Saltar al contenido

Del Pozo avanza que el Centro Andaluz de Innovación en Formación Profesional comenzará a funcionar el próximo curso

La consejera de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, Patricia del Pozo, ha avanzado que el Centro Andaluz de Innovación en Formación Profesional y Tecnología Avanzada comenzará a funcionar a lo largo del curso 2023/24, con el objetivo de que juegue un papel clave para conectar las necesidades de la empresa con el diseño y desarrollo de los ciclos formativos. Así lo ha indicado en el encuentro-coloquio organizado por Diario Sur, donde ha expuesto los tres objetivos fundamentales de su departamento: la mejora de los resultados educativos, los avances en la inclusión y la atención a la diversidad y la revolución de la Formación Profesional. Estos retos, ha asegurado Del Pozo, están plasmados en el presupuesto de la Consejería para 2023, que cuenta con una inversión global de 8.514 millones, un 15,4% más con respecto a 2022.

Del Pozo ha informado de que este curso se tramitará el Decreto que regula este Centro de Innovación, que se ubicará en el Parque Tecnológico Campanillas de Málaga en un edificio que ha adquirido la Junta expresamente para ello. El nuevo centro tendrá capacidad para desarrollar proyectos innovadores y transferirlos a entornos educativos y, en especial, a la Formación Profesional. Para ello, desde este centro se impulsarán proyectos de colaboración entre los centros educativos y con los entornos productivos. “La creación de este centro es un claro ejemplo del salto cuantitativo y cualitativo en la innovación y modernización de la Formación Profesional”, ha afirmado la consejera.

Así, el Centro de Innovación será el observatorio del mercado laboral, de manera que conectará las necesidades de las empresas con las propuestas de diseño de nuevos módulos profesionales específicos y especializados a los centros docentes. Además, será un elemento catalizador de la innovación en FP porque el centro impulsa experiencias de éxito en otros centros docentes de la misma familia profesional. El Centro detectará proyectos de éxito y promoverá el intercambio de experiencias y buenas prácticas.

Durante su intervención, la consejera ha destacado que uno de los objetivos fundamentales sobre los que se asientan las actuaciones y decisiones de su departamento es la Formación Profesional “porque es sin duda el mejor plan de empleo juvenil, un revulsivo indiscutible para cualificar a los andaluces que necesita formación actualizada para acceder, mantenerse o progresar en el mundo laboral”

Así, Del Pozo ha señalado que este curso se ha reducido a casi la mitad el alumnado que se queda sin plaza en la Formación Profesional. En este sentido, ha explicado que en 2018 la tasa de estudiantes que no obtenía plaza en alguno de los ciclos formativos que solicitaba era del 35,15% mientras que este curso se ha reducido al 19,09%, teniendo en cuenta además que la demanda ha crecido un 4%.

Del Pozo ha indicado que la mejora en la tasa de personas que no consiguen plaza es debido al proceso de transformación que se inició en la pasada legislatura y que está produciendo “avances incuestionables y sin precedentes”. De esta manera, Andalucía cuenta con un total de 3.419 ciclos formativos y se han ofertado casi 159.000 plazas de FP, un 30% más que en 2018. En el caso de Málaga han sido 19.127 puestos de nuevo ingreso, lo que supone un total de 3.200 nuevas plazas en cuatro años.

Para la consejera no se trata solo de aumentar el número de plazas sino en hacer una planificación “con criterio y previsión” para que la oferta dé respuestas a las necesidades del tejido productivo y eleve la tasa de inserción de los titulados. En la actualidad en nuestra Comunidad Autónoma se pueden estudiar 186 titulaciones diferentes y el 60% está vinculada a sectores emergentes de empleo.

Respecto a FP Dual, Del Pozo ha destacado que impulsar esta modalidad en la que el aprendizaje se realiza tanto en los centros docentes como en empresas es “una medida estrella” del Gobierno andaluz. De hecho la previsión para esta legislatura es la creación de 20.000 nuevas plazas, un tercios de ellas en Dual.

Retos de la Consejería

Otro de los retos principales de la Consejería es la mejora de los resultados educativos. En este sentido, Patricia del Pozo ha resaltado que la apuesta de la Junta es hacerlo desde el rigor académico, el valor del esfuerzo y la puesta en valor de la excelencia. Para ello, uno de los primeros ejes fundamentales es el desarrollo del nuevo currículo andaluz, que incluirá más horas de Matemáticas, de Lengua y de Inglés. También se reforzará la lectura para que el alumnado mejore su ortografía y comprensión lectora.

La titular de Desarrollo Educativo y Formación Profesional también ha hecho especial hincapié en el profesorado, “figura fundamental y el corazón” del sistema educativo andaluz: “la mejor inversión en educación es la inversión en recursos humanos”, ha dicho y ha añadido que una de las apuestas de esta legislatura es seguir apostando por la mejora de las plantillas y sus condiciones laborales, así como la estabilización.

Patricia del Pozo ha manifestado que mejorar la inclusión y la atención al alumnado más vulnerable es uno de los principales ejes de su acción de gobierno, porque “ninguna meta educativa debe considerarse alcanzada a menos que se haya logrado para todos”. Así, el punto de partida para abordar esta tarea se asienta en medidas de gran calado como el presupuesto de Educación Especial para 2023, que llega a los 499 millones de euros, un 47% más que en 2018 y el aumento de la plantilla de profesionales que atiende a las necesidades específicas de apoyo educativo en las aulas andaluzas. Así, este curso el sistema educativo cuenta con 7.335 docentes de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje, lo que supone un 20,68% más respecto a 2018, es decir una aumento de 1.257 profesionales en cuatro años. También ha crecido el número de Monitores de Educación Especial, hasta alcanzar los 3.061, lo que supone que hay 708 más que en 2018. De ellos, 664 son Personal Técnico de Integración Social y con el nuevo presupuesto se podrán incorporar 100 más. En la provincia de Málaga hay 464 monitores de Educación Especial, 124 más que en 2018.

Además, una de las iniciativas que este año espera finalizar es la tramitación del Decreto de Atención Socioeducativa, una herramienta fundamental para avanzar en la inclusión de aquellos estudiantes que puedan tener dificultades en el acceso y permanencia en el sistema educativo.


 

Info
Nodo: sv0205.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio