Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

El Plan Director de Ordenación de las Políticas de Empleo y Relaciones Laborales aspira a mejorar la empleabilidad de las personas y la productividad de la economía andaluza

La reorganización de los recursos materiales, humanos y financieros permitirá diseñar servicios y políticas más útiles bajo el principio de equidad a todas las personas y empresas.

Andalucía, 18/12/2019

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, el viceconsejero, Miguel Ángel García, y el secretario general de Empleo y Trabajo Autónomo, Agustín González

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco,  el viceconsejero, Miguel Ángel García, y el secretario general de Empleo y Trabajo Autónomo, Agustín González, han presentado hoy en rueda de prensa el Plan Director de Ordenación de las Políticas de Empleo y Relaciones Laborales, un documento estratégico de la Consejería que tiene el objetivo de ampliar y mejorar el diseño y la gestión de los servicios y políticas activas de empleo para hacerlas eficaces para la sociedad andaluza. Este plan asienta los pilares para el posterior desarrollo de actuaciones específicas en las diversas competencias atribuidas la Consejería.

Situación de partida

El documento, estructurado en cinco capítulos y descargable en la URL https://www.juntadeandalucia.es/organismos/empleoformacionytrabajoautonomo/consejeria/sobre-consejeria/planes/detalle/187785.html , se inicia con un análisis de la situación de partida, ante el estancamiento en los últimos 25 años, de variables tan importantes como el PIB por habitante (en torno al 75% de la media nacional); la tasa de paro estructural (20% de la población activa, siete puntos por encima de la media nacional) o la existencia de un patrón productivo concentrado en exceso en sectores económicos de inferior valor añadido.

El análisis previo también refleja problemas estructurales como el elevado desempleo juvenil, la temporalidad, el paro de larga duración o el bajo nivel formativo de la población, alertando del riesgo de una “cronificación del desempleo” con datos como que el 50% de las personas en edad de trabajar no dispongan más allá de los estudios secundarios obligatorios.

Se añaden a este capítulo de análisis previo el bajo nivel de intermediación del servicio público de empleo; el mal desempeño en el uso de los recursos financieros externos, puesto de manifiesto en la pérdida de 1.319 millones de euros de fondos de la Conferencia Sectorial Nacional de Empleo en el periodo 2012-2018; o una inexistente cultura de evaluación de los resultados de las políticas aplicadas.

Retos

El documento establece como principales retos la mejora de la empleabilidad de las personas y la productividad de las empresas; propiciar un aumento de la renta individual y global en Andalucía mediante el diseño de políticas útiles y el buen uso de los recursos materiales, humanos y financieros disponibles; y garantizar un trato equitativo a todas las personas y empresas.

Líneas de actuación

El Plan se agrupa en tres grandes líneas de actuación que se desarrollan a partir del acceso a más y mejor información, que pueda ser tratada adecuadamente, para ser utilizada en el diseño y gestión de las políticas. La primera línea maestra está centrada en el fomento de un “servicio público de empleo a disposición de las personas y las empresas”, que mejore su cartera de servicios a partir del uso de un avanzado sistema de perfilado de oferta y de demanda que, en varias fases, pueda emparejar la experiencia profesional y la cualificación de los trabajadores con las necesidades del tejido productivo andaluz. Esta herramienta ayudará a que los trabajadores puedan conocer su empleabilidad real, y a que la Consejería pueda diseñar las políticas activas de empleo más adecuadas, ampliando la ratio de intermediación de las ofertas.

Como segunda línea de actuación, se fija “la implementación de Políticas Activas de Empleo útiles para las personas y las empresas” que contribuyan a incrementar la empleabilidad de las personas desempleadas y ocupadas y la productividad de las empresas. Se atribuye especial importancia a la formación para el empleo con contenidos adecuados a las necesidades de las personas y el tejido productivo, cambiando la fórmula de aplicación para garantizar su calidad y seguridad jurídica como la licitación pública en vez de la subvención.

Las políticas dirigidas al fomento del trabajo autónomo y la economía social, al crecimiento de la dimensión de las empresas, así como la apuesta por actuaciones más selectivas y útiles como son los programas integrales para personas desempleadas de larga duración o los incentivos para fomentar la contratación, entre otras, se diseñarán partiendo de la base de los resultados que las distintas evaluaciones de lo ya realizado arrojen.

Como tercera línea de actuación, figura el impulso del marco de relaciones laborales y salud de los trabajadores, mediante el apoyo y enriquecimiento de la negociación colectiva para mejorar la viabilidad económica de los proyectos empresariales, generar y mantener empleo estable y garantizar una adecuada distribución de la renta entre trabajo y capital. Asimismo, la disminución de la siniestrabilidad laboral y la reducción de los efectos de las enfermedades profesionales son parte fundamental en esta área.

Planos de ordenación

El trabajo en estas tres grandes líneas de actuación se aplicará en tres planos. El primero de ellos, el diseño de los servicios y las políticas de empleo y relaciones laborales, debe propiciar la elaboración y puesta en práctica de planes sectoriales y territoriales, para los que será necesario contar con la participación de los agentes económicos y sociales en el marco del diálogo social.

Como segundo plano, se establece la disposición de centros gestores, órganos de gestión y recursos humanos, adecuados a las competencias asignadas a la Consejería, que cuenten con el personal en número y capacidad para desarrollar las funciones exigidas y para gestionar los recursos financieros disponibles.

Como tercer plano, se plantea la construcción de una plataforma informática adecuada a los retos que se proponen, que automatice los procesos de gestión.

El Plan Director de Ordenación utiliza un planteamiento global en el que recoge a todas las personas desempleadas, trabajadoras y empresas no utilizado hasta la fecha, y aunque no tiene la voluntad de ser un documento de planificación detallado en el que se definan las acciones concretas a llevar a cabo, se concibe como elemento imprescindible para fijar el marco en el que se puedan asentar los diferentes planes y actuaciones que se desarrollen posteriormente en el ámbito de las competencias de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo.

¿Aún tienes dudas?

Si tienes cualquier duda o necesitas más información puedes llamar al teléfono 955 063 910 o escribir al correo buzonweb.sac.ceec@juntadeandalucia.es

¿Te ha sido útil esta información?

Encuesta
Tu voto:
Resultado: 1 Puntos 2 Puntos 3 Puntos 4 Puntos 5 Puntos (0 votos)

Atención: Por favor, marca cuántas estrellas crees que merece esta página y después haz clic en el botón de valorar

¿Cómo mejorarías esta página? Ver más

Ayúdanos enviándonos tus sugerencias. Recuerda no dejar datos de carácter personal.

Sugerencia