El Actor Ladrón. La Creación del Personaje

Emilio Goyanes

Imagen asociada al curso
  • Del 13 al 16 de Feb de 2017
  • 20 horas
  • Mínimo 8, máximo 22 plazas
  • De 10.00 a 15.00 horas.

  • EPFCA Granada

  • 75 € Consulta nuestros descuentos
  • Actores y directores

INSCRIPCIÓN: NO DISPONIBLE

PROFESOR/A



Emilio GoyanesProfesor

 

Director de la Laviebel. Ganador de varios premios de teatro entre los que destaca el Max al Mejor Espectáculo de Teatro Musical por Cabaret Líquido.

  • DESCRIPCIÓN
  • OBJETIVOS
  • CONTENIDO

Trabajo sobre los mecanismos de creación del personaje y de las relaciones con los otros, el espacio, los objetos, etc.  Existen muchas teorías y fórmulas sobre la manera en que el actor debe acercarse al personaje. Desde el principio, las clases de Goyanes se han caracterizado por un trabajo minucioso en torno al personaje a través de la improvisación: la elaboración de un material físico, de una “manera de pensar”, de unas relaciones sólidas con los otros. Y siempre de una manera física y al margen del propio texto. Con esta fórmula podemos obtener un resultado más realista o bien, más caricaturesco, si nos acercarmos desde lo grotesco o desde el clown. Todo dependerá del montaje que se persiga en cada momento. No obstante, los mecanismos son sustancialmente los mismos.

  1. El actor es un ser movido por una necesidad incontrolable de robar. La construcción del personaje es un robo a mano armada.
  2. El actor atraca el entorno, para construir un nuevo ser. Roba gestos, manías, pensamientos, sentimientos y los introduce en su propio Golem, que es él mismo.
  3. Es personaje, es un ser ajeno a nosotros que va tomando forma, a base de absorber vampíricamente, nuestras propias energías. Primero aprende a andar, dice balbuceante sus primeras palabras, se sienta por primera vez, canta, va creciendo, fuma o no, bebe o no, piensa esto sobre aquello. Ya es mayor y saluda desde lejos, igual que aquel amigo que hace tanto tiempo que no vemos.
  4. Pienso en el personaje a partir de mi mismo, como un ser totalmente ajeno a mi. Con otro cuerpo, otra voz, otra personalidad.
  5. El personaje tiene autonomía total porque vive independientemente del texto dramático. Puede pasear por la calle, comprar el periódico, comer en un restaurante, pensar por si mismo. Trasciende la obra de la que forma parte. Los escasos hechos que ocurren en el escenario, son solo una pequeña parte de su vida. Pero esta no es una aventura esquizofrénica. Este trabajo de elaboración del personaje, no parte de la psicología del actor, ni utiliza solamente su historia personal. Parte de una estructura física, luego busca su voz y, finalmente, su manera de pensar. Finalizará abordando su papel en el espectáculo.
  6. El actor es un caco fino con el bolsillo repleto de ganzúas. 
  • La improvisación como base.
  • Elección del personaje.
  • El material físico a partir de diferentes modelos.
  • Elaboración del material y su ruptura.
  • La biografía (curriculum vital).
  • Busqueda desde un material, un animal, un color...
  • Las personalidades del personaje.
  • La relación con los otros personajes.
  • El crecimiento del personaje.