Código de Google Analytics

Patricia Guerrero

Patricia Guerrero (fotografía: Juan Conca)

El flamenco es el lenguaje que siento como propio. Quiero seguir viviendo el baile desde mi libertad interior. Quiero seguir siendo yo misma, y ser capaz de no traicionarme nunca

Patricia Guerrero te hace confesa de un baile que se construye y se deconstruye en cada movimiento, porque ejecuta sus utopías sabiendo que la distopía también existe. Baila para ti, que la estás viendo, que la estás sintiendo. Patricia Guerrero sabe de los viejos y pertenece a los nuevos. Contemporánea, osada, creativa, libre, feminista, mujer, … bailaora.

Patricia Guerrero (Albayzín, Granada, 1990) dibuja figuras geométricas con su baile. Luego las trasforma, las deshace y las vuelve a convertir en elementos vitales como el fuego. "Distopías" de una bailaora que ella convierte en pequeñas y grandes "catedrales" con su baile. De la utopía a la distopía con un baile que ella mece, cura, mima, envuelve y entrega al espectador como un regalo de ese arte, criado y amansado, en las paredes encaladas de magia y misterio del Albaycín granadino donde nació.

Su espectáculo Catedral la encumbró como artista (obtiene el Giraldillo al Mejor Espectáculo de la XIX Bienal de Sevilla y recibe dos nominaciones a los Premios Max 2017, entre ellas Mejor Intérprete Femenina de Danza para Patricia Guerrero) y la obra Utopí’ la lleva a la Distopía que en septiembre 2018, en la Bienal de Flamenco de Sevilla, se estrena como obra completa.

Antes, Patricia, se incorpora con apenas quince años al Centro de Estudios Flamencos que dirigía Mario Maya en cuya compañía estuvo girando como parte del elenco de Diálogo del Amargo siendo reclamada más tarde, para formar parte de la compañía que realizó el homenaje a Maya recorriendo los festivales y teatros más importantes de España.

En 2010 entra en la Compañía de Rubén Olmo para formar parte del elenco de Tranquilo Alboroto y un año más tarde, se convierte en primera bailarina del Ballet Flamenco de Andalucía bajo la dirección del propio Olmo, tras actuar de la mano del cineasta Carlos Saura, como solista en el espectáculo Flamenco hoy, en el que gira por el mundo y pisa escenarios como el City Center de New York. Saura volvería a contar con ella para el rodaje de su película Flamenco, Flamenco. Mientras tanto, la bailaora granadina, además, continúa colaborando Arcángel tras su espectáculo Olor a tierra y Las idas y las vueltas (con la Academia de Piaccere) una fusión de flamenco y música barroca por la que Patricia Guerrero es galardonada con el Giraldillo a la Artista Revelación en la Bienal de Sevilla 2012. La colaboración especial con Arcángel se mantiene actualmente con el espectáculo Tablao estrenado en el Teatro Real de Madrid.

En febrero del 2016, dentro del XX Aniversario del Festival de Jerez, presenta Pórtico, pieza que mostró un avance de Catedral, esa obra que abrió las puertas de su mística y su feminismo en la XIX Bienal de Sevilla en el Teatro Lope de Vega. Al año siguiente estrena, con la Compañía Andrés Marín, el espectáculo D.Quixote en el Teatro Nacional de Chaillot (París, Francia).

En 2018 llega Distopía, un nuevo espectáculo de la granadina. Un lugar imaginario, una  naturaleza irreal, la soledad, la incomprensión. Un salto adelante en la calidad de su danza y de su puesta en escena. Con él gira actualmente por España, Europa y América. 

En 2019 estrena, en el marco de la Noche Blanca del Flamenco de Córdoba el espectáculo Pies de Barro, que incorpora sonoridades y riesgos nuevos a su ya de por sí rompedora carrera. También en este año ha colaboradora con Mayte Marin en su espectáculo Tempo Rubato, en el que se sumerge en el mundo intimo de la artista.

A lo largo de 2019 trabaja en residencia artística en el presitigioso Centro Coreográfico 104 de París. Allí prepara la propuesta mltidisciplinar para espacios no convencionales Tientos al Tiempo, junto al artista digital Pablo Valbuena, con estreno previsto en 2020.

Patricia Guerrero y el flamenco contemporáneo. El arte que construye sueños y realidades, el que descompone mitos dañinos y opresores. El baile con mayúsculas.  

Contemporánea, osada, creativa, libre, feminista, mujer, hija,… bailaora.

Especialidad: Flamenco