Feb
11
20:00

SALA

B

Danza

MARLENE MONTEIRO FREITAS

Guintche

Coreografía e interpretación MARLENE MONTEIRO FREITAS ESTRENO EN ESPAÑA en complicidad con el Teatro Alhambra

 

Este espectáculo contiene luces estroboscópicas.

 

La danza de Marlene Monteiro Freitas es exultante. Sola en escena o asociada a otros intérpretes, ella desprende flujos de energía, se transforma, se multiplica. En (M)imosa, un espectáculo realizado en colaboración con Trajal Harell, François Chaignaud y Cecilia Bengolea, esta joven caboverdiana afincada en Lisboa, que pasó por la P.A.R.T.S., la escuela de Anne Teresa de Keersmaeker, rueda, bigotuda y con el torso desnudo, con un look y un contoneo a lo Prince.

 

Rock star con un sensual movimiento de azimut en su propio solo, Guintche.

 

Al comienzo, Guintche es una figura híbrida, proteiforme, que ella dibujó con ocasión de un concierto. Hay algo de demente, de irreprimible, en la empresa de Marlene Freitas con su solo Guintche. Comenzando por su duración. Un desafío. Todo sucede entre la parte baja y la parte alta del cuerpo. La baja se entrega a la mecánica repetitiva de un contoneo de la pelvis, al acento posiblemente insular, exótico, pero también anclado en el implacable bucle musical que la sostiene. Y luego la parte superior.

LA CABOVERDIANA ABRE/DESPLIEGA LA MAGIA DE UNA DANZA SALVAJE. EN GUINTCHE TODO ES CUESTIÓN DE IMPUREZA, DE INFIERNO Y DE PARAÍSO

Sólo su rostro, y su espantosa declinación de mímicas, de muecas, de deformaciones perpetuas; puros motivos de metamorfosis permanente, liberada de toda expresividad psicológica. Este morphing en vivo magnetiza como un trance visual. Y resulta vano buscar el modelo original de un rostro estable y tranquilizador. Este vértigo traslada a las mejillas algunas cuestiones hoy determinantes en la interpretación y que no se reducen ni al teatro, ni a la danza, ni siquiera a la performance. Esta audaz exploración hace renacer eso que cada uno ve con la imaginación.

 

Porque ‘guintche’, nombre de un pájaro, designa también a una mujer prostituida o a una persona que salta sin lógica aparente de una cosa a la otra.