Oct
30
|
31
20:00

SALA

B

Danza

LUCÍA VÁZQUEZ / SATOSHI KUDO

Mazari

 

Coreografía e interpretación: LUCÍA VÁZQUEZ y SATOSHI KUDO

 

MES DE DANZA 25 del 28 oct. al 11 nov. 2018 Toda la programación en www.mesdedanza.es

ESTRENO ABSOLUTO

ESPECTÁCULO PRESENTADO CON LA COLABORACIÓN DEL INSTITUTO CERVANTES DE TOKYO

 

ANDALUCÍA. NUEVOS TRAYECTOS

 

LA MULTIPREMIADA BAILARINA SEVILLANA, LUCÍA VÁZQUEZ, LLEGA A NUESTRO TEATRO PARA PRESENTAR MAZARI.

APLAUDIDA EN CHINA Y COREA DEL SUR, NUNCA OLVIDA ATRAVESAR EL PUENTE QUE HA ESTABLECIDO ENTRE TOKIO Y SEVILLA.

 

Aunque con residencia en Japón, la sevillana Lucía Vázquez no deja de hacernos disfrutar con sus interpretaciones. Ahí queda su hipnótica intervención la temporada pasada en nuestro espacio escénico, como parte del magnífico elenco que la maestra Manuela Nogales seleccionó para la producción que celebraba sus 20 años de trayectoria.

 

Hora era ya de que El Central se ofreciese como caja de resonancia del trabajo personal de esta artista.

 

Una intérprete, inquieta y atrevida, como pocas. Nada escapa a su curiosidad, conformando su universo todas las formas artísticas. Sus piezas suelen convertirse en una investigación sobre el video, el sonido, el texto y el vestuario, utilizándolo todo junto a su cuerpo de forma ultrasensible; dotándolas así, de una especie de simpleza no ausente de significado.

 

Esta vez la acompaña alguien que goza de un respeto acreditado en los escenarios de todo el mundo: Satoshi Kudo, bailarín en compañías como la mítica Eastman/Sidi Larbi Cherkaoui, y trabajando también con Ohad Naharin, Mats Ek o Sharon Eyal, entre otros.

 

Mazari es una palabra japonesa referida al proceso de mezclar.

 

Este trabajo se centra en el flujo de líquido que llena más de la mitad del cuerpo humano y en la forma en que dos cuerpos se mezclan con esta corriente líquida. La coreografía dibuja una reacción mixta, una química como resultado de producir calor, espuma, cristales, etc. Verificamos cómo la emoción del individuo se ve afectada por estos efectos.

 

La teoría "Motion Qualia", creada por Kudo, aboga por una forma de construir el movimiento a través de los reflejos, que hacen que la estabilidad soporte al cuerpo mediante la desconexión consciente con el equilibrio. El propio movimiento, con su característica efectiva para dibujar un tipo de fluir líquido, es usado como base en este trabajo.