Historia

El Biobanco del Sistema Sanitario Público de Andalucía cuyo cometido es la gestión de muestras para investigación en Andalucía, cuenta con una larga trayectoria. El origen del Biobanco se remonta a la primera iniciativa surgida del acuerdo de colaboración entre la Consejería de Salud y la Universidad de Granada en 2003 para constituir el Banco de Líneas Celulares de Andalucía y Red de Bancos de Tumores de Andalucía. Posteriormente, se han desarrollado iniciativas autonómicas y nacionales como la Red Temática de Investigación en Cáncer (2005); el Programa Banco de Tumores (2006); Banco Andaluz de Células Madre (Nodo Coordinador-Banco Nacional de Líneas Celulares) (2006); Banco Nacional de ADN, Nodos Oncológicos y Controles Sanos (2006); Banco de ADN Humano de Andalucía (2007); y Red Nacional de Biobancos (2009), así como distintas normativas al respecto.

El Biobanco del Sistema Sanitario Público de Andalucía, dependiente de la Consejería de Salud y Familias y en virtud del decreto aprobado por la Comunidad Autónoma de Andalucía 1/2013, de 8 de enero, se configuró como un Biobanco en Red, en el que se integran aquellas estructuras y unidades de los centros sanitarios públicos, bancos de líneas celulares y otros centros públicos que puedan obtener, procesar y conservar células, tejidos, substancias y muestras biológicas para uso clínico o de investigación, constituidos como nodos del Biobanco. Por tanto, la sangre, células, tejidos, líquidos, sustancias y muestras biológicas que se conservan en el Biobanco que tengan una finalidad asistencial, previo consentimiento del donante, pueden tener también una utilización en el ámbito de la investigación. Así pues, el Biobanco desempeña funciones en el ámbito asistencial y el ámbito de la investigación biomédica lo que se traduce en su organización en la configuración de dos áreas funcionales, la asistencial y la investigadora, estando cada una bajo la custodia y responsabilidad del Servicio Andaluz de Salud y de la Consejería con competencias en materia de salud, respectivamente.

El Biobanco ha ido aumentando su actividad progresivamente desde el momento de su creación con la integración del Banco Andaluz de Células Madre, la Red de Banco de Tumores y el Banco de ADN humano de Andalucía. Se trata de un Biobanco Mixto, organizado en un Área de Investigación y un Área Asistencial, que constituye, sin duda, el Biobanco de mayor potencial existente en nuestro país. Es precisamente la estrecha relación que mantiene con el Sistema Sanitario Público de Andalucía, la que sustenta su singular valor y su potencial para distribuir muestras y datos de los centros sanitarios, de los bancos de tejidos y de los centros de Transfusión, Tejidos y Células, los cuales ejercen además una actividad asistencial esencial para el funcionamiento del conjunto del sistema.