Abr
06
|
07
20:00

SALA

B

Danza

JAN FABRE / TROUBLEYN

The generosity of Dorcas

 

Concepto, coreografía, dirección, escenografía y vestuario: JAN FABRE Música: DAG TAELDEMAN Dramaturgia: MIET MARTENS Solo para MATTEO SEDDA

 

 

 

JAN FABRE VUELVE A INSPIRARSE EN UNO DE SUS “GUERREROS DE LA BELLEZA” PARA SU NUEVA PIEZA.

 

UN TRIBUTO A ESTE INTÉPRETE -MATTEO SEDA- QUE NO HA ABANDONADO TROUBLEYN DESDE QUE SE UNIERA A ESTA “BAND OF BROTHERS” EN 2015 PARA SU INOLVIDABLE MOUNT OLYMPUS.

 

A lo largo de los años, Jan Fabre, ha creado varios proyectos de solos para sus intérpretes, incluyendo solos de danza, monólogos de teatro tales como Angel of Death y Another Sleepy Dusty Delta Day (con Ivana Jozic) Preparatio Mortis (con Annabelle Chambon), Quando l’uomo principale è una donna (con Lisbeth Gruwez), Attends, attends, attends... (pour mon père) (con Cédric Charron) y Drugs kept me alive (con Antony Rizzi).

 

Con este nuevo solo, Fabre quiere honrar la generosidad de uno de sus guerreros de la belleza, Matteo Sedda, un bailarín italiano que ha sido parte del reparto original y el proceso creativo de Mount Olympus. To glorify the cult of tragedy. A 24-hour performance, y que en la actualidad sigue participando en la gira internacional con esta producción aclamada por la crítica en los últimos tres años.

 

The generosity of Dorcas es un solo de danza de 50 minutos fascinante y conmovedor. A través de la repetición de varios movimientos seleccionados a partir de la música compuesta por Dag Taeldeman, el bailarín llega a un estado de éxtasis físico y mental, a un trance, mientras que se deja guiar por las ondas de la música.

 

A través del ritual de la danza, el intérprete lentamente transciende y cambia a un estado más elevado del ser, como Dorcas en la resurrección.

 

Dorcas (que es la palabra griega para “gacela”) se describe en el Nuevo Testamento como una seguidora de Jesucristo. Fue principalmente conocida por sus buenas acciones, su caridad y generosidad. Fue muy hábil cosiendo prendas de vestir y entregándoselas a los pobres, sobre todo a las viudas. Cuando murió tras una enfermedad desconocida, el apóstol San Pedro la resucitó de entre los muertos y se convirtió en la primera mujer discípula.

 

Es la sexta vez que Jan Fabre colabora con el músico y compositor Dag Taedelman, quien ha compuesto para este solo una pieza de 50 minutos en la que el ritmo paulatinamente se vuelve más y más rápido. Con tambores sonando constantemente, sensuales solos de bajos y diversas voces, la pieza va in crescendo hasta alcanzar un clímax agitado y grandioso.

 

Un escenario negro y oscuro acoge al intérprete. El bailarín se mueve libremente. Encima de su cabeza podemos observar cinco hileras de cuerdas de lana de diferentes colores; cada cuerda termina en una gran aguja que apunta hacia abajo, como un cielo, o una lluvia de agujas sobre la cabeza de Dorcas.

COMPARTIR:
VENTA DE ENTRADAS
General
20 €
VENTA

A partir del 20 de marzo

VIDEO