de todos y todas para crear una conciencia social desde la responsabilidad coordinada de todas las instituciones, agentes sociales, medios de comunicación y ciudadanía en general.

La directora del IAM ha incidido en que la erradicación de la violencia hacia las mujeres es “un asunto de máxima prioridad” para el Gobierno andaluz, que en el último año ha aumentado un 1,9% la partida presupuestaria destinada a esta materia. En este sentido, Oñate ha detallado todas las nuevas iniciativas llevadas a cabo durante el último año, que han reforzado “aún más la ya amplísima y consolidada red de recursos y programas con los que cuenta Andalucía, que es referente en Europa en la lucha contra la violencia machista” -servicios a los que se puede acceder a través del Teléfono de la Mujer:900 200 999-. Así, Oñate ha subrayado medidas impulsadas en respuesta a las nuevas necesidades detectadas, como el repunte de la violencia en la juventud, ante el que se ha puesto en marcha un programa de atención psicológica para víctimas adolescentes. El programa lanzará próximamente una guía de actuación dirigida a madres y padres para fomentar en las adolescentes relaciones afectivas positivas y libres de violencia, además de ayudar a prevenir y detectar cualquier síntoma de violencia.

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) va a poner en marcha en septiembre los Seminarios Provinciales para Mujeres Asociadas, Asocia, en los que dará a conocer a las asociaciones de mujeres pautas para prevenir, detectar y actuar frente a la ciberdelincuencia de género. Así lo ha adelantado hoy la directora del IAM, Silvia Oñate, quien ha destacado el carácter novedoso de esta formación por “visibilizar la dimensión de la violencia de género en las TICs y enseñar a las usuarias la claves para evitarla”. Junto a ello, la directora ha señalado que el IAM trabaja en la elaboración de un protocolo de intervención profesional específica para actuar ante casos de violencia de género en las redes, así como en una guía de orientación para familias de víctimas adolescentes.

Según ha explicado Oñate, los foros Asocia, que se impartirán en todas las capitales de provincia, analizarán la nueva dimensión de la violencia de género en las redes e internet desde tres puntos de vista: psicológico, jurídico y técnico.

Desde el ámbito psicológico, el IAM trabajará con las mujeres en romper con la idea de que lo virtual no afecta a lo real. En este sentido, Silvia Oñate ha recordado que, “cuando la violencia hacia las mujeres se realiza a través de las tecnologías de la relación, información y comunicación (TRICs), las consecuencias pueden agravarse por las propias características de las mismas y por el modelo de socialización generado por su uso”. Los foros abordarán dichos rasgos específicos: la multiplicación de los efectos de la violencia por su capacidad de difusión, repetición y viralidad; el mayor anonimato del agresor, que favorece la sensación de impunidad y la indefensión de la víctima; la posibilidad de que se dé una suma de maltratadores o un maltrato a todo el entorno de la víctima; la continuidad en el tiempo, que potencia las consecuencias psicológicas de la violencia; la exhibición de la intimidad ante infinitas personas; la imposibilidad del apagón digital para cortar las relaciones y dar solución al problema; la facilidad para el control permanente (geolocalizadores, control de estado online o conexiones, etc)) o el riesgo de suplantar fácilmente la personalidad de la víctima.

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha instado a todas las instituciones públicas, privadas, medios de comunicación, agentes sociales y a la ciudadanía en general a prestar “su máxima implicación” para crear un “frente común” que ponga freno al creciente número de casos de violencia de género, un “gravísimo problema que nos afecta a todos y a todas, independientemente del nivel social, cultural, económico y de la edad”. El IAM ha manifestado su “más absoluta condena y repulsa” ante el incremento de asesinatos de mujeres por violencia machista y ha recalcado la importancia de una “tolerancia cero ante cualquier manifestación de la violencia de género, ya sea psicológica, física o sexual”. Así, ha insistido en la necesidad de potenciar “un pacto social” permanente que extreme la concienciación ciudadana en este tema. Por ello, convocará al Observatorio Andaluz de la Violencia de Género, en el que participan instituciones, sectores profesionales, asociaciones de mujeres y agentes sociales. Junto a ello, el Instituto reunirá de manera inmediata al Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres (CAPM), con el fin de reforzar todas las medidas contra la violencia junto al ámbito asociativo.

Según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, España ha registrado hasta el mes de agosto un total de 38 casos mortales por violencia de género (9 de ellos en Andalucía), lo que supone un 21% más que en el mismo período del año anterior (cuando se registrados 30 casos, 7 de ellos en Andalucía).

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha atendido durante el primer semestre del año a 764 menores en su Servicio de Atención Psicológica a Hijas e Hijos de Mujeres Víctimas de Violencia de Género, un programa que el IAM presta desde 2009 a través de la asociación Acción Social por la Igualdad, y que tiene como objetivo mejorar el bienestar psicosocial y atender las necesidades socioeducativas de los hijos e hijas, de entre 6 y 17 años, de las mujeres que sufren o han sufrido violencia por parte de su pareja o ex pareja, y que son también víctimas directas del maltrato machista.

El programa, que hasta 2013 se prestaba en los centros provinciales del IAM, ubicados en las capitales, ha ampliado este año su cobertura, acercándolo a las zonas más alejadas y con mayor demanda de atención, ahorrando tiempo y costes de desplazamiento a las personas usuarias. Dicha ampliación ha permitido llegar a 116 menores de 17 municipios andaluces, que se suman a los 648 menores atendidos en los centros provinciales.

La mejora del servicio responde al compromiso de la Junta de Andalucía con el mantenimiento de las políticas de igualdad y del sistema integral de atención a las víctimas, en un contexto nacional de recortes sociales que está mermando la atención social y, en consecuencia, el bienestar social de las poblaciones del ámbito rural.

La línea 900 200 999 del IAM recibió hasta junio 19.480 llamadas, un 17,2% más que las recibidas en el mismo período del año anterior. El Teléfono de Información a la Mujer (900 200 999) recibió durante el primer semestre del año un total de 19.480 llamadas, un 17,2% más que las recibidas en el mismo período del año anterior. Según ha explicado la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Silvia Oñate, este incremento consolida la tendencia de años anteriores, “reflejo del creciente nivel de concienciación ciudadana en materia de igualdad y violencia de género, que hay que seguir impulsando”. En este sentido, la directora ha subrayado la necesidad de incidir en las campañas institucionales de prevención y sensibilización sobre el maltrato machista, al tiempo que ha apostado por el mantenimiento de éstas y otras iniciativas para promover “la creación de una red ciudadana fuerte contra la violencia de género.”

El Teléfono de Información a la Mujer ofrece de forma gratuita y anónima información general, asesoramiento jurídico y atención especial a la violencia de género durante 24 horas los 365 días del año, con la opción de traducción telefónica simultánea en 51 idiomas. Según el balance semestral, de enero a junio de 2014 se recibieron 19.480 llamadas, en las que se atendieron 10.162 consultas realizadas por 9.405 personas y se realizaron 7.772 gestiones.

El Servicio de Asesoramiento a Emprendedoras y Empresarias del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha prestado atención personalizada y formación durante el primer semestre del año a un total de 2.031 personas empresarias y emprendedoras, un 82,5% de ellas mujeres. Una cifra que, según ha explicado la directora del IAM, Silvia Oñate, demuestra “la capacidad emprendedora de las andaluzas, que a pesar de las dificultades económicas, especialmente duras con ellas, se lanzan a poner en marcha sus iniciativas, y buscan el apoyo de la Junta para consolidarlas”.

Oñate ha reiterado el compromiso del Gobierno andaluz con el impulso del empleo y el emprendimiento de las mujeres, “que sufren con más dureza las consecuencias de la crisis”. La directora ha subrayado los datos de la Encuesta de la Población Activa (primer trimestre 2014), según los cuales la crisis ha provocado un mayor descenso en el número de empresas lideradas por mujeres (un 16,3% menos en los últimos cinco años) que por hombres (-15,5%), así como un aumento más acusado del paro femenino. “Todo ello agrava la brecha salarial ya existente“, ha explicado Oñate, quien ha recordado además “el techo de cristal” en el sector empresarial, donde sólo 3 de cada 10 personas empresarias son mujeres.

Por ello, la directora ha apostado por iniciativas “como ésta, que apoyen el emprendimiento de las mujeres valientes y fomenten nuevos modelos de crecimiento del tejido empresarial andaluz, en los que la eficacia tenga su base en la colaboración y el intercambio de conocimientos y experiencias”.

El Programa de Atención Psicológica a las Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género en Andalucía, puesto en marcha en 2013 por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), ha atendido durante el primer semestre de este año 2014 a un total de 49 mujeres adolescentes. La cifra supone más de la mitad de la población atendida durante todo el ejercicio 2013, que ascendió a 84 mujeres. El programa tiene como objetivo prestar atención psicológica gratuita a víctimas de entre 14 y 17 años, así como proporcionar información y orientación a las madres, padres o tutores de dichas mujeres para minimizar al máximo las consecuencias de la violencia de género y prevenir nuevas relaciones de pareja no igualitarias.

Según ha explicado la directora del IAM, Silvia Oñate, la iniciativa pretende dar respuesta a las necesidades detectadas por la Junta a lo largo de los últimos años, en los “que se está registrando un creciente número de casos de violencia de género en parejas jóvenes”. Así, Oñate ha recordado que el 26% de las víctimas mortales de violencia de género registradas el pasado año en España fueron menores de 30 años, al tiempo que ha incidido en el primer estudio global sobre VG de la Organización Mundial de la Salud (2013), según el cual el 29,4% de las chicas de entre 15 y 19 años de todo el mundo ha sido maltratada por su compañero o excompañero sentimental, “lo cual refleja que este problema social, de magnitudes epidémicas, se inicia muy pronto en las relaciones de pareja”. Junto a ello, según los datos del Consejo General del Poder Judicial, los juzgados enjuiciaron en 2013 en España a 151 menores de edad por delitos de violencia de género, un 4,8 por ciento más que en 2012.

Un total de 955 mujeres empresarias han participado durante el primer semestre del año en el proyecto Empresarias +, una iniciativa impulsada por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y la Federación Andaluza de Mujeres Empresarias (FAME) con el objetivo de impulsar la competitividad de los negocios liderados por mujeres y contribuir a la creación de redes de colaboración para la consolidación del tejido empresarial andaluz.

Según ha explicado la directora del IAM, Silvia Oñate, el programa desarrolla diversas actividades para entrenar a las empresarias en la adquisición de conocimientos técnicos “con los que alcancen niveles óptimos de competitividad en sus mercados”, al tiempo que fomenta el empoderamiento y la cooperación entre empresarias “para potenciar capacidades colectivas”.

Para ello, Empresarias + ha desarrollado hasta el mes de junio un total de ocho seminarios especializados, en los que se ha ofrecido formación técnica en gestión empresarial y estrategias de negocio, con un total de 116 beneficiarias. El programa ha incluido también 16 encuentros Networking para el intercambio de contactos y la promoción de sinergias entre las propias empresarias, en los que han participado 278 mujeres.

El Servicio Integral de Atención y Acogida a mujeres víctimas de violencia de género, del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), ha atendido durante el primer semestre del año a 1.315 víctimas, 602 de ellas mujeres y 713 menores a su cargo. La cifra supone un 13,2% más que el número de atenciones registradas en el mismo período del año anterior, lo que demuestra, por un lado, la mayor concienciación por parte de las víctimas -que dan el paso de denunciar y buscar ayuda- y, por otro, la eficacia de los recursos públicos frente a la violencia de género, y especialmente de la red de atención directa (Teléfono 900 200 999, centros provinciales y Centros Municipales de Información a la Mujer, CMIMs), principal fuente de derivación hacia los centros de acogida.

El acceso a los centros provinciales o el paso de realizar la llamada a la línea 900, que representan más del 50% de las vías de ingreso en los centros de acogida, viene facilitado en la mayoría de los casos por el trabajo realizado en los municipios de residencia de las usuarias a través de los CMIMs. Por ello, la directora IAM, Silvia Oñate, ha expresado su satisfacción por “la eficacia de la coordinación interinstitucional para proteger de manera inmediata a las mujeres más vulnerables”.

Según ha recordado Oñate, la violencia de género “es un problema social que requiere la implicación de toda la sociedad para su prevención y el mantenimiento de todos los recursos públicos para la protección de las víctimas, que necesitan una atención integral para recuperar una vida normalizada y libre de violencia”.

Menú

Encuentra las últimas novedades sobre

Agenda

loader

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter