Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

Declaración de idoneidad de las familias

El proceso de declaración de idoneidad pretende garantizar que las familias que se ofrecen para la adopción internacional puedan cubrir las necesidades del niño o la niña que quieren adoptar através de la adopción internacional. La valoración psicosocial se realiza mediante entrevistas de equipos profesionales, integrados por un/a profesional de la psicología y otro/a del trabajo social que deben comprobar que esas familias, además de cumplir con las obligaciones establecidas legalmente, y de ofrecer estabilidad, afecto y cuidado, podrán también cubrir las necesidades específicas que presentarán estos niños y niñas, a lo largo de su infancia y adolescencia, por el hecho de ser adoptados.

OBJETIVOS

  • Facilitar información sobre dudas que se puedan presentar a las familias sobre el proceso de adopción internacional.

  • Provocar la reflexión sobre la decisión tomada y ayudar a las familias a madurar su proyecto de adopción internacional.

  • Determinar la idoneidad de una familia para la adopción internacional, en función de sus cualidades y actitudes, y valorar las características del niño o de la niña que pretenden adoptar, (edad, necesidades especiales...).

  • Valorar si dispone de los recursos y apoyos que se pueden necesitar para llevar a cabo, con garantías, su proyecto para adopción internacional.

  • Realizar un pronóstico sobre las capacidades de la familia para hacer frente a los retos y exigencias que plantea la adopción y determinar que tipo de ayuda, recursos u orientaciones profesionales podrán necesitar, en el futuro.

El procedimiento de declaración de idoneidad comprende la realización de entrevistas de carácter psicosocial .

A través de éstas se exploran los criterios de idoneidad de las familias:

  1. Capacidad afectiva.

  2. Existencia de motivaciones adecuadas y compartidas para la adopción.

  3. Salud física y mental: ausencia de enfermedades que, por sus características, puedan perjudicar el desarrollo integral del niño o la niña.

  4. Estabilidad familiar y madurez emocional de las famili as que se ofrecen para la adopción internacional y, en su caso, aceptación de la adopción por parte de las personas que convivan con ellos o ellas .

  5. Capacidad de aceptación de la historia personal del niño o la niña y de sus necesidades especiales, en caso de que las presenten .

  6. Habilidades personales para abordar las situaciones nuevas que se puedan producir en su relación con el niño o la niña.

  7. Apoyo social que puedan recibir por parte de la familia extensa u otros.

  8. Actitud positiva y flexible para su educación y disponibilidad de tiempo para su cuidado y ocio.

  9. Actitud positiva y disponibilidad para el seguimiento y orientación en el proceso de integración d el niño o la niña en la familia.

  10. Condiciones adecuadas de habitabilidad de la vivienda e infraestructura del hábitat.

  11. Nivel de integración social de la familia .

  12. Adecuación entre la edad de las familia s interesadas y la de las niñas o los niño s , de manera que no exista una diferencia de más de cuarenta y cinco años con la persona más joven de la familia.

  13. En los casos de infertilidad , tener una vivencia madura y de aceptación de esta circunstancia.

  14. Capacidad para revelar al niño o la niña la condición de adoptado o adoptada y el apoyo en la búsqueda de sus orígenes.

  15. Capacidad económica que garantice la cobertura de sus necesidades básicas.

  16. Capacidad de aceptación de las diferencias étnicas, culturales y sociales.

Salvo que se detectase algún factor excluyente por sí mismo, los criterios serán valorados de forma que exista una adecuada ponderación de los mismos.

El equipo de profesionales que interviene está formado por un trabajador o trabajadora social y un psicólogo o psicóloga.

Estos profesionales a través del estudio y análisis de los criterios anteriores elaboran un informe, en el que quedan recogidos tantos los aspectos psicológicos como sociales que se consideran relevantes.

El informe incluye la conclusión y la propuesta de los profesionales sobre la idoneidad de la familia y el perfil del niño o niña a adoptar.

Actualmente estas actuaciones se realizan a través de un contrato que la Dirección General de Infancia y Conciliación ha suscrito con una entidad autorizada por la Junta de Andalucía.

Realizado el informe se remite a la Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad, Politicas Sociales y Conciliación. Previo a la propuesta de resolución, se le dará a la familia trámite de audiencia para que en el plazo de 15 días hábiles puedan alegar o aportar los documentos o justificaciones que consideren. Concluido este trámite, se eleva la propuesta de declaración de idoneidad a la Comisión Provincial de Medidas de Protección, órgano de la Delegación Territorial encargado de resolver. Dicha propuesta deberá contener las características y edades del niño o de la niña o del grupo de hermanos o hermanas a adoptar.

La resolución es dictada por la Comisión y será notificada a las familias que se han ofrecido para la adopción. Si la resolución es desestimada (es decir se declara la No Idoneidad) la familia puede impugnarla ante la Jurisdicción competente, de conformidad con lo dispuesto en la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil; y no podrá ofrecerse nuevamente para la adopción internacional hasta que transcurra, al menos, un año desde la notificación de la resolución.

Las familias deben conocer, que en caso de que dicha Resolución sea desestimatoria y decidan impugnarla ante la Jurisdicción competente, es conveniente que la valoración de idoneidad en la fase judicial sea realizada por un/a psicólogo/a y un/a trabajador/a social. Con ello, si se les declarase idóneos judicialmente, se evitarían dificultades para poder tramitar su expediente de adopción, dado que la mayoría de los países requiere que el expediente contenga un informe psicológico y un informe social o uno conjunto elaborado por un/a psicólogo/a y un/a trabajador/a social.

Si la resolución adminsitrativa es estimativa (es decir la familia es considerada idónea por la Adminsitración), se les inscribirá en el Registro de Solicitantes de Acogimiento y Adopción de Andalucía, en la sección de Adopción Internacional. Esta inscripción supone solo el reconocimiento de la idoneidad por la administración, no conlleva el derecho de la familia a la adopción.

La resolución de idoneidad para la adopción internacional tiene una validez de tres años a contar desde la fecha de la notificación de la misma y deberá actualizarse cuando transcurra dicho plazo, o cuando existan en la familia acontecimientos o circunstancias susceptibles de modificar su idoneidad, en cuyo caso la familia está obligada a comunicar dichos cambios a la Delegación Territorial. Independientemente de lo anterior, la Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad, Politicas Sociales y Conciliación, de oficio, iniciará la actualización de la idoneidad cuando tenga conocimiento de tales circunstancias.

ACTUALIZACIÓN DE IDONEIDAD

De acuerdo con lo anterior, se iniciará el procedimiento de Actualización de la Idoneidad de los expedientes que se encuentren próximos a cumplir su vigencia, y de aquellos otros en los que se tenga conocimiento de que se han producido cambios en las circunstancias sociales o familiares que puedan modificar la idoneidad de las familias que se ofrecen para la adopción internacional.

De esta forma, se notificará a la familia, el inicio de dicho procedimiento así como su derivación a los equipos profesionales de la Entidad autorizada por la Junta de Andalucía para la correspondiente valoración psicosocial. También se le advertirá de que en caso de que no compareciesen para la actualización, y transcurridos tres meses, se les tendrá por decaídos en su derecho, produciéndose la pérdida de la vigencia de su declaración de idoneidad, y la cancelación de la Inscripción en el registro de Solicitantes de Acogimiento y Adopción en Andalucía. Lo que también se notificará a la familia.

Si tras la valoración psicosocial se determinara que la familia continúa siendo idónea, se dictará nueva Resolución de Idoneidad con una vigencia de tres años y se remitirán al país los correspondientes documentos de la actualización.

No obstante, si como consecuencia de la actualización, se apreciase que la familia ha dejado de reunir los requisitos que determinaron el reconocimiento de su idoneidad, la Comisión Provincial de Medidas de Protección de la correspondiente Delegación Territorial dictará resolución motivada, previa audiencia de dicha familia, acordando la extinción de la idoneidad y la cancelación de la inscripción en el Registro de Solicitantes de Acogimiento y Adopción en Andalucía con la correspondiente notificación a la familia . Tanto en el supuesto de que se declare la extinción de la idoneidad para la adopción internacional como en el caso de que se dicte Resolución por la que se declar a el decaimiento de su derecho con la consiguiente pérdida de vigencia de su idoneidad, una vez transcurridos los dos meses desde la notificación de la Resolución y constatado que la familia no ha formulado oposición ante el Juzgado de Primera Instancia competente o si formulada dicha oposición, ésta ha sido desestimada por el citado Juzgado, teniendo dicha desestimación el carácter de firme, se comunicará al país el archivo del expediente y se solicitará la devolución del mismo.

En caso de recurso, se establecerá la suspensión del expediente hasta la resolución judicial.

Información actualizada a fecha 10 /0 5 /201 9 .