Saltar al contenido

La Junta destaca que estos tres años de gestión han supuesto un "punto de inflexión" en la educación andaluza "con camino por recorrer"

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha manifestado que, cuando se cumplen tres años de las elecciones de 2018, la gestión del Gobierno andaluz ha supuesto “un punto de inflexión con camino por recorrer” en la educación de Andalucía a pesar de que han sido cursos marcados por la pandemia del COVID-19. Así, el consejero ha indicado que el principal objetivo ha sido impulsar un cambio de modelo educativo que contempla como ejes principales apostar por la excelencia educativa sin que ningún alumno se quede atrás, mejorar la atención a los escolares más vulnerables y adaptar el sistema educativo andaluz a las nuevas necesidades de la sociedad del siglo XXI.

Imbroda ha asistido en Granada, junto al vicepresidente de la Junta, Juan Marín, al pleno del Consejo Escolar, máximo órgano de representación de la comunidad educativa andaluza, donde ha señalado que para alcanzar cualquier logro en la educación “es indispensable contar la implicación y colaboración de todos”.

Juan Marín ha subrayado que para poder acometer estos objetivos la inversión en educación sigue creciendo como nunca en Andalucía. En este sentido, ha explicado que la Junta ha realizado “un enorme esfuerzo” para que el acumulado de los dos últimos presupuestos de la Consejería ascienda a casi 13.500 millones de euros, es decir ha crecido un 16% en dos años. Esta cifra, la más alta de la historia “evidencia la apuesta indiscutible de este Gobierno por la educación”, ha afirmado el vicepresidente, quien ha lamentado que los partidos de la oposición hayan bloqueado un proyecto de presupuesto para 2022 que contenían un aumento de 618 millones más para la educación andaluza, hasta superar por primera vez los 8.000 millones de inversión.

Marín ha resaltado, en todo caso, que la inversión anual por alumno supera por primera vez los 4.200 euros en el curso 21-22.

También ha señalado que es una prioridad absoluta para la Junta potenciar la educación inclusiva, en la que tenga cabida todo el alumnado “sean cuales sean sus circunstancias personales, sociales o económicas”. Así, el presupuesto destinado a Educación Especial ha aumentado más de un 30% desde 2018, hasta superar los 440 millones. Durante este curso se invertirán 7.000 euros por alumno con necesidades especiales frente a los 5.500 que se dedicaban en 2018.

Refuerzo y estabilidad de la plantilla docente

El consejero ha señalado también como una prioridad esencial la figura del profesorado, “pieza esencial e imprescindible” del sistema educativo. Así, Imbroda ha explicado que se han reforzado las plantillas docentes públicas en dos cursos con 13.549 docentes. En concreto, este curso han sido 4.600 y el pasado 6.949 efectivos para adaptar las medidas a la evolución de la pandemia. En total, el sistema educativo público cuenta con una plantilla integrada por más de 109.000 efectivos. También ha recordado que las plantillas de la red concertada se han reforzado con más de 2.000 docentes en estos dos cursos.

Imbroda ha indicado la apuesta sin precedentes para que las bajas de los docentes se cubran lo antes posible, y más en cursos marcados por la pandemia. Así, el curso pasado se llegaron a cubrir las bajas de 25.567 docentes, lo que traducido a días supone dos millones de jornadas sustituidas, con una inversión récord de 300 millones de euros.

Por otro lado, la Consejería de Educación y Deporte ha convocado un total de 14.178 plazas docentes desde el comienzo de la legislatura, de las cuales 7.500 puestos corresponden al cuerpo de Maestros y, el resto, 6.678, de los cuerpos de Secundaria, Técnicos de FP y Enseñanzas de Régimen Especial. Estos datos, ha destacado Javier Imbroda, respaldan la apuesta del Gobierno andaluz por la creación de empleo público y la estabilización de la plantilla pública docente.

Durante su intervención, el consejero ha señalado que en 2022 se celebrarán unas oposiciones con 4.064 plazas, 3.700 para el cuerpo de Maestros de distintas especialidades y 364 de Profesores de Música y Artes Escénicas.

Asimismo, Javier Imbroda ha avanzado que con la convocatoria de oposiciones de maestros de 2022 se prevé alcanzar en Infantil y Primaria la tasa de interinidad “más baja de la historia de Andalucía”, con un nivel cercano al 4,5%, el parámetro recomendado por la Unión Europea. “Una tasa que actualmente ronda el 12,8 %, en ese cuerpo de maestros”, ha dicho.

Junto a la estabilidad de las plantillas y al incremento de plazas, el consejero ha afirmado que es fundamental prestigiar la función docente. Así, en Andalucía ha sido aprobada por el Parlamento Ley de Reconocimiento de la Autoridad del Profesorado que destaca la figura del docente como pilar fundamental del sistema educativo y garantiza la asistencia jurídica y psicológica para los docentes ante situaciones de conflicto.

Asimismo, ha destacado la necesidad de "implementar medidas que incrementen y refuercen la valoración social de la función docente para que pueda desarrollarse con las máximas garantías". Además, ha calificado la figura del docente como sagrada y elemento clave sobre el que estructurar la necesaria transformación del sistema educativo.

Por otro lado, el consejero ha explicado que su departamento ha alcanzado acuerdos con la enseñanza concertada que han dado respuestas a demandas históricas del sector. Así, desde el año 2019 los docentes que desarrollan su labor en centros concertados pueden acogerse a la jubilación parcial anticipada, es decir, que el profesorado mayor de 61 años puede reducir su jornada a la mitad sin pérdida de retribuciones. Además, el consejero también se ha referido al pago delegado para dar respuesta a situaciones como la lactancia. Estos acuerdos, ha destacado Imbroda, son el resultado del diálogo y la participación con las organizaciones patronales y sindicales de la red concertada.

También a lo largo de estos tres años de gestión se ha mejorado las condiciones laborales de 426 monitores escolares que ya no son despedidos en julio ni en agosto como sucedía con la anterior Administración y 346 aumentaran las horas semanales de trabajo de su jornada laboral en los colegios públicos. De esta manera, esta Consejería ha mejorado ya las condiciones laborales del 65% de este colectivo.

Esta medida da respuesta a una reivindicación histórica de estos trabajadores y trabajadoras que realizan tareas de apoyo en los centros docentes públicos y que contribuyen a la mejora de la calidad del sistema educativo. En su intervención, el titular de Educación y Deporte ha destacado que se colocó dentro de sus prioridades la mejora de las condiciones laborales de los monitores para acabar con la situación de precariedad e inseguridad en la que se encontraban estos trabajadores.

Respecto a la primer ciclo de Educación Infantil, Imbroda ha subrayado la mejora de la financiación de las escuelas infantiles a partir de septiembre de 2020, a través de un aumento de la financiación de 42 euros por alumno que asume en su totalidad la Consejería, tras 12 años con el precio congelado, lo que ha provocado la asfixia financiera de estas empresas y la consiguiente pérdida de empleos.

Líneas estratégicas

Javier Imbroda ha informado de que las líneas estratégicas de su política educativas han sido mejorar la atención el alumnado más vulnerable, reducir las tasas “intolerables” de fracaso y abandono escolar temprano, reforzar el apoyo a las familias y mejorar la red de infraestructuras educativas así como la modernización y digitalización del sistema educativo.

Entre las medidas para mejorar la atención del alumnado más vulnerable y reducir las tasas de fracaso y abandono escolar temprano, el consejero ha informado de que el sistema educativo andaluz cuenta con 1.303 profesionales más desde 2018 para atender al alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE). En concreto, la cifra de personal docente, profesionales de Audición y Lenguaje y de Pedagogía Terapéutica, se ha incrementado en un 12% (768) durante los últimos tres cursos y ha añadido, además, que el número de profesionales no docentes (educadores, PTIS e ILSE) ha crecido un 23% (535). Estos datos, ha asegurado Imbroda, “demuestran que nunca en Andalucía se ha invertido más en la atención a la diversidad que ahora para que ningún niño se quede atrás”.

Igualmente, el consejero ha detallado los programa e iniciativas puestas en marcha por su departamento para mejorar la atención del alumnado que se encuentra en situación de mayor vulnerabilidad como el Impulsa, PROA o Unidades de Acompañamiento y Orientación Personal y Familiar, entre otros. Estas medidas, ha explicado Imbroda, conforman la estrategia integral de refuerzo pedagógico que la Consejería ha establecido para apoyar a estos escolares.

Así, este curso como novedad, se suman dos nuevos programas a esta estrategia de atención al alumnado con NEAE, el programa de Unidades de Acompañamiento y Orientación Profesional y Familiar que tiene como objetivo facilitar apoyo al alumnado con dificultades para satisfacer las exigencias de la educación formal, así como para superar los obstáculos creados por el sistema educativo. En este sentido, el consejero ha informado de que se están incorporando 153 orientadores a este programa, a estos se sumará en el año 2022 un incremento de 46 hasta alcanzar los 199 y en el 2023 el sistema educativo contará con 284 orientadores más.

Otro de los programas es el PROA+ Transfórmate, de carácter plurianual y que pondrá el foco en cambiar la cultura organizativa para garantizar el éxito escolar de todo el alumnado, con especial atención al que se encuentra en situación de mayor vulnerabilidad. A través de este programa, ha explicado Javier Imbroda, en este curso y en los dos siguientes el sistema educativo andaluz contará también con 400 docentes más en Pedagogía Terapéutica y de Audición y Lenguaje. De este modo, se responde al compromiso del Gobierno andaluz con las organizaciones sindicales de destinar todos los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) que lo permitan a reforzar las plantillas.

Durante su intervención, el consejero también ha hecho alusión al programa Impulsa, financiado en su totalidad por la Junta y que este año incluye dos líneas de intervención: una primera línea denominada Impulsa Innovación, que da continuidad a la puesta en marcha en pasadas ediciones. En el pasado curso más de 540 centros se implicaron en el programa, que contó con la participación de más de 8.000 docentes y 85.600 alumnos.

Para este curso se ha iniciado una nueva línea de actuación denominada ‘Impulsa Inclusión’, que tiene como finalidad mejorar los recursos con los que cuentan las aulas específicas de Educación Especial. Esta línea se dirige a centros docentes públicos que tengan autorizadas aulas específicas, sin necesidad de que los mismos se encuentren ubicados en zonas ERACIS o que posean planes de compensación educativa.

Dentro de esta estrategia de refuerzo, Imbroda ha hecho una mención especial a los planes de compensación educativa, que cuentan con un presupuesto de dos millones de euros, y que dan cobertura este curso a 471 centros docentes públicos a los que se dota de 440 maestros de apoyo.

Impulsar la innovación y la internacionalización

El consejero además ha puesto el foco en la formación del alumnado. Así, han aumentado las horas en el conjunto de la etapa de Primaria en asignaturas troncales: Lengua ha aumentado en 2,5 horas y Matemáticas en 2 horas. Se potencian destrezas básicas para el siglo XXI como el debate y la oratoria en Lengua Española, o, en Matemáticas, las habilidades de cálculo (primer ciclo), la resolución de problemas (segundo ciclo) y la robótica y el razonamiento matemático (tercer ciclo).

Por otro lado, Imbroda ha subrayado que otra de las líneas estratégicas es seguir avanzando en innovación y en la transformación digital de la educación. Así, ha detallado algunas de las actuaciones innovadoras que está desarrollando la Consejería de Educación y Deporte en las aulas andaluzas para avanzar hacia un modelo de enseñanza que dé respuestas a los retos de la educación actual y futura como metodología STEAM para robótica y para la investigación aeroespacial aplicada al aula, impulso de la competencia digital, Aulas del Futuro, Recursos Educativos Abiertos basados en el Diseño Universal para el Aprendizaje, programas para la innovación educativa, inteligencia artificial o la internacionalización de los centros educativos

También se ha referido a la importancia de la internacionalización de las aulas. Así este curso 2021/22 un total de 1.226 centros docentes públicos imparten enseñanza bilingüe en Andalucía, lo que supone un incremento de 34 centros respecto al curso pasado.

En cuanto a los Auxiliares de Conversación, la principal novedad es la incorporación a este programa a partir de este curso a las Escuelas Oficiales de Idiomas y los centros que imparten el Bachillerato Internacional. En estos últimos cursos se ha alcanzado 1542 auxiliares.

Otra de la apuestas de la Consejería es la red pública de Bachillerato Internacional, que se ha ampliado a 10 centros andaluces. De esta manera, los Institutos de Educación Secundaria Fernando de Herrera de Sevilla y Salvador Rueda de Málaga se suman a los centros que ya imparten estas enseñanzas como el IES Celia Viñas de Almería, IES Padre Luis Coloma de Jerez de la Frontera (Cádiz), IES Medina Azahara de Córdoba, Instituto Diego de Guzmán y Quesada en Huelva, IES Los Cerros en Úbeda (Jaén), IES Padre Manjón de Granada, el Instituto María Zambrano en Torre del Mar (Málaga) y el IES Martínez Montañés de Sevilla.

Respecto a la digitalización del sistema educativo, el titular de Educación y Deporte ha indicado que se están poniendo a disposición de los centros docentes públicos más de 275.000 dispositivos electrónicos tanto para maestros y profesores como para cubrir las necesidades del alumnado afectado por la brecha digital.

Además, se han firmado en esta legislatura sendos convenios con Google y Microsoft que han permitido a los centros docentes públicos andaluces acceder a los servicios educativos cloud de estas dos compañías de forma gratuita y que complementan a las plataformas que la Consejería ya pone a disposición de la comunidad educativa. Estos convenios, ha indicado el consejero, “contribuyen sin lugar a dudas a mejorar los procesos de enseñanza - aprendizaje de más de 440.000 estudiantes”.

Imbroda ha hecho especial hincapié en las medidas tecnológicas puestas en marcha tras el cierre presencial de los centros docentes por la crisis del COVID- 19. “La Consejería respondió en 24 horas al reto de pasar de una educación presencial a una online reforzando su infraestructura tecnológica de manera inmediata”. De esta manera, se potenció la plataforma Moodle Centros que han utilizado 142.467 docentes y 1.064.997 alumnos y alumnas; se creó la web eAprendizaje con un total de 140.877 visitas y se incrementó a un 200% los servidores destinados a iPasen y en un 500% su ancho de banda. También se aumentó la capacidad de los servidores Bolgaverrores para contenidos digitales en un 400% y la potencia de Moodle en un 300%.

Modernizar y extender la FP

Igualmente otro de los objetivos de la Consejería es adecuar la oferta de FP a las necesidades del mercado laboral, apostando por los ciclos de alta empleabilidad. Para ello, ha asegurado Imbroda, nunca en la historia se han ofertado más plazas de FP en Andalucía, como demuestran las cifras. En dos años y medio, más de 32.000 plazas, 240 autorizaciones de enseñanzas entre ciclos formativos y cursos de especialización y un total de 186 nuevas titulaciones. Este curso se han ofertado un total de 151.231 plazas de nuevo ingreso de FP, alrededor de 16.500 plazas más que el curso anterior.

Javier Imbroda ha afirmado que la FP en Andalucía está viviendo “una auténtica transformación con pasos históricos y sin precedentes”. En este sentido ha explicado que “cuando llegamos al gobierno la tasa de personas que no lograban una plaza en la FP era del 35,15%. En el presente curso, y tras el mayor aumento de plazas en un curso en la historia de la FP en Andalucía, ese porcentaje se ha reducido al 27,17%, teniendo en cuenta además que la demanda ha crecido un 11%.

Respecto a 2018, el Gobierno andaluz ha aumentado en un 23,01% la oferta de plazas, pasando de 122.938 puestos a escolares al inicio de la legislatura a los 151.231 del curso actual. Además, el 60% de las enseñanzas que se han ofertado este curso están asociadas a las familias profesionales de sectores emergentes

Respecto a la FP Dual, son 664 proyectos de FP Dual, el doble de empresas con más de 7.200 y un total de 12.000 plazas. Además, Andalucía cuenta con 70 nuevas aulas de emprendimiento y 38 aulas de tecnología aplicada. El consejero también ha señalado centros que ponen a nuestra comunidad en la vanguardia de la especialización y la formación como la Red de Centros de FP del Olivar en Mengíbar (Jaén) o los centros de integración como el de Aeroespacial en La Rinconada (Sevilla), donde próximamente comenzarán las obras si todo se desarrolla con normalidad.

Apoyo a las familias

Durante su intervención, Javier Imbroda ha hecho una especial mención al apoyo a las familias, “uno de los pilares fundamentales para la educación de nuestros hijos”.

El consejero ha detallado medidas que recaen directamente en las familias como la puesta en marcha de un nuevo marco jurídico para la escolarización del alumnado en Andalucía con el objetivo de avanzar en el derecho a la libre elección de centro por parte de las familias.

También se ha hecho mención a que Andalucía tiene más comedores, más aulas matinales y más alumnos en actividades extraescolares, con unas bonificaciones superiores al 66% en la mayoría de los servicios. Además, se ha mejorado el servicio de comedor con más de 75 cocinas in-situ para preparar comida en el centro y más inversión, todo ello con el fin de mejorar la calidad de la comida.

Asimismo, a lo largo de la legislatura han aumentado las partidas destinadas a becas y ayudas al estudio en más de 60 millones.

Modernización de la red de infraestructura docente

Sobre las infraestructuras educativas, el consejero ha afirmado que el objetivo marcado por su departamento es dar respuesta a las necesidades de nuevos y más modernos centros docentes. “Desde que llegamos al Gobierno, la mejora de la gestión de las infraestructuras educativas ha sido fundamental. Con miles de obras pendientes y un 40% de ellas muy urgentes, en estos años se ha trabajado para identificar esas necesidades y priorizarlas con una perspectiva plurianual”, ha dicho y ha añadido que hasta ahora se han finalizado más de 1.800 actuaciones por valor de 187 millones de euros.

También ha indicado que la mayor apuesta por las infraestructuras educativas es la que comienza en este curso 2021/22 y que continuará en el curso 2022/23 con una inversión de 190 millones de euros, el mayor presupuesto desde 2010. De entre todas las actuaciones, destacan las 430 de bioclimatización que conllevan la instalación de sistemas de refrigeración activa y la instalación de renovables y fotovoltaica. “Un programa sin precedentes en Andalucía que cuenta con una inversión de 140 millones de euros”, ha afirmado Imbroda, que ha recordado que un total de 1.600 obras son gestionadas diariamente por la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE).

Info
Nodo: sv0204.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio