Registradoras y registradores: funciones, servicios y normativa

El registrador o registradora posee una doble cualidad: forma parte del funcionariado público y además es profesional del Derecho, lo que garantiza su independencia. A su cargo están los Registros de la Propiedad, Mercantil y de Bienes Muebles.

Ostentan este cargo por haber superado una oposición de carácter nacional y dependen del Ministerio de Justicia a través de la Dirección General de los Registros y del Notariado, aunque ejercen sus funciones profesionales bajo su responsabilidad.

Su misión principal es la de controlar la legalidad de los documentos autorizados por los notarios, expedidos por los jueces y las autoridades administrativas o suscritos por los particulares. Sólo si el documento es plenamente válido puede inscribirse, y quedar con ello garantizado el derecho adquirido.

Para que un notario o notaria actúe, en la generalidad de los casos es necesaria la solicitud de una persona interesada.

Puedes consultar más información sobre los registradores en los siguientes enlaces:

Más información

Índice