Web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Inicio > Información Ambiental > Biodiversidad > Red de centros de conservación, recuperación y reintroducción > Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de Andalucía (CAD)

Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre (CAD)

Facebook Twitter MySpace Meneame Delicious Google+  Enviar Imprimir ¿Te interesa? Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible Resultado  613 votos

El Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de Andalucía (CAD) es el “laboratorio de referencia para la fauna en Andalucía de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía”.

Se creó en el año 2001 ante la necesidad de resolver incidencias que afectan directa e indirectamente a la fauna silvestre. Actualmente es pieza fundamental en numerosas actuaciones de la Consejería relativas a la fauna silvestre.

Pertenece a la Red de Laboratorios de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y está relacionado directamente con el departamentos para la Conservación de la Fauna Silvestre Amenazada, y del Instituto Andaluz de la Caza y la Pesca Continental de la Consejería en lo que se refiere a especies cinegéticas y piscícolas.

El laboratorio sirve de apoyo a muchos proyectos incluidos en los Planes de Recuperación y Conservación de la Fauna Silvestre, Programa de Vigilancia Epidemiológica, abarcando en esta denominación a las especies protegidas, en peligro de extinción, cinegéticas, programas de reintroducción, de cría en cautividad, control de envenenamiento, etc. Los resultados que genera son una herramienta indispensable en la gestión de todos estos programas y, claro está, para la supervivencia de especies tan emblemáticas en Andalucía como el lince ibérico, el quebrantahuesos, el águila imperial ibérica o el buitre negro entre otras.

En el CAD se realizan todas las analíticas y estudios necesarios para el cumplimiento de la legislación vigente en la materia y cuyo objeto es proteger la fauna silvestre, donde se establecen, entre otros, requisitos de sanidad animal aplicables para el movimiento de animales de explotaciones cinegéticas, controles sanitarios de especies protegidas y cinegéticas, y genética para preservar la pureza de las especies andaluzas.

Organización y Departamentos Subir al contenido anterior

Los servicios analíticos del CAD lo componen un equipo de personas altamente cualificadas (veterinarios, biólogos y analistas) que, junto con los laboratorios dotados de equipos adecuados y una indispensable sinergia entre nuestros departamentos, son la clave del alto nivel de especialización del CAD.

Además colaboran becarios de distintas licenciaturas y formación profesional que enriquecen su formación mediante el aprendizaje de técnicas a partir de muestras biológicas únicas, las procedentes de fauna silvestre. De esta forma los alumnos consiguen una especialización en un campo de gran proyección como es la patología, genética o toxicología en fauna silvestre.

La organización se estructura en siete áreas que centran su actividad en:

  1. Área de recepción y registro de muestras
  2. Departamento de análisis clínicos de muestras sanguíneas
  3. Departamento de genética y biología molecular
  4. Departamento de toxicología
  5. Departamento de anatomía patológica
  6. Departamento de diagnóstico microbiológico, parasitológico e inmunológico
  7. Sala de necropsias, toma de muestras y datación de muerte

Proyeccion nacional e internacional Subir al contenido anterior

Destaca la importancia y exclusividad de las muestras que se analizan y conservan en el CAD así como las técnicas que se desarrollan, básicas para profundizar en el conocimiento de enfermedades, de la genética o envenenamiento de la fauna silvestre.
El CAD ha consolidado su posición nacional e internacional a través de diversas colaboraciones en proyectos de investigación, cediendo datos y muestras biológicas procedentes de la fauna silvestre de Andalucía. De esta manera el CAD actúa como enlace entre la fauna silvestre y la investigación en Andalucía, España y el resto del mundo.
 

Resumen de los estudios realizados en el centro de Análisis y Diagnóstico de la fauna silvestre (CAD) Subir al contenido anterior

  • Estudio de causa de muerte: Pretende esclarecer la causa de muerte, y en determinados casos valorar la posible transmisión de los agentes infecciosos a otros ejemplares del entorno.
  • Estudio clínico/sanitario: Realización de análisis (hematológicos, bioquímicos, toxicológicos, moleculares, microbiológicos, de anatomía patológica, parasitológicos, inmunoserológicos), sobre muestras de origen biológico, que proporcionen los elementos de juicio necesarios para valorar posibles alteraciones individuales (clínico) y/o poblacionales (sanitario).
  • Estudio genético /diagnóstico molecular: Determinación a nivel molecular de características individuales y/o poblacionales de diferentes especies, así como la identificación de agentes infecciosos por métodos moleculares (PCR).
  • Estudio de animales y cebos envenenados: Aplicación de técnicas forenses y toxicológicas para determinar la presencia de compuestos tóxicos asociados a casos de envenenamiento en fauna silvestre.

Actualmente el CAD desempeña un servicio de urgencias que actúa durante todo el año las 24 horas del día para atender incidentes en el que se vean implicadas especies en peligro de extinción, y /o mortandades de fauna, garantizando una rápida intervención y control de las causas de los mismos.

Funciones Subir al contenido anterior

El centro lleva a cabo cuatro funciones básicas:

  • Garantizar la sanidad y control de patologías que afecten a las poblaciones de especies protegidas (lince ibérico, águila imperial ibérica, quebrantahuesos, alimoche, entre otros) y cinegéticas (cabra montés, corzo, perdiz roja), tanto de vida libre como de los Centros de Recuperación (CREAs) y Estaciones de Referencia.
  • Diagnóstico de casos de envenenamiento para la erradicación del uso ilegal de cebos envenenados en la Comunidad Autónoma Andaluza.
  • Seguimiento genético a través del estudio, evaluación y control de los aspectos relacionados con la pureza y variabilidad genética de las especies cinegéticas y otras especies de interés.
  • Control de la transmisión de enfermedades zoonóticas en especial atención a la vigilancia de enfermedades comunes al ganado doméstico y a las emergencias sanitarias.

Red de Control y seguimiento genético de la fauna silvestre 

Se estudia la pureza y variabilidad genética de especies de importancia socioeconómica principalmente cinegéticas: perdiz roja, conejo de monte, corzo andaluz y cabra montes y se realizan estudios de parentesco e identificación en especies protegidas, principalmente en aves.
Se determina el sexo de aves recién nacidas, incluso de muestras tomadas del huevo tras la eclosión o de plumas recogidas del nido, minimizando el estrés de los pollos por el manejo.
Gracias a la gran cantidad de muestras analizadas el CAD dispone de un importante banco genético de especies protegidas y cinegéticas.

Estos estudios permiten gestionar las repoblaciones con especies autóctonas y conservar la pureza genética.

Red de seguimiento sanitario de la fauna silvestre

En el laboratorio del CAD se controla el estado de salud de las especies asociadas a Planes de Recuperación y Conservación de Especies. Las especies que se acogen a estos planes y sobre los que se realizan los estudios sanitarios son las siguientes:

  • Asociados a planes y programas
    • Lince ibérico (Lynx pardinus), “in situ” (en medio natural) y “ex situ” mantenidos en centros de cría, en peligro de extinción.
    • Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), extinta a nivel regional.
    • Águila imperial ibérica (Aquila adalberti), en peligro crítico de extinción.
    • Alimoche (Neophron percnopterus), en peligro crítico de extinción.
    • Focha moruna (Fulica cristata), en peligro crítico de extinción.
    • Águila azor-perdicera (Hieraaetus fasciatus), vulnerable.
    • Águila pescadora (Pandion haliaetus), vulnerable.
    • Espátula común (Platalea leucorodia), vulnerable.
    • Flamenco común (Phoenicopterus ruber), riesgo menor.
    • Cetáceos varados y tortugas marinas.
  • En estaciones de referencia:
    • Cabra montés (Capra pirenaica), vulnerable.
    • Corzo andaluz (Capreolus capreolus), vulnerable
    • Perdiz roja (Alectoris rufa)
    • Conejo de monte (Oryctolagus cuniculus)

Formando parte de la Vigilancia Epidemiológica de la fauna silvestre en Andalucía, se controla la transmisión de enfermedades entre el ganado doméstico y la fauna silvestre. Son de especial relevancia el análisis de muestras tomadas de especies de aprovechamiento cinegético, de caza mayor o monterías: ciervo (Cervus elaphus), gamo (Dama dama), muflón (Ovis musimon), jabalí (Sus scrofa).

Los resultados obtenidos permiten detectar animales infectados evitando la transmisión entre los animales domésticos y la fauna silvestre. Esto se consigue gracias a la estrecha colaboración con los laboratorios de referencia en Sanidad Animal (Laboratorios de Producción y Sanidad Agraria, Laboratorio Central Veterinario de Algete).

Los resultados no sólo se emplean para conocer y controlar el estado sanitario de estos animales, sino como anticipación a la difusión de enfermedades que podrían acabar con los programas de protección de estas especies.

Estudios clínicos en animales enfermos 

Al CAD llegan muestras biológicas de animales enfermos atendidos en los Centros de Recuperación de Especies Amenazadas de Andalucía (CREAs), de cetáceos y tortugas del los Centros de Gestión de Especies Marinas (CREMA, CEGMA), de linces, águilas imperiales ibéricas y quebrantahuesos de los respectivos Centros de Cría y que necesitan diagnóstico y tratamiento urgentes, así como de animales de las Estaciones de Referencia de la cabra montés, del conejo de monte, de la perdiz roja o del corzo andaluz.

¿Qué se hace por estos animales enfermos?, se emplean todas las herramientas necesarias para conocer el origen de la enfermedad, a partir de sangre (hematología), de heces, heridas y zonas inflamadas o con exudados, microbiología y parasitología, incluso técnicas de biología molecular (PCR) para detectar la presencia de patógenos que no pueden cultivarse fácilmente en el laboratorio, como por ejemplo los virus.

Pero no sólo se intenta determinar el origen del problema, sino que aportamos soluciones terapéuticas, es decir, cuando, por ejemplo, la causa de la enfermedad es una bacteria, se determina cual/es son los antibióticos más efectivos contra ella (asesoramiento terapéutico), evitando el uso indiscriminado de antibióticos y la eliminación rápida y directa del patógeno.

Por último, cabe destacar que, gracias a la información clínica acumulada, se han podido establecer valores de referencia en fauna silvestre para explicar en cualquier momento el estado sanitario y establecer un diagnóstico de las enfermedades que afectan las especies animales más protegidas.

Los resultados obtenidos se remiten a estos centros de forma inmediata, colaborando en la recuperación de animales enfermos y, si procede, a su liberación al medio natural.

Investigación de causa de muerte de animales silvestres 

En el CAD se realizan las necropsias de todas las especies silvestres de vida libre y de cautividad, incluidos linces ibéricos, quebrantahuesos, águilas imperiales ibéricas, aves necrófagas, etc. En el CAD se le ha practicado la necropsia a casi 140 linces, 50 águilas imperiales ibéricas, 14 quebrantahuesos.

En muchos de estos casos, para determinar la causa de la muerte es necesaria una aproximación multidisciplinar de los estudios en los que se aúnan las aportaciones de los veterinarios, entomólogos forenses (datación de muerte) anatomopatólogos, y, por supuesto, microbiólogos que trabajan en el laboratorio del CAD.

También es función del CAD responder ante episodios de mortandades de aves y peces que tienen lugar en los humedales andaluces sobre todo en la época estival. En estos casos se estudian, además de los cadáveres recogidos, muestras de agua cuyos análisis microbiológicos, físico-químicos, de algas y toxicológicos, se realizan no solo en el laboratorio del CAD, sino en el resto de los laboratorios de la Consejería, aportando importante información en la determinación de causa de la mortandad.

Los resultados permiten a los responsables del Programa Andaluz de Gestión de Humedales actuar y prevenir nuevos episodios.

Casos de envenenamientoque impliquen a la fauna silvestre

La Consejería gestiona el Programa de Actuación para la Lucha Contra el Veneno en Andalucía, que implica el trabajo coordinado de agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), Agentes de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Unidad de Policía de la Dirección de Política Interior, e incluso equipos caninos que rastrean buscando veneno en el medio natural.
Son muchas las muestras que se analizan anualmente en el CAD para identificar y cuantificar el veneno, entre cadáveres, cebos y muestras inertes como botellas o plásticos supuestamente envenenados. Además el personal del CAD actúa como asesor en los procesos judiciales asociados a los casos de envenenamiento.

Las consecuencias del trabajo que realiza el laboratorio del CAD en la lucha contra el uso ilegal de venenos permiten ejecutar sentencias condenatorias contra los delincuentes medioambientales, que consciente o inconscientemente, son responsables en muchos casos de envenenamientos de fauna protegida, peligrando incluso la vida de las personas usuarias de cotos de caza, parque nacionales, etc., en definitiva, terrenos envenenados, porque, dicho sea de paso, los venenos son tóxicos y mortales para todos los animales, incluido el hombre. Los datos son reveladores, en Andalucía, entre los años 2001 y 2011, se han descubierto 1510 episodios de envenenamiento en el total de los analizados, y entre 2005 y 2010 tuvieron lugar 7 sentencias condenatorias a delincuentes.

En los ultimos años se han recibido varios miles de muestras de animales y cebos, de las cuales mas de la mitad fueron positivas. Entre las especies amenazadas que se han visto afectadas por el uso indiscriminado de cebos envenenados han sido 97 los ejemplares que han dado positivo, entre ellos destacan el lince ibérico (1), el águila imperial ibérica (5), el alimoche (5), la nutria paleartica (1), el cernícalo primilla (2), la cigüeña negra (2), el halcón peregrino (1), la gaviota picofina (1), la cerceta pardilla (1), el águila real (7), el águila perdicera (6), el aguilucho cenizo (9), el aguilucho lagunero (4), el milano real (17), el buitre negro (28) y el quebrantahuesos (3).

El desarrollo de este servidor WEB
ha sido cofinanciado por la Unión Europea