Saltar al contenido

La consejera de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, Patricia del Pozo, ha informado en el Parlamento de que este curso hay un total de 11.447 unidades públicas por debajo de 20 alumnos en las etapas del segundo ciclo de Infantil y Primaria, excluidas las unidades de los Centros Públicos Rurales, casi 3.000 más que en 2018, es decir el 43,6% del total de aulas en estas etapas educativas. Además, ha indicado que el 92,8% del total de las unidades en estas etapas cuenta con menos de 25 alumnos y que desde 2018 el número de aulas con más de 25 alumnos se ha reducido en un 54,4%.

Si se contabilizan también las unidades de los Centros Públicos Rurales, el porcentaje de aulas por debajo de 25 alumnos es del 93,3%, mientras que las que tienen menos de 20 son el 46,2%.

En el caso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), el 92% de las unidades públicas están por debajo de 30 alumnos, es decir, del límite legal. Más de 3.600 de esas unidades tienen menos de 25 estudiantes, un 30% del total y son 322 aulas más que hace cinco años.

Esta distribución de unidades, ha destacado la consejera, ha permitido por quinto año consecutivo mejorar las ratios medias del sistema, que se sitúan en 19.1 en Infantil, 20.2 en Primaria y en ESO por debajo de 27 (26.8). En este sentido, Del Pozo ha indicado que “no solo son niveles muy por debajo de los límites legales de 25 y 30 respectivamente, sino que además son ratios medias que están en perfecta consonancia con las de otras comunidades autónomas y países europeos”.

Asimismo, ha resaltado que la reducción de la ratio en las aulas se ha podido llevar a cabo gracias a una inversión de 2.500 millones de euros más en la educación andaluza desde 2018, un incremento del 40%. La inversión por alumno ha crecido en un 42% y la plantilla docente se ha ampliado en casi 7.000 maestros y profesores, hasta alcanzar los 107.667 en centros públicos. “Es la plantilla estructural más amplia de nuestra historia” a pesar de contar con 90.000 estudiantes menos desde 2018 por el descenso de la natalidad.

La Consejería “persigue” la bajada de ratio como una de las medidas para avanzar en la calidad de la enseñanza y el aprendizaje, aunque no la única, ya que hay que sumar el conjunto de iniciativas que están funcionando y dando resultados para que el alumnado no abandone y prosiga con sus estudios.

Respecto a la planificación para el próximo curso, la titular de Desarrollo Educativo y Formación Profesional ha señalado que está en una fase muy inicial del procedimiento, en la que los centros manejan una información de oferta de salida “sin que haya nada cerrado”.

Durante su intervención, la consejera ha avanzado que el proceso de escolarización del curso 2024/2025, como es habitual, comenzará el próximo 1 de marzo, a continuación las baremaciones, las matriculaciones y las adjudicaciones de las Comisiones Territoriales de Garantía, entre otras fases del procedimiento. Será en septiembre, al final del proceso de admisión, tanto el ordinario como el extraordinario, cuando queden definitivamente configurados los centros. “El sistema educativo es un sistema vivo que puede y debe seguir cambiando a lo largo del curso para atender las necesidades que se vayan produciendo”.

Del Pozo ha puntualizado que la previsión que maneja la Consejería es que la oferta de plazas y unidades del próximo curso será muy similar a la del curso actual, con una expectativa de descenso de alumnado como viene ocurriendo en los últimos años.

En este curso, el sistema público andaluz cuenta con 55.202 unidades entre el segundo ciclo de Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato, Educación Especial y FP, 41 más que el curso pasado con 19.000 alumnos menos. Son 1.053 unidades más desde 2018 con 90.000 estudiantes menos.


 


 


 


 


 


 


 

Novedades
Nodo: sv0204.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio